Conquista del Chaco argentino

La República Argentina a finales del siglo XIX y principios del siglo XX llevó adelante la ocupación militar efectiva del Chaco Central y Austral, hasta entonces en poder de los indígenas. La primera expedición militar se realizó en 1870 al finalizar la Guerra de la Triple Alianza y en 1917 se concluyó con la conquista del territorio.

La región entre los ríos Pilcomayo, Paraguay, Paraná y Salado, se hallaba habitada a finales del siglo XIX por los pueblos indígenas:

Expediciones militares, creación del Territorio Nacional del Gran Chaco y exploraciones de reconocimiento

El 16 de abril de 1870 el teniente coronel Napoleón Uriburu salió de Jujuy con 250 hombres montados en mula, pertenecientes a un regimiento que había formado con reclutas de Salta y Jujuy y destinado a la frontera de San Ramón de la Nueva Orán. Pasó por La Cangayé, la antigua reducción de Nuestra Señora de los Dolores que había sido fundada en 1781 y abandonada en 1793 cerca de la unión de los ríos Teuco y Bermejo, continuó costeando el Bermejo y luego se internó en el Chaco hasta alcanzar el río Paraná frente a Corrientes luego de 1.250 km recorridos en 56 días. Sometió a once caciques y miles de indígenas que fueron destinados a la zafra de caña de azúcar y reconoció un camino hacia Corrientes. Durante esta campaña, un destacamento expulsó a un escuadrón boliviano que incursionaba en territorio argentino.

El 26 de febrero de 1871 partió de Buenos Aires el barco Sol Argentino que realizó la exploración del río Bermejo hasta la provincia de Salta y regresó luego a Buenos Aires en febrero de 1872. Durante este viaje se produjeron numerosos enfrentamientos con indígenas.

El presidente Domingo Faustino Sarmiento creó el Territorio Nacional del Gran Chaco con capital en Villa Occidental (hoy en Paraguay) el 31 de enero de 1872, siendo su primer gobernador Julio de Vedia.

En 1872 Uriburu viajó por el Chaco para auxiliar al vapor Leguizamón que se hallaba varado en el Bermejo.

En 1875 Napoleón Uriburu, ya como gobernador del Chaco, atacó las tolderías de los caciques Noiroidife y Silketroique, derrotándolos.

Ese año fue asesinado por los qom o tobas el capitán estadounidense Santiago Bigney y seis tripulantes de la chata Río de las Piedras cuando navegaba por el Bermejo e intentaba comerciar con ellos. Para recuperar la embarcación y otra que la había auxiliado, el 25 de diciembre de 1876 el capitán de Marina Federico Spurr ingresó en el Bermejo con el Viamonte, combatiendo en varias acciones contra los tobas, a los que derrotó en Cabeza del Toba. Las dos embarcaciones habían sido hundidas por los indios y fueron recuperadas por Spurr con parte de la carga, arribando a Corrientes el 17 de enero de 1877.

El 23 de julio de 1875 el comandante Luis Jorge Fontana inició un reconocimiento de la entrada del río Pilcomayo, navegando 70 km por el río.

El 19 de abril de 1878 Uriburu realizó una nueva expedición punitiva.

El 29 de agosto de 1879 el coronel Manuel Obligado partió de Reconquista con 150 hombres para reconocer un camino y regresó el 12 de octubre, luego de recorrer 750 km, sin combatir con los indígenas.

El 4 de mayo de 1880 por orden del presidente Nicolás Avellaneda el mayor Luis Jorge Fontana partió de Resistencia con 7 oficiales, 30 soldados, 8 indígenas y 2 civiles con el objetivo de reconocer un camino que uniera Corrientes con Salta. Luego de 104 días llegó a Colonia Rivadavia en Salta tras recorrer 520 km bordeando el Bermejo y dejando abierta una picada. Derrotó a un grupo de tobas que lo superaban en número en un combate en el que perdió un brazo. Texto del telegrama enviado a Avellaneda:

Estoy en Rivadavia. Queda el Chaco reconocido. He perdido el brazo izquierdo en un combate con los indios, pero me queda el otro para firmar el plano del Chaco que he completado en esta excursión.[1]

El 20 de mayo de 1881 el coronel Juan Solá y Chavarría partió desde el fuerte de Dragones con 9 oficiales, 50 hombres de tropa y 3 voluntarios, con el objetivo de reconocer el interior de la zona entre el Pilcomayo y el Bermejo hasta el puerto de Formosa. Desde el Fortín Belgrano costeó el Bermejo y ante su demora en llegar a destino, el gobernador del Chaco, coronel Bosch, envió 100 soldados en su búsqueda. El 3 de septiembre de Solá alcanzó Herradura y desde allí viajó por barco hasta Formosa.

El 19 de abril de 1882 los tobas asesinaron al médico francés Jules Crevaux y once de sus compañeros cerca de La Horqueta, al norte del paralelo 22° S, en el Pilcomayo.

A mediados de 1882 Fontana, con el vapor Avellaneda y la lancha Laura Leona, exploró el Pilcomayo en busca de los restos de Crevaux, regresando el 18 de septiembre sin lograr hallarlos. Para castigar a los tobas y chiriguanos por el asesinato de Crevaux, partió desde Dragones el teniente coronel Rudecindo Ibazeta el 11 de junio de 1883 dejaba Dragones con 135 hombres. El 10 de agosto fueron atacados en el Pilcomayo por 650 indígenas en parte montados, finalizando con la muerte de 60 de ellos. Regresaron el 10 de septiembre tras haber escarmentado a los indígenas.

El explorador francés Arturo Thouar realizó cuatro expediciones en la zona del Pilcomayo en 1883, 1885, 1886 y 1892.