Convenciones de asignación de nombres en la Armada Imperial Japonesa

Las convenciones de asignación de nombres en la Armada Imperial Japonesa son básicamente distintas de las occidentales. A los buques de guerra japoneses nunca se les ha dado el nombre de una persona. Previamente a la Segunda Guerra Mundial la asignación de nombres experimentó varios cambios hasta centrarse definitivamente.

Maru

La palabra maru (丸, que significa "círculo") es habitualmente añadida a los nombres de buques japoneses. Existen varias teorías acerca de esta práctica. La más común es que los buques eran considerados como castillos flotantes, y la palabra hacía referencia a los círculos defensivos o maru que protegen el castillo. Otra explicación es que el sufijo -maru es habitualmente empleado en palabras que representan algo apreciado, y por tanto, los marineros añadían el sufijo al nombre de sus barcos. Una tercera explicación es que el término maru es usado en adivinación, y representa la perfección o totalidad, como el barco como un pequeño mundo en sí mismo.

Una última explicación es la leyenda de Hakudo Maru, un ser celestial que vino a la tierra a enseñar a los humanos a construir barcos. Se dice que la partícula maru del nombre del barco trata de invocar la protección del citado ser divino.

Los barcos privados y comerciales mantienen esta convención hasta nuestros días.

Other Languages