Constitución Provisoria para el Estado de Chile de 1818

La Constitución Provisoria para el Estado de Chile de 1818 fue el texto constitucional promulgado el 23 de octubre de ese año por Bernardo O’Higgins,[1] previo a un plebiscito en que se consultó la voluntad nacional entre Copiapó y Cauquenes.

La carta constitucional reglamentaba en su título los derechos y deberes del hombre en sociedad, la libertad, igualdad y derecho de propiedad, consagraba los principios sociales avanzados para la época desde el punto de vista político. Se consagra expresamente el principio de la soberanía nacional y del régimen representativo.

Características

Las principales características de esta constitución son:

  • El Poder Ejecutivo residía en el Director Supremo con múltiples poderes:
    • «dirigir la armada y el ejército»;
    • «nombrar funcionarios públicos»;
    • «manejar las arcas fiscales y las relaciones exteriores y dar cuenta al Senado de sus actos.»
  • El Poder Legislativo residía en un Senado de 5 miembros y sus suplentes (nombrados todos por el Director Supremo) que debían fiscalizar al Ejecutivo.

Los poderes de O'Higgins como Director Supremo, similares a los de un dictador, provocaron molestia en sus opositores, por lo que se formó una asamblea constituyente (1822) donde se reformó este texto constitucional y se creó uno nuevo.

Other Languages