Constitución soviética de 1918

Portada de la Constitución de la RSFSR de 1918.

La primera Constitución soviética, que gobernó la República Socialista Federativa Soviética de Rusia (RSFSR), describía al régimen que asumió el poder en la Revolución de octubre de 1917. Fue aprobada el 10 de julio de 1918, en el Quinto Congreso Panruso de los Sóviets.[1]

Esta Constitución reconocía informalmente a los trabajadores como los gobernantes de Rusia de acuerdo con el principio de la dictadura del proletariado. También afirmaba que los trabajadores formaban una alianza política con los campesinos, garantizando asimismo la igualdad de derechos entre trabajadores y campesinos. La subordinación práctica de los campesinos frente a los trabajadores urbanos, sin embargo, quedó fijada por la elección de diputados: mientras que los consejos urbanos enviarían un delegado por cada 25 000 electores, los rurales los harían por cada 125 000.[1]

El poder supremo residía en el Congreso Panruso de los Sóviets, constituido por los representantes de los sóviets (consejos) locales del conjunto de Rusia.[1]

El congreso reconocía al Consejo de Comisarios del Pueblo (Sovnarkom, Sovet naródnyj kommissárov) como el poder ejecutivo o Gobierno y definía sus responsabilidades como la «administración general de los asuntos de Estado» (el Sovnarkom ya había ejercido la autoridad gubernamental desde noviembre de 1917 hasta la adopción de la Constitución de 1918).

Other Languages