Control de acceso al medio

Introducción

Uno de los problemas a resolver en un sistema de comunicaciones es cómo repartir entre varios usuarios el uso de un único canal de comunicación o medio de transmisión, para que puedan gestionarse varias comunicaciones al mismo tiempo. Sin un método de organización, aparecerían interferencias que podrían resultar molestas o directamente impedir la comunicación. Este concepto se denomina multiplexado o control de acceso al medio, según el trayecto de comunicación.

Una analogía posible para el problema del acceso múltiple sería una habitación (que representaría el canal) en la que varias personas desean hablar al mismo tiempo. Si varias personas hablan a la vez, se producirán interferencias y se hará difícil la comprensión. Para evitar o reducir el problema, podrían hablar por turnos (estrategia de división por tiempo o TDMA), hablar unos en tonos más agudos y otros más graves (división por frecuencia o FDMA), dirigir sus voces en distintas direcciones de la habitación (división espacial o SDMA) o hablar en idiomas distintos (división por código, como en CDMA); solamente las personas que conocen el código (es decir, el "idioma") pueden entenderlo.