Contenido dinámico

En el contexto de Internet, y concretamente referido a la World Wide Web, se denomina contenido a los textos, imágenes, videos, ficheros descargables, etc. que forman parte de las páginas web. En general, se distinguen dos tipos de contenidos: estáticos y dinámicos.

El contenido estático es aquél que permanece invariable desde el momento en que su autor lo crea. Es decir, no depende de quién lo visualice ni en que momento lo haga. Por ejemplo, un aviso legal.

El contenido dinámico es aquél que se genera automáticamente en el momento que alguien solicita su visualización, por tanto, puede cambiar dependiendo de quién lo solicite o en que momento lo haga. Por ejemplo, una sección de noticias.

Discrepancias

A pesar de esta definición, no existe una frontera clara entre lo que es contenido estático y dinámico. Debido a la evolución actual de la web se podría decir que prácticamente todo el contenido es dinámico por la manera en que se crea. La proliferación de herramientas de publicación y de autoría de contenidos tales como los blogs convierten en dinámicos contenidos aparentemente estáticos.

Other Languages