Conspiración de la pólvora

Grabado contemporáneo titulado
The Gunpowder Plot Conspirators, grabado de Crispijn van de Passe ( 1605). National Portrait Gallery.[1]

La Conspiración de la pólvora (en inglés: Gunpowder Plot) fue un complot fallido ( 1604- 1605) organizado por un grupo de provinciales católicos ingleses ( Robert Catesby, Guy Fawkes) para matar al rey Jacobo I, a su familia y a la mayor parte de la aristocracia protestante volando las Casas del Parlamento durante la Apertura de Estado ( 5 de noviembre de 1605). Los conspiradores habían planeado secuestrar a los infantes reales, no presentes en el Parlamento, e incitar una rebelión en las Midlands.

Esta medida pretendía ser la señal para un gran levantamiento de los católicos ingleses, descontentos por las severas medidas penales adoptadas contra ellos, que finalizaría con la instalación de un rey obediente al Papa en el trono inglés. Realizados los preparativos, el Gobierno descubrió la conjura, que acabó con la ejecución de la mayor parte de los conspiradores y sirvió de pretexto para un endurecimiento de las medidas anticatólicas. El complot de la pólvora fue uno de una serie de tentativas de asesinato fracasadas contra Jacobo I, que siguieron al Complot Principal y al Complot ¡Adiós! de 1603. Muchos[ ¿quién?] creen que la conspiración de la pólvora fue parte integral de la llamada Contrarreforma católica.

El 5 de noviembre de cada año, se celebra en el Reino Unido, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Terranova, Canadá, San Cristóbal y Nieves, algunas partes de Estados Unidos y antiguamente en Australia el fracaso del complot. Allí se conoce como la Noche de Guy Fawkes, la Noche de la Hoguera y la Noche de los Fuegos Artificiales. El descubrimiento a tiempo de la conspiración (5 de noviembre de 1605) impidió el derrocamiento de la dinastía protestante de los Estuardo, personificada en Jacobo I de Inglaterra y VI de Escocia, y la entronización de un monarca católico, previsiblemente su hijo el príncipe Carlos, debidamente instruido en los dogmas católicos.

Antecedentes

La difunta Isabel I había mostrado una especial ojeriza contra los católicos leales al Papa, a quienes prohibió ir a misa y obligó a asistir a los oficios de la Iglesia de Inglaterra. Isabel, excomulgada por el Papa en 1570, se había encargado de ejecutar en 1587 —un año antes de la desventura de la Gran Armada— a la reina de Escocia, María I Estuardo [no confundir con María I Tudor, alias Bloody Mary («María la sanguinaria»), hermanastra mayor de Isabel I y antecesora de ésta en el trono de Inglaterra] para alejar la posibilidad de un golpe de Estado de los seguidores de la Iglesia de Roma. Cuando le sucedió Jacobo I, casado con la reina católica Ana de Dinamarca, se pensó que se suavizarían las leyes anticatólicas, pero ocurrió todo lo contrario, se endurecieron. No obstante, la aplicación de tales normas se hizo más laxa.

Other Languages
azərbaycanca: Barıt sui-qəsdi
български: Барутен заговор
Esperanto: Pulva konspiro
hrvatski: Izdaja prahom
Bahasa Indonesia: Plot Bubuk Mesiu
Nederlands: Buskruitverraad
norsk nynorsk: Krutsamansverjinga
norsk bokmål: Kruttsammensvergelsen
Simple English: Gunpowder Plot
slovenščina: Smodniška zarota
српски / srpski: Барутна завера
Türkçe: Barut Komplosu
українська: Порохова змова
Tiếng Việt: Âm mưu thuốc súng
West-Vlams: Buskruutkomplot
中文: 火药阴谋