Contrafuerte

Contrafuertes en la iglesia de San Pedro de Ostende, Bélgica
Exterior del claustro de la Catedral de San Antolín de Palencia
Contrafuerte en el muro occidental de una iglesia medieval en Brandenburgo

Un contrafuerte, palabra proveniente del Latín contrafortis[1] , también llamado estribo, es un engrosamiento puntual en el lienzo de un muro, normalmente hacia el exterior, usado para transmitir las cargas transversales a la cimentación. Los contrafuertes, que permiten al muro resistir empujes, se conocen desde tiempos antiguos y han sido profusamente usados en todo tipo de construcciones, siendo elementos característicos del arte románico y gótico.

Características

El origen de los contrafuertes se debe a la necesidad de soportar la componente horizontal de la carga que origina una bóveda o a veces una cubierta a dos aguas. Esta estructura de cubierta, además de su carga vertical (su peso por gravedad), tienden a "abrirse", y empujar transversalmente al muro que la sustenta. El peso del propio pináculo ayuda al contrafuerte a aumentar la componente vertical de la carga, lo estabiliza. Se usó mucho en la Edad Media.

La aparición del acero como elemento constructivo ha ido eliminando la necesidad de los contrafuertes, ya que es más económico "coser" la cubierta con cables o barras de acero para evitar que se abra.

Other Languages
беларуская: Контрфорс
беларуская (тарашкевіца)‎: Кантрафорс
català: Contrafort
čeština: Opěrný systém
Deutsch: Strebewerk
English: Buttress
Esperanto: Kontraŭforto
eesti: Tugipiilar
euskara: Hormabular
français: Contrefort
Gaeilge: Taca
galego: Contraforte
hrvatski: Kontrafor
Հայերեն: Կոնտրֆորս
italiano: Contrafforte
日本語: 控え壁
қазақша: Контрфорс
한국어: 버트레스
lietuvių: Kontraforsas
Nederlands: Steunbeer
occitan: Contrafòrt
português: Contraforte
română: Contrafort
русский: Контрфорс
srpskohrvatski / српскохрватски: Kontrafor
Simple English: Buttress
slovenščina: Opornik
svenska: Strävpelare
West-Vlams: Steunbeir
中文: 扶壁