Constantina (Sevilla)

Constantina
Municipio de España
Escudo de Constantina (Sevilla).svg

Constantina ubicada en España
Constantina
Constantina
Ubicación de Constantina en España.
Constantina ubicada en Provincia de Sevilla
Constantina
Constantina
Ubicación de Constantina en la provincia de Sevilla.
País Flag of Spain.svg  España
•  Com. autónoma Flag of Andalucía.svg  Andalucía
•  Provincia Flag of Diputacion de Sevilla Spain.svg  Sevilla
Ubicación 37°52′39″N 5°37′19″O / 37.87757, 37°52′39″N 5°37′19″O / -5.62185
•  Altitud 555 msnm
•  Distancia 87 km a Sevilla
Superficie 481,31 km²
Población 6190 hab. (2015)
•  Densidad 13,01 hab./km²
Gentilicio Constantinense
Código postal 41450
Alcalde ( 2007) Mario Martínez Pérez ( PSOE)
Patrón Santos Ángeles Custodios
Patrona Virgen del Robledo
Sitio web www.constantina.org
[ editar datos en Wikidata]
Término municipal de Constantina respecto a la provincia de Sevilla.

Constantina es un municipio español de la provincia de Sevilla, Andalucía. Está localizado en la Sierra Norte, pertenece al partido judicial de Cazalla de la Sierra y forma parte del Parque Natural de la Sierra Norte de Sevilla. En el año 2008 contaba con 6.612 habitantes. Su extensión superficial es de 483 km² y tiene una densidad de 13,74 hab/km². Sus coordenadas geográficas son 37º 52' N, 5º 37' O. Se encuentra situada a una altitud de 555 metros y a 87 kilómetros de la capital de provincia, Sevilla.

Historia

Edad Antigua

Los vestigios arqueológicos más remotos hallados en cuevas cercanas al límite de la actual población de Constantina son muestras de ocupación de época calcolítica. El asentamiento de época céltica fue llamado Laconimurgi por Plineo, topónimo que es renovado durante los años de la colonización romana por el de Constancia Iulia, cuyos restos arqueológicos se encuentran en el llamado Cerro del Almendro, resultando pues, un enclave cuya importancia radicaba básicamente en su situación estratégica tanto en relación con el trazado de las vías que comunicaban el Valle del Guadalquivir y Lusitania como para el aprovechamiento de los recursos naturales relacionados con la minería del cobre y la plata.

Edad Media

En época islámica la ciudad comienza a configurar su fisonomía como núcleo de población compacto. El primer desarrollo urbano se crea en el aún existente Barrio de la Morería, ubicado como arrabal en la ladera meridional del cerro del castillo. Este recinto principal contó en sus proximidades con otros enclaves fortificados como el existente en el llamado Cerro del Almendro, el baluarte de la Ermita de Yedra, el castillo de la Armada y algunas torres almenaras creadas para reforzar el control territorial de este paso natural de comunicación.

La Constantina musulmana fue entregada en 1247 al rey Fernando III de Castilla, quien la agrega al término de Córdoba. En 1258 se anexiona al reino de Sevilla por privilegio de Alfonso X, haciendo donación de la villa y el castillo al prelado hispalense.

Edad Moderna

Posteriormente, pasa a ser regida por el Concejo de Sevilla debido a su importancia estratégica en la Banda Gallega para la defensa del reino cristiano, llegando a ser villa de realengo donada por la Casa de Medina-Sidonia a los Reyes Católicos en 1478. Durante estos años se desarrolló un paulatino ascenso de la población que produjo el avance de los límites del caserío. Esta expansión se desarrolla hacia las zonas central y septentrional, generando dos collaciones nuevas, la de San Jorge y la de Santiago que, junto a la de Santa Constanza, estarían ubicadas en la ladera del promontorio que baja al río.

En 1594 formaba parte del reino de Sevilla en la Sierra de Constantina y contaba con 1047 vecinos pecheros.[1]

Paralelamente a este proceso de expansión, se gesta un nuevo núcleo en la orilla opuesta del llamado Río de la Villa, en el que se funda la parroquia de la Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción, propiciando un desarrollo bipolarizado del suelo urbano que deja las inmediaciones del cauce sin ocupar, quedando colmatadas paulatinamente durante el siglo XVI por el nuevo caserío y edificios representativos, acomodando el trazado de las calles a las líneas de nivel y al camino de la antigua vía romana. Al oeste, en este ámbito central se crea una nueva colación, unificando las tres antiguas colindantes, que estaría presidida por la Iglesia de Santa María de la Encarnación. También se levantan el edificio del Concejo y las Carnicerías, así como el convento de Santa Clara, la Ermita de Santa Ana y el Hospital de la Caridad. La colmatación de este espacio central se realiza durante los siglos XVII y XVIII. En este proceso de urbanización fue configurándose un plano parcelario que comprende divisiones muy alargadas como consecuencia de la alineación de las casas a las márgenes del río. La paulatina construcción de puentes sobre el río, devino en una sistemática tendencia a la canalización de su curso, concluyendo en el encauzamiento subterráneo de toda su trayectoria en el interior del casco urbano.

Las características orográficas del terreno sobre el que se asienta la localidad generan un trazado del viario condicionado por las líneas de nivel, configurando calles de largo recorrido dispuestas con orientación norte-sur, paralelas al curso del río, en las que la diferencia de cota existente entre ambas líneas de fachada obliga en la mayoría de su trayectoria a la existencia de andenes que salven los distintos niveles. Estas vías longitudinales están cruzadas por otras perpendiculares que se adaptan a la ladera mediante rampas y escaleras, generando unas manzanas irregulares ocupadas por viviendas de carácter unifamiliar de tipología doméstica, de planta muy irregular con patio trasero, planta baja y alta o soberado y cubierta de teja.

Edad Contemporánea

Durante la primera mitad del siglo XIX y parte del siglo XX Constantina destacó por su entramado industrial, destacándose varias fábricas de hielo, destilerías, fábricas de corcho, almazaras de aceite, etc. Con el proceso generalizado de desindustrialización que tuvo lugar en Andalucía la industria decayó provocando un éxodo poblacional. En la actualidad aún persite una fábrica de anisados, especializada en la producción de la crema de guinda.

Durante la Guerra Civil se produjó en Constantina una de las mayores carnicerías de toda España, el pueblo fue "diezmado" literalmente. Tras caer bajo el control de las milicias del Frente Popular al inicio de la sublevación se produjeron 92 asesinatos, muchos de ellos acompañados de torturas y vejámenes públicos.[3]

Other Languages