Controversia sobre la denominación de los elementos

Vanadio

Vanadinita

Vanadio es el elemento cuyo número atómico es 23 y que hace referencia a la diosa escandinava de la fertilidad, Freyja o Vanadis y fue originariamente descubierto en 1801 por el minerólogo español Andrés Manuel del Río en Ciudad de México, tras analizar una muestra de plomo pardo de Zimapán (hoy conocido como vanadinita) y originar formación de sales de gran variedad de colores, lo denominó como pancromio (del griego, que significa "todos los colores"). Posteriormente fue rebautizada esta sustancia con el nombre de eritronio (del griego "rojizo") ya que las sales al calentarse tornaban a un color rojizo.

El químico francés Hippolyte Victor Collet-Descotils declaró que el elemento nuevo descubierto por Del Río era una muestra impura de cromo y éste aceptó la declaración del químico tras conocer que su propio amigo Alexander Von Humboldt también lo respaldaba, a pesar de que con el paso de los años, se verificó que se trataba de un error y realmente era un elemento químico nuevo.[1]

En 1831, Sefström de Suecia, redescubrió el vanadio en una variedad de óxido que descubrió mientras trabajaba con mineral de hierro. Fue que le puso el nombre que actualmente tiene en honor a Vanadis o Freyja, cuyas características son la belleza y la fertilidad, debido a que los compuestos químicos que este elemento produce son de bellos colores.

Posteriormente, Friedrich Wöhler confirmó los trabajos anteriores realizados por Del Río.[2]

George William Featherstonhaugh, uno de los primeros geólogos norteamericanos, sugirió que a este elemento se le nombrase con el nombre de rionio en honor a su verdadero descubridor, pero esta sugerencia nunca fue tomada en cuenta.

Other Languages