Constitución española de 1931

Constitución española de 1931
Cubierta constitucion1931.jpg
Portada de la Constitución Española de 1931.
Tipo de texto Constitución
Función Constitución nacional para reemplazar a la anterior de 1876
Promulgación 9 de diciembre de 1931
Derogación 1 de abril de 1939
Signatarios Niceto Alcalá-Zamora
[ editar datos en Wikidata]

La Constitución española de 1931 fue aprobada el 9 de diciembre de 1931 por las Cortes Constituyentes tras las elecciones generales españolas de 1931 que siguieron a la proclamación de la Segunda República y estuvo vigente hasta el final de la guerra civil en 1939. En el exilio republicano se continuó reconociendo su vigencia hasta 1977, hasta que en el proceso político de la Transición permitió la redacción de una nueva Carta Magna democrática. La constitución se organizaba en 10 títulos, con 125 artículos en total, y dos disposiciones transitorias.

Las elecciones a Cortes Constituyentes de 28 de junio de 1931

Aunque en principio estaban previstas para el otoño, el Gobierno Provisional convocó las elecciones a Cortes Constituyentes el 3 de junio, celebrándose el 28 de junio. Las Cortes electas estarían compuestas de una sola Cámara, que abriría sus sesiones el 14 de julio (aniversario de la toma de la Bastilla que inició la Revolución Francesa), elegidas por sufragio universal exclusivamente masculino. Un mes antes se había modificado la ley electoral de 1907, para permitir que las mujeres y los sacerdotes pudieran presentarse como candidatos y rebajar la edad mínima para votar de 25 a 23 años, sustituir los pequeños distritos uninominales, un sistema que dejaba "ancho cauce a la coacción caciquil" por las circunscripciones provinciales, dentro de las cuales las ciudades de más 100.000 habitantes (Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao, Sevilla, Zaragoza, Málaga, Córdoba, Granada y Murcia) constituirían circunscripciones propias. Además, se derogó el polémico artículo 29, que proclamaba elegidos a los candidatos de los distritos en los que sólo se hubiera presentado una candidatura, una artimaña profusamente utilizada en el fraude electoral institucionalizado de la Restauración.[1]

En cuanto a los resultados de las elecciones a Cortes Constituyentes no existe unanimidad acerca de la afiliación política de todos los parlamentarios. Además, los grupos parlamentarios fueron muy móviles. De acuerdo con estas salvedades, los resultados pueden desglosarse de la siguiente manera:[2]

Elecciones generales españolas, 28 de junio de 1931

Partido Escaños % Esc. Dif.
Partido Socialista Obrero Español (PSOE) 115 24,5 -
Partido Republicano Radical (PRR) 90 19,1 -
Partido Republicano Radical Socialista (PRRS) 61 13,0 -
Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) 29 6,2 -
Acción Republicana (AR) 26 5,5 -
Derecha Liberal Republicana (DLR) 25 5,3 -
Partido Republicano Democrático Federal (PRDF) 16 3,4 -
Partido Agrario Español (PAE) 15 3,2 -
Federación Republicana Gallega (FRG) 15 3,2 -
Agrupación al Servicio de la República (ASR) 13 2,8 -
Partido Nacionalista Vasco (PNV) 7 1,5 -
Acción Nacional (AN) 5 1,1 -
Partido Galeguista (PG) 5 1,1 -
Unió Socialista de Catalunya (USC) 4 0,9 -
Comunión Tradicionalista (CT) 4 0,9 -
Partido Republicano Liberal Demócrata (PRLD) 4 0,9 -
Lliga Regionalista 2 0,4 -
Partit Catalanista Republicà (PCR) 2 0,4 -
Partido Republicano de Centro 2 0,4 -
Partido Radical Socialista Revolucionario (PRSR) 2 0,4 -
Extrema Izquierda Republicana Federal (EIRF) 2 0,4 -
Partido Agrario Republicano Autonomista (PARA) 1 0,2 -
Independientes de derechas 9 1,8 -
Republicanos de centro independientes 8 1,7 -
Independientes de izquierdas 8 1,7 -
TOTAL 470 100,00 -

Así pues, el resultado de las elecciones constituyentes fue una aplastante victoria de los partidos que integraban el Gobierno Provisional, que coparon cerca del 90% de los escaños. Los que obtuvieron mayor número de diputados fueron el Partido Socialista Obrero Español, que con sus 116 diputados (o 115, según otros cómputos) se convirtió en la minoría mayoritaria de las nuevas Cortes, y el Partido Republicano Radical de Alejandro Lerroux que obtuvo 89 (o 90) seguidos del Partido Republicano Radical Socialista de Alvaro de Albornoz y Marcelino Domingo con 55 (o 61), Acción Republicana de Manuel Azaña con 30 (si añadimos posteriores incorporaciones), la Derecha Liberal Republicana del presidente Niceto Alcalá-Zamora y Miguel Maura 22 (o 25), y la Esquerra Republicana de Cataluña y otros partidos nacionalistas catalanes coaligados, representados en el Gobierno Provisional por Luis Nicolau d'Olwer, con 36 diputados, y la Federación Republicana Gallega de Santiago Casares Quiroga con 13 (o 15). La mayoría de estos partidos, especialmente los de izquierda, defendían que la nueva Constitución no tenía que ser únicamente la norma suprema del Estado, sino un instrumento de "transformación de España en todos sus aspectos e instituciones jurídicas, políticas y sociales".[3]

La derecha monárquica y católica sólo consiguió unos 50 diputados, repartidos entre los 15 del Partido Agrario de José Martínez de Velasco y los 5 de Acción Nacional de José María Gil Robles, que formarían la Minoría Agraria, y los diputados de la coalición católico-fuerista, integrada por la carlista Comunión Tradicionalista, los nacionalistas vascos del PNV y católicos independientes, que había triunfado en el País Vasco-navarro, y que constituirían la Minoría vasco-navarra con 15 diputados, además de otros diputados monárquicos y regionalistas de derechas.[4]

Other Languages