Congregación para la Doctrina de la Fe

Congregación para la Doctrina de la Fe
Congregatio pro Doctrina Fidei
Coat of arms Holy See.svg
Emblema de la Santa Sede
Congregation for the Doctrine of the Faith.jpg
Sede de la Congregación, en Roma
Información general
Tipo Tribunal de la Doctrina católica
Jurisdicción Iglesia católica
Ámbito Curia Romana
Sede Plaza del Santo Oficio
Flag of the Vatican City.svg Ciudad del Vaticano
Organización
Sumo Pontífice Francisco
Prefecto Luis Francisco Ladaria Ferrer S.J.
Secretario vacante
Secretario adjunto Joseph Augustine Di Noia, O.P.
Subsecretario Mons. Giacomo Morandi
Composición Véase Composición
Sitio web
[ editar datos en Wikidata]

La Congregación para la Doctrina de la Fe es un órgano colegiado de la Santa Sede cuya función, custodiar la correcta doctrina católica en la Iglesia, está definida según el Artículo 48 de la Constitución Apostólica sobre la Curia Romana Pastor bonus, promulgada por Juan Pablo II el 28 de junio de 1988. Esta congregación es la sucesora de la antigua Sagrada Congregación de la Romana y Universal Inquisición.

Historia

Desde su fundación hasta el siglo XIX

En el año 1542, el papa Pablo III, bajo la influencia del cardenal Giovanni Pietro Carafa (futuro Pablo IV), creó mediante la constitución apostólica Licet ab initio, la "Sagrada Congregación de la Romana y Universal Inquisición" con el fin de mantener y defender la integridad de fe, examinar y proscribir errores y falsas doctrinas. Este organismo sustituyó a la institución eclesiástica medieval de la Inquisición. Se instaló inicialmente en Via Lungara, en el Palacio Pucci, cerca del Vaticano.

En 1571 el Papa Pío V creó la Sagrada Congregación del Índice con la función de actualizar el Index librorum prohibitorum (Índice de Libros Prohibidos). Esta tarea, realizada por la Inquisición, fue transferida a esta congregación durante más de tres siglos.

El campo de acción de los inquisidores romanos abarcaba a toda la Iglesia católica, pero, excepto en algunos casos (como el cardenal inglés Reginald Pole), se limitó casi exclusivamente a Italia. En poco tiempo este tribunal se convirtió en el más importante dentro de la catolicidad: podría apelar la condena de otros tribunales. También se convirtió en una especie de supervisor del trabajo de los tribunales locales.

En casos específicos, la Inquisición hizo uso del asesoramiento de profesionales externos (especialmente de teólogos y expertos en derecho canónico, y científicos, como en el caso de Galileo Galilei).

No todos los procesos por la herejía, el ateísmo y otras desviaciones de la fe católica fueron gestionados por la Inquisición. En Francia, por ejemplo, durante el antiguo régimen, los ateos y blasfemos fueron juzgados por tribunales civiles.

Entre los personajes famosos acusados por la Inquisición se encontraron: Francesco Patrizi, Giordano Bruno, Tommaso Campanella, Gerolamo Cardano, Giovanni Antonio Caracciolo y Galileo Galilei.

El siglo XX

En 1908 Pío X reorganizó la Congregación y cambió su nombre a Sagrada Congregación del Santo Oficio. Entre 1917 y 1966 se centralizaron varios organismos de la Curia. En 1917, el Santo Oficio volvió a recibir la competencia de actualizar el Índice de libros prohibidos, tomando distancia de la Congregación del Índice, que fue suprimida.[1]

El 7 de diciembre de 1965, Pablo VI redefinió las competencias y la estructura de la congregación. Además, cambio su denominación a Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe,[3]​ En esta sentido, fue abolido el Índice de libros prohibidos, cuya última edición fue publicada en 1948 bajo Pío XII.

Hasta 1968 el prefecto de la Congregación era el Papa, que, sin embargo, rara vez ejercía esta función, delegando esa tarea a un cardenal, con el título de secretario. Desde esa fecha, el título de prefecto es ejercido por un cardenal u obispo a la cabeza del departamento. La secretaria es la segunda posición más alta en el orden de importancia de la congregación.

En 1988, con la Constitución Apostólica Pastor Bonus sobre la Curia Romana, Juan Pablo II redefine nuevamente su estructura, especificando la función, la competencia y las reglas de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Se excluye del nombre de esta y las demás congregaciones el adjetivo de Sagrada.

La congregación contaba con veinticinco miembros — cardenales, arzobispos y obispos— y estuvo presidida desde 1981 por el que fuera cardenal Joseph Ratzinger, hasta que fue elegido papa. Este nombró como sucesor en la presidencia al arzobispo norteamericano William Joseph Levada el 13 de mayo de 2005, que luego fue también elevado a la categoría de cardenal en el Consistorio del 24 de marzo de 2006. El cardenal Levada era miembro de esta congregación desde 1976.

El 2 de julio de 2012 fue nombrado por el papa Benedicto XVI prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe Gerhard Ludwig Müller. El 1 de julio de 2017 el papa Francisco relevó a Müller y nombró a Luis Francisco Ladaria Ferrer, quien era secretario de la congregación desde 2009.[4]

Other Languages