Confinamiento inercial

El confinamiento inercial de fusión que emplea láseres ha progresado velozmente en los años 1970 y comienzos de los años 1980 hasta el punto de disponer de unos cuantos pulsos para fusionar un objetivo con diez millones de kilojoules. En la ilustración se puede ver un láser 10 beam LLNL NOVA, mostrado en 1984. Esta instalación viene a suplir el viejo proyecto de su predecesor, el láser Shiva.

El confinamiento inercial consiste en conseguir las condiciones necesarias para que se produzca la fusión nuclear dotando a las partículas del combustible de la cantidad de movimiento necesaria para que con el choque de las mismas se venza la Barrera de Coulomb y así se pueda producir la reacción nuclear de fusión.

Métodos

Según el método que se use para dotar del movimiento necesario a las partículas del combustible podemos distinguir:

  • Confinamiento utilizando el láser o partículas

El método más empleado para el confinamiento inercial emplea láser sobre un blanco. La fusión nuclear por confinamiento inercial con láser se consigue mediante el uso de varios haces de rayos láser (192 en el NIF), de rayos X, o bien de iones pesados acelerados, enfocados en un pequeño blanco esférico (10 miligramos) donde se encuentra el combustible de deuterio- tritio. También se utiliza el enfoque indirecto, en el que los haces se enfocan hacia un hohlraum de un metal muy denso que a su vez produce intensos rayos X que inciden sobre el blanco de combustible. Este último proceso es más efectivo.

Recientemente se han presentado a la comunidad científica varios proyectos para lograr un confinamiento inercial mediante el uso de ondas de choque electromagnéticas sobre el combustible.

Other Languages