Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos de 1824

Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos
Portada Original de la Constitucion de 1824.png
Portada original de Constitución de 1824
Función Constitución nacional para reemplazar el Acta Constitutiva de la Federación Mexicana
Creación 31 de enero de 1824
Ratificación 4 de octubre de 1824
Autor(es) Congreso General Constituyente
Signatarios Congreso General Constituyente
Ubicación Archivo General de la Nación en el Palacio de Lecumberri.
[ editar datos en Wikidata]

La Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos de 1824 entró en vigor el 4 de octubre de ese año, después del derrocamiento del Primer Imperio Mexicano de Agustín de Iturbide. En la nueva Constitución, la república tomaba el nombre de Estados Unidos Mexicanos, y era definida como una república federal representativa, con el catolicismo como la única religión oficial.

Antecedentes

Constituciones de Cádiz

Los acontecimientos ocurridos en España al iniciar el siglo XIX, tales como la ocupación francesa, derivó en la reunión de una junta de los representantes políticos de las provincias españolas, entre ellas la Nueva España. La intención de la junta era organizar las actividades políticas con la finalidad de mantener la unidad de los territorios. Debido a diferentes conflictos internos la junta se disolvió, no obstante, proveyó de un nuevo grupo, las Cortes Constituyentes, quienes en 1812 proclamaron la Constitución Política de la Monarquía Española, mejor conocida como la Constitución de Cádiz. Esta constitución fue derogada por el rey Fernando VII, por lo que no tuvo aplicación en los territorios hispánicos. Sin embargo, su contenido legal influyó en las constituciones y planes que se redactaron en México en los años posteriores.[1]

Primeros movimientos independentistas

Miguel Hidalgo y Costilla, si bien no logró redactar una constitución, sí realizó varios manifiestos y bandos en los que expresaba sus ideas políticas, de libertad, del gobierno y de la sociedad. Estos escritos fueron antecedentes para la organización de nuevas formas de organización después de la independencia, tales como el proyecto de constitución de Ignacio López Rayón.

Conforme avanzaba el movimiento independentista, fue necesario crear un congreso para unificar a los revolucionarios y crear una legislación, el cual se llevó a cabo en septiembre de 1813, en Oaxaca. En él, José María Morelos dio a conocer los " Sentimientos de la Nación", escrito en el que declaraba a América independiente España, y que divide al gobierno en tres poderes: el ejecutivo, el legislativo y el judicial.[1]

Constitución de Apatzingán

Morelos convocó a un congreso en Apatzingán, con la finalidad de elaborar un proyecto de constitución. El "Decreto Constitucional para la Libertad de la América Mexicana", mejor conocido como la Constitución de Apatzingán, fue redactada en 1814 por Andrés Quintana Roo, Carlos María de Bustamante y José Manuel Herrera, entre otros políticos, abogados, periodistas y teólogos. Sin embargo, la constitución no tuvo vigencia, ya que hacia finales del 1815 comenzaba a reestablecerse la administración virreinal.[1]