Congreso Nacional del Ecuador

H. Congreso Nacional del Ecuador
Coat of arms of Ecuador.svg
Datos generales
ÁmbitoBandera de Ecuador República del Ecuador
Creación10 de agosto de 1984
Término30 de noviembre de 2007
TipoUnicameral
Liderazgo
Primer PresidenteRaul Baca Carbo (ID)
Último PresidenteJorge Cevallos Macías (PRIAN)
Composición
Miembros71 Dip. (1984-1990)
72 Dip. (1990-1992)
77 Dip. (1992-1998)
121 Dip. (1998-2003)
100 Dip. (2003-2007)
Última elección15 de octubre de 2006
Sede(s)
Palacio Legislativo, Quito
Cámara de Representantes H. Congreso Nacional del Ecuador Asamblea Nacional

El Honorable Congreso Nacional de la República del Ecuador fue el organismo legislativo unicameral de la República del Ecuador. En sus últimos días, compuesto de 100 diputados que representaban a las 22 provincias del país y eran elegidos cada 4 años.

Inicia sus funciones en 1984, cuando mediante enmienda la entonces Cámara de Representantes es cambiada por este organismo. Dominada inicialmente por la Izquierda Democrática, como primera fuerza política, y luego por el Partido Social Cristiano; durante sus sesiones sucedieron enfrentamientos violentos entre las distintas bancadas a la vez llegó a participar en la caída de Abdalá Bucaram y Lucio Gutiérrez.

Fue cesado en sus funciones por la Asamblea Constituyente de 2007, la cual asumió plenos poderes y estuvo a cargo de la Función Legislativa en el país mientras elaboraba la nueva constitución.[1]​ La actual Constitución del Ecuador demanda que la función legislativa sea ejercida por un nuevo organismo llamado Asamblea Nacional de Ecuador.

Historia

Antecedentes

Desde la fundación del Estado Independiente Ecuatoriano en 1830, el organismo legislativo del país había tenido el nombre de Congreso Nacional, siendo primero unicameral y luego bicameral. El organismo sería disuelto finalmente tras la dictadura y posterior caída de José María Velasco Ibarra y la instauración de Guillermo Rodríguez Lara como dictador.

En 1977, el Consejo Supremo de Gobierno constituye la Comisión de Reestructuración Jurídica del Estado, presidida por Carlos Cueva Tamariz, que crearía la Constitución de 1979 que acabaría con el modelo bicameral dejaría a la Cámara de Representantes como el único órgano legislativo del país. Con la llegada de Jaime Roldós Aguilera al poder, esta inicia sesiones. El organismo finalmente decide mediante una enmienda renombrar como Congreso Nacional algo que se hace efectivo con la llegada de León Febres-Cordero.

Disputa con el Régimen de León Febres Cordero

Raúl Baca Carbo, presidente del Congreso entre 1984 y 1985

El 10 de agosto de 1984, León Febres Cordero asumió la presidencia del país, pero su rival político Rodrigo Borja Cevallos y su partido, Izquierda Democrática, habían obtenido la mayoría simple del Congreso mientras los socialcristianos llegaban a 9 escaños. La ID junto con Democracia Popular (DP), el Partido Demócrata (PD), el Frente Amplio de Izquierda (FADI), el Movimiento Popular Democrático (MPD), el Partido Socialista (PSE) y el Partido Roldosista (PRE) forman el Bloque Parlamentario Progresista contra el régimen de derecha de Febres-Cordero y ponen como presidente del legislativo al socialdemócrata Raúl Baca Carbo.[4]

Tras las elecciones legislativas de 1986, la bancada oficialista aumentaria en fuerza pero igualmente sus rivales mantendrían la influencia legislativa, aunque anteriormente los socialcristianos junto con el Frente Radical Alfarista (FRA) y la Concentración de Fuerzas Populares (CFP) lograron formar una alianza para conformar el Tribunal Supremo Electoral, algo que también habría permitido a Averroes Bucaram tomar la presidencia del parlamento.[2]

El Gobierno de Izquierda Democrática y el Fin de su Mayoría

Izquierda Democrática tiene la mayoría legislativa desde 1984 hasta 1990

En 1988, la ID obtenía la presidencia del país con Rodrigo Borja Cevallos mientras en el legislativo era la primera fuerza. Forma una alianza con Democracia Popular (DP), Partido Liberal Radical (PLRE) y el Frente Amplio de Izquierda (FADI) para elegir al democristiano Wilfrido Lucero como presidente del Congreso a la vez que escogen a los organismos de control y al Tribunal Supremo Electoral.[3]

El Gobierno en Minoría de Duran-Ballen

Humberto Guillem fue el último diputado del Partido Unidad Republicana electo en 1994

Sixto Durán-Ballén y el Partido Unidad Republicana (PUR) asumiría el poder en 1992 con una bancada de 12 diputados, siendo la tercera fuerza política del Congreso. Estos mientras los socialcristianos y roldosistas tenían una mayor fuerza, siendo estos los principales opositores, aunque con el Partido Social Cristiano mantuvieron cierta alianza.[3]​ A pesar que los socialcristianos fuesen la primera fuerza parlamentaria, la presidencia del Congreso quedó fuera de sus manos de este partido por los votos de Democracia Popular (DP), el Partido Roldosista (PRE), el Partido Unidad Republicana (PUR), Izquierda Democrática (ID), el Movimiento Popular Democrático (MPD), entre otros partidos que impidieron que Heinz Moeller tome el cargo y lo asuma Carlos Vallejo.

A pesar de haber logrado poner al presidente del Congreso la situación no fue fácil para Durán-Ballén llegando a ser enjuiciado su vicepresidente Alberto Dahik, quien a pesar de esta vez haber ganado el juicio político, tuvo que dejar el cargo porque la Corte Suprema de Justicia emitió una orden de prisión en su contra.[4]​ Para esa etapa la situación parlamentaria del PUR había empeorado con solo 2 diputados siendo el único elegido en las elecciones de 1994 por este partido el diputado Humberto Guillem.

La Destitución de Bucaram y la Inestabilidad Política

León Febres-Cordero, líder del Partido Social Cristiano el cual llegó a ser primera fuerza política de 1990 a 1998, y entre el 2003 y 2007.

El Partido Roldosista (PRE) asume el poder ejecutivo del país a la vez que es la segunda fuerza del Congreso. El PRE se alía al Frente Radical Alfarista (FRA) para otorgar a Fabián Alarcón la presidencia del Congreso. Las acusaciones de corrupción junto con las medidas y las actitudes de Abdalá Bucaram provocaron el fin de su gobierno con masivas protestas y gran parte de los partidos del Congreso en su contra. Las designación de Alarcón como presidente y luego de Rosalía Arteaga Serrano provocó lo que se llamó la noche de los tres presidentes en la que al final quedó Alarcón al mando llamándose a su vez a una Asamblea Constituyente.[5]

En 1998 se convoca a nuevas elecciones para el Congreso donde Democracia Popular (DP) obtiene la mayoría, iniciando desde esa legislatura a funcionar mayorías móviles donde el partido de gobierno pacta con distintas formaciones de acuerdo al momento, tras haber dejado la aplanadora con el Partido Social Cristiano y el Frente Radical Alfarista formada en la Constituyente. A inicios del 2000, con el resto de partidos en la oposición, el régimen quedó debilitado y Mahuad sería destituido por el Congreso tras las movilizaciones.[5]​ Un año antes de esto había sido asesinado el primer diputado afroecuatoriano, Jaime Hurtado.

Con Gustavo Noboa en el poder, la Democracia Popular (DP) quedó fraccionada mientras el nuevo presidente se aliaba al Partido Social Cristiano, Partido Roldosista, y Frente Radical Alfarista para continuar con la dolarización del país. Llegado el año 2003, no se llegó a nombrar desde el inicio al presidente del legislativo al los socialcristianos decidir abstenerse de designar a uno de su tienda política cuando le tocaba como primera fuerza política. Finalmente el vicepresidente del parlamento, Guillermo Landázuri, fue titularizado para continuar con la funciones del legislativo entre las cuales estaba la posesión de Lucio Gutiérrez.[6]

Con Gutiérrez las mayorías móviles continuaron llegado a acuerdos con distintos partidos políticos para realizar cambios ya sea en las Corte Suprema de Justicia o el Tribunal Supremo Electoral. Llegó a acordar con el Partido Social Cristiano, el Partido Renovador Institucional Acción Nacional y el Partido Roldosista, siendo con el último que sucedió el caso más conocido, la Pichicorte, la cual terminó con su gobierno al retorno Bucaram causar descontento.[5]

Crisis Legislativa de 2007 y Fin de Funciones

En el 2006 se realizaron las últimas elecciones para un Congreso donde el partido ganador de las presidenciales no dio candidatos al órgano legislativo por lo cual el gobierno estaba sin representantes para aprobar la formación de una Constituyente en este órgano. El Congreso se dividió en grupos anti-constituyente y constituyente, acto que finalmente acabó en la remoción por parte del Tribunal Supremo Electoral de los diputados anti-constituyente. Con la constituyente iniciada el Congreso dejo de funcionar y mas tarde desaparecería de la Constitución y sería reemplazada por la Asamblea Nacional.