Conflicto dramático

Tomada en modo general como una construcción estructurada, una obra dramática tiene tres instancias características:[3]

  • Presentación del conflicto.
  • Desarrollo de la acción del drama.
  • Desenlace de la acción dramática. O conclusión

Presentación del conflicto

El conflicto es el origen para una obra dramática. Si no hay conflicto no hay drama. El conflicto hace referencia a las fuerzas contrapuestas (fuerzas en pugna) que provocan el desarrollo argumental del drama. Surgen así al menos dos posturas contrarias, que habrá que descubrir, las que pueden manifestarse explícitamente o hallarse implícitas en otras situaciones (anteriores o posteriores) de la obra.

La presentación del conflicto cambia de acuerdo a la obra. Podemos diferenciar en términos generales, cuatro etapas:

  • Exposición o situación del protagonista.
  • Propósito del protagonista.
  • Presentación del obstáculo o materia del conflicto.
  • Choque de las fuerzas en pugna (generalmente solo dos).
Other Languages