Conejo del metro parisino

El conejo del metro parisino (lapin du métro parisien), también llamado conejo RATP (lapin RATP), es un personaje ficticio que la RATP introdujo desde comienzos de los años 1980 en avisos pegados en las puertas del metro parisino, con el fin de advertir a los niños del peligro que tiene poner las manos allí.

Contexto

Los carteles en los que aparece este conejo se presentan en forma de etiquetas autoadhesivas, puestas dentro de los vagones del metro de París, en las puertas automáticas de los mismos. En efecto, como su apertura y cierre es totalmente automatizado, constituyen un peligro para los niños, puesto que no son conscientes del riesgo que conlleva pillarse allí los dedos. El conejo rosa asegura pues un papel pedagógico de prevención.

No está presente en otros tipos de transportes públicos parisinos ( RER, autobús, tranvía), aunque sí que aparece en ferrocarriles metropolitanos de otros lugares de Francia, sobre todo el de Lille.

Other Languages