Conspiración de Gual y España

Bandera de Gual y España.

La conspiración de Gual y España es el nombre con que se conoce en la historia de Venezuela al primer movimiento independentista que buscaba liberar a Venezuela del colonialismo del Imperio Español, iniciado en La Guaira, antigua Capitanía General de Venezuela, descubierta el 13 de julio de 1797 y que finalizó el 8 de mayo de 1799.[1]

Manuel Gual era Capitán de infantería y hombre de refinada cultura, hijo del Coronel español Mateo Gual. José María España desempeñaba el cargo de teniente de justicia en Macuto, Venezuela. Gual y España suscrubieron unas Ordenanzas que incluían los principales objetivos de la revolución, a continuación el texto casi íntegro: la emancipación política de España, la implantación de un sistema republicano, la abolición de la esclavitud y el establecimiento de la libertad de comercio.[1]

Haced os pintura de la situación de los habitantes del Norte de esta América. Son ricos e independientes; codician su alianza las potencias de Europa. Haced comparación de vuestra población con la de aquella nueva República, y sacaréis que la naturaleza se complace en poblar los campos de la libertad, cuando le es doloroso y contra su institución el incremento de esclavos. Los desiertos, la soledad y el silencio son las consecuencias de la Tiranía en todo el Universo

Fragmento del manifiesto de los habitantes libres de la américa española.[2]

El traslado de los conspiradores de San Blas

En la conspiración de Gual y España desempeñaron un importante papel varios revolucionarios españoles que encabezados por el educador y escritor Juan Bautista Picornell, iban a la cárcel de San Carlos en La Guaira a cumplir la pena de cárcel perpetua, por haber organizado lo que se ha dado a llamar la Conspiración de San Blas en Madrid en 1795, que tenía como propósito derrocar al régimen monárquico e instaurar una República al estilo de la francesa. Este movimiento en el que también estaban implicados el profesor de matemáticas Sebastián Andrés y el de humanidades José Lax, así como el miembro del Real Colegio de Pajes, Manuel Cortés de Campomanes. Pero los mismos fueron delatados antes de lograr su objetivo siendo apresados, juzgados y condenados a muerte, pena que les fue conmutada por la del encierro en presidios de América, gracias a la intervención del embajador de Francia.

En diciembre de 1796 y a comienzos de 1797, los 4 conspiradores europeos fueron llegando al puerto de La Guaira, donde se les encerró en las bóvedas. Al poco tiempo Picornell y sus compañeros entraron en contacto con Gual y España, reforzando sus ideas revolucionarias. El movimiento que tuvo su foco en La Guaira desde donde se extendió rápidamente a Caracas; contó con un conjunto de documentos teóricos e instrucciones de carácter organizativo práctico

Other Languages