Conservadurismo social

El conservadurismo social o socialconservadurismo es esa parte del pensamiento conservador que se refiere a la ideología o una creencia personal, que sugiere que el individuo es un ente eminentemente social y que, como tal, no puede ser concebido sino en relación a una comunidad, especialmente a los aspectos morales y estructurales de ésta.

Generalmente esa moralidad es concebida, desde este punto de vista, como anterior a la sociedad misma -en el sentido que la moralidad constituye las bases de toda agrupación humana estable- y establecida ya sea por el desarrollo histórico de un pueblo o nación, por la religión o una mezcla entre ambas (en el sentido que toda percepción y vivencia religiosas se han originado históricamente en ciertos lugares y fechas).

Ideas sociales conservadoras

Dignidad de la vida

El conservadurismo social suele oponerse al aborto, a la eutanasia y la manipulación de células madre. Este conservadurismo tiene a su vez interés por que se mantengan las libertades individuales de la democracia representativa, en especial donde estos valores han sido parte de la tradición y la cultura.

Aunque existen valores en común a su vez existen diferencias entre los partidos social conservadores en especial en temas como la defensa o el rechazo al aborto históricamente, el conservadurismo ha estado en contra de destruir todo tipo de vida humana.

Opiniones acerca del matrimonio y la familia

Este tipo de conservadurismo suele oponerse a la aplicación y legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo así como al derecho de éstos a la adopción por ser contrario a la estructura del matrimonio tradicional y a la familia como núcleo unitario de la sociedad. No obstante, existen grupos de conservadores LGBT que se consideran socialconservadores en lo valórico, marcando distancia de los prejucios en torno al denominado «estilo de vida gay».

También el conservadurismo social apoya la difusión de los valores familiares tradicionales, así como el concepto de moralidad pública respaldando acciones como la prohibición de la venta de drogas y el rechazo institucional a cualquier elemento obsceno o indecente como degradante, con el propósito de mantener el orden público acorde a la moralidad y las "buenas costumbres".

Other Languages