Conflicto de la Franja de Gaza de 2008-2009

Conflicto de la Franja de Gaza de 2008-2009
Parte del Conflicto árabe-israelí
Mapa de la Franja de Gaza.svg
Área del conflicto
Fecha 27 de diciembre de 2008 - 18 de enero de 2009[1]​ (22 días)
Lugar Franja de Gaza y Distrito sur de Israel
Casus belli Respuesta al lanzamiento de cohetes Qassam palestinos sobre territorio israelí.[2]
Resultado Destrucción de la infraestructura de las ciudades de Gaza, Jan Yunis y Rafah, invasión de la Franja de Gaza, alto al fuego declarado unilateralmente por ambas partes.
Beligerantes
Bandera de Israel  Israel Bandera de Palestina Franja de Gaza
Comandantes
Bandera de Israel Gabi Ashkenazi
Bandera de Israel Yoav Galant
Bandera de Israel Ehud Barak
Khaled Mashal
Fuerzas en combate
4000-20 000 soldados[6]
  • 6500 reservistas[7]
  • 88 aviones de combate y helicópteros
~30 000[8]
Bajas
11 soldados muertos y 236 heridos[11]
3 civiles muertos, 84 heridos[14]
1314 muertos (al menos 673 civiles)[18]
5300 heridos[21]
Según Israel, 1200 muertos (al menos 700 de ellos milicianos)[22]
[ editar datos en Wikidata]

El conflicto de la Franja de Gaza de 2008-2009, denominado Operación Plomo Fundido[31]

Según el gobierno israelí, el objetivo de la ofensiva era destruir la "infraestructura terrorista" y la capacidad militar de Hamás,[32]

Este conflicto provocó el mayor número de bajas en los últimos cuarenta años de conflicto árabe-israelí,[42]

Inmediatamente después del inicio de la ofensiva, los grupos armados palestinos en la Franja de Gaza respondieron intensificando el lanzamiento de cohetes hacia Israel, y sus líderes hicieron llamamientos a la Tercera Intifada contra Israel y a la reanudación de los atentados suicidas.[9]

Tras la intensificación de la diplomacia en los días previos, el 17 de enero de 2009 el primer ministro israelí Ehud Ólmert anunció un "cese unilateral de las hostilidades en la Franja de Gaza", con una duración de 10 días.[33]

El día siguiente, 18 de enero, fue Hamás junto con otras organizaciones palestinas quien anunció un "alto el fuego inmediato". Éste, con una duración de una semana, tenía como objetivo la retirada del ejército israelí del territorio gazatí, según portavoces del movimiento islamista. Según un portavoz del primer ministro israelí Ehud Ólmert, el ejército israelí no contemplaba un calendario de retirada mientras no cesase el lanzamiento de cohetes sobre su territorio.[49]


Contexto previo

Gobierno de Hamás en la Franja de Gaza

Hamás es una organización islamista palestina cuyo objetivo es la instauración de un Estado Islámico en la región histórica de Palestina, esto es, en lo que hoy son Israel y los Territorios Palestinos. Por lo tanto, Hamás no reconoce al Estado de Israel ni su derecho a existir. Su organización es compleja, y dentro de su seno acoge desde organizaciones benéficas, que asisten a los palestinos más necesitados, hasta las Brigadas de Ezzeldin Al-Qassam, el brazo armado de la organización, que ha cometido múltiples atentados contra militares y civiles israelíes causando decenas de muertos, y que son los responsables últimos del lanzamiento de cohetes contra Israel.

Hamás también tiene un brazo político, que ganó las últimas elecciones legislativas de Palestina de 2006 mediante mayoría absoluta. Tras estas elecciones, Hamás, considerado una organización terrorista por la Unión Europea,[54]​ fue boicoteado, tras lo cual se inició una lucha entre Fatah y la organización islamista, que terminó con la expulsión de los miembros de Fatah de la Franja de Gaza, y la toma del control absoluto de la Franja por parte de Hamás. Gaza y Cisjordania pasaron a ser administrados por diferentes gobiernos, de Fatah el de Cisjordania, y de Hamás el de la Franja. El gobierno de Ismail Haniye pasó así a administrar de facto la Franja, creando sus propios ministerios y su propio cuerpo de policía, llamado Fuerza Ejecutiva, que cuenta con comisarías en los principales barrios y pueblos de la región costera.

Gilad Shalit

Al inicio del conflicto Hamás seguía manteníendo prisionero en Gaza a Gilad Shalit, soldado israelí capturado en 2006, siendo el único prisionero israelí en manos del movimiento, y uno de los tres ciudadanos israelíes — junto a Ehud Goldwasser y Eldad Regev, que fueron detenidos por organizaciones anti-israelíes.

Gilad Shalit es una posible pieza de negociación para Hamás frente al gobierno israelí, conocido por la prioridad que pone en el rescate de ciudadanos detenidos por organizaciones anti israelíes.[56]

Fuentes no oficiales del Hamás declararon que Shalit resultó herido en los bombardeos israelíes sobre Gaza en enero de 2009. Dada la importancia de Shalit como pieza de intercambio, el ejército israelí desestimó esta información, a la vez que responsabilizó al Hamás de todo lo que pudiera ocurrirle al prisionero durante la acción militar.[58]​ Fue liberado el 18 de octubre de 2011.

Lanzamiento de proyectiles

Restos de cohetes Qassam lanzados desde la Franja de Gaza.

El bloqueo de la Franja de Gaza por parte de Israel, más hermético desde el triunfo electoral de Hamás, ha ocasionado un gran sufrimiento a su población, incluyendo periódicas muertes de enfermos que no han podido ser atendidos en la Franja, dadas sus carencias. Igualmente ha reducido el ingreso de armamento que de otra forma serviría para efectuar ataques contra la población israelí.[61]

En Israel, el lanzamiento de cohetes contra el sur de su territorio es un tema sobre el que la sociedad se encuentra especialmente concienciada. Desde enero de 2008 hasta el inicio de los bombardeos, unos 3 000 cohetes lanzados desde la Franja de Gaza impactaron en territorio israelí. Estos lanzamientos provocaron la muerte de 4 personas y heridas de distinta consideración a otras 270. Las ciudades más afectadas por el impacto de cohetes son aquellas más próximas a la Franja de Gaza, fundamentalmente Sderot y Ascalón, aunque también Asdod y Netivot.[62]

El inicio de los lanzamientos

El gráfico muestra el número de Qassam disparados mensualmente por Hamás desde la Franja de Gaza contra Israel entre los años 2002- 2007.

Los Qassam comenzaron a ser utilizados por los militantes palestinos desde 2001, aunque su lanzamiento aumentó a partir de 2006, tras la victoria de Hamás en las elecciones legislativas. En septiembre de 2007 Israel declaró "entidad hostil" a la franja de Gaza como consecuencia del lanzamiento de cohetes, lo que implicaba la posibilidad de cortar a la Franja el suministro de agua, combustible o electricidad (acción prohibida por la Convención de Ginebra)[ cita requerida]. Por otra parte, existe el derecho legítimo a la resistencia contra el ocupante, según el derecho internacional.[65]​ El gobierno y la población palestina recurrió al contrabando para lograr el acceso a alimentos, combustibles, medicamentos y armas. Con este objetivo se excavaron centenares de túneles bajo la frontera de la franja de Gaza y Egipto.

En referencia a los Qassam, Giora Eiland, ex-director del Consejo de Seguridad Nacional de Israel, comentaba en diciembre de 2007 para un reportaje de la BBC: "Su fuerza está justamente en su debilidad"[ cita requerida]. Eiland sostenía que la inefectividad de la defensa frente a este tipo de cohetes es "un problema tecnológico, no operativo ni de inteligencia", agregando que no existe un medio en el mundo que pueda localizarlos a tiempo y destruirlos: "Cuanto más primitivo es el cohete, más difícil es interceptarlo y alterar su acción". Mientras la tecnología no ofrezca una solución para protegerse de los ataques, Eiland consideraba dos opciones: bien conquistar el territorio o bien "crear una situación en la que el otro lado no es que no pueda disparar sino que no quiera, que decida que no le conviene", opinión compartida por el general israelí retirado Yaakov Amidror, ex-comandante del Colegio Superior de Seguridad Nacional, poniendo el ejemplo de Cisjordania: "De allí no disparan Qassams, porque nosotros controlamos el territorio y no permitimos que nadie produzca los cohetes ni los dispare". Pero Amidror admitía que la conquista de una parte de la Franja de Gaza es "una decisión mucho más compleja" tanto política y militar como internamente, tras la retirada de Gaza. "No estoy seguro de que no vaya a decidirse eso, pero esta opción tiene serias dificultades".[66]

La tregua de junio de 2008 y la intensificación del conflicto

Tras largas conversaciones y negociaciones, y con la mediación del gobierno egipcio,[67]

Palestinos asesinados por israelíes en Gaza (rojo) e israelíes asesinados por palestinos en Israel (azul) en el 2008 según B'Tselem
Impactos mensuales de cohetes y morteros sobre Israel en 2008

Funcionarios israelíes indicaron que se habían puesto 3 condiciones por parte de Israel: cese total de las hostilidades, que acabase el contrabando de armas desde Egipto a Gaza y que se iniciaran acciones que condujeran a la liberación de Gilad Shalit, el soldado israelí capturado por milicias palestinas 2 años atrás. Desde Hamás esperaban que el cese del fuego llevara a la apertura de cruces de frontera entre la Franja e Israel, para aumentar la entrada de provisiones a Gaza, y esperaban que permitiera la continuación de conversaciones sobre intercambio humanitario de prisioneros, entre los militantes palestinos detenidos en Israel y Gilad Shalit.[71]​ Ninguna de las dos partes cumplieron a posteriori con los requerimientos que habían firmado, y tanto el Ejército israelí como Hamás se acusaron mutuamente de haber violado el alto el fuego.

  • Israel continuó con sus incursiones militares en la Franja de Gaza, que produjeron la muerte de unos 20 palestinos, en su mayoría extremistas, aunque dos de los cuales eran niños.[72]
  • Hamás y el resto de organizaciones armadas palestinas continuaron con el lanzamiento de cohetes al sur de Israel. Las Brigadas Izz-al-din al-Qassam de Hamás y las Brigadas Al-Quds de la Yihad Islámica Palestina reconocieron haber aprovechado la tregua para entrenarse y recabar armamento mediante el contrabando a través de los túneles bajo la frontera entre Gaza y Egipto.[2]

Amnistía Internacional había criticado el comportamiento de ambas partes en un informe a principios de diciembre: "las fuerzas israelíes han matado a unos 20 palestinos, en su mayoría extremistas, pero también dos niños, en ataques aéreos y de otro tipo desde el 4 de noviembre." Por otro lado, "los grupos armados palestinos han reanudado los disparos de cohetes desde Gaza contra ciudades y pueblos israelíes cercanos, y han herido a dos civiles y varios soldados israelíes." Ante esta situación, Donatella Rovera, investigadora de Amnistía Internacional sobre Israel y los Territorios Palestinos Ocupados, manifestó su repulsa frente a cualquier ataque contra civiles: "Las fuerzas israelíes y los grupos armados palestinos deben cesar de inmediato los ataques y las acciones que ponen en peligro la vida de la población civil de Gaza y del sur de Israel."[72]

Bloqueo de Gaza

La entrada de mercancías, incluyendo alimentos, medicinas, materias primas y carburante, así como los suministros de electricidad y agua, y el movimiento de personas entre la Franja de Gaza y el exterior han estado controlados y limitados por el gobierno israelí los 18 meses previos al bombardeo, política que ha sido criticada como una estrategia para desacreditar al gobierno de Hamás frente a los palestinos por varias ONGs pro-derechos humanos, que el 6 de marzo de un informe en el que consideraban que la situación de la población de la Franja de Gaza era la peor desde la Guerra de los Seis Días. Según el mismo informe, "El aislamiento y la pobreza están generando un aumento de los niveles de violencia por los cuales tanto palestinos como israelíes están sufriendo las consecuencias." El observatorio de la ONU para los derechos humanos pidió que se levantase el "estado de sitio" y se reabriese el paso de alimentos, medicinas y carburante.[79]

A principios de 2008, las autoridades de Hamás junto con la población civil derribaron en varios puntos la frontera entre Gaza y Egipto, con el objetivo de conseguir comida, combustible y bienes de primera necesidad.[72]

El día anterior al bombardeo, Israel había permitido la entrada de varios camiones en la Franja de Gaza,[74]

Implicaciones políticas

Tzipi Livni, Ministra de Relaciones Exteriores israelí, y candidata de Kadima a las elecciones a Primer Ministro de Israel.

Según algunos medios y organizaciones, esta ofensiva se encontraría enmarcada en la pre campaña de las elecciones a Primer Ministro de Israel que se celebrarán el 10 de febrero de 2009,[85]

Por otro lado, el posible temor israelí a una política más relajada hacia Hamás por parte de Barack Obama cuando sea investido presidente, hizo considerar a algunos medios que este ataque se hubiera planificado para evitar que el nuevo gobierno estadounidense tenga capacidad de reacción.[86]

Other Languages
azərbaycanca: Qəzza müharibəsi
Հայերեն: Թափվող արճիճ
한국어: 가자 전쟁
മലയാളം: ഗാസായുദ്ധം
srpskohrvatski / српскохрватски: Rat u Gazi (2008–2009)
Simple English: Gaza War
slovenščina: Operacija Cast Lead
Türkçe: Gazze Savaşı
中文: 加沙戰爭