Condado de Poblaciones

Conde de Poblaciones es un título nobiliario español otorgado en 1754[1] por el rey don Fernando VI de España a Domingo Ortiz de Rozas, gobernador de Chile.

Corona condal.

Historia

Domingo Ortiz de Rozas y García de Villasuso (1683-1756), militar y administrador colonial español, gobernador de Chile (1746-1755).

Nacido el 21 de noviembre de 1683, ingresó en el ejército y participó en diversas campañas en Italia y África. Alcanzó el grado de mariscal de campo y en 1737 obtuvo la cruz de la Orden de Santiago.

En 1741 fue nombrado gobernador de Buenos Aires, y cuatro años después, de Chile, ejerciendo este último cargo hasta 1755, cuando entregó el mando a Manuel de Amat.

Durante su gobierno en Chile fundó numerosas ciudades (Coelemu, La Florida, Casablanca, Petorca, Quirihue, La Ligua, Cuz-Cuz), y como consecuencia de esta extraordinaria labor, el 28 de junio de 1757 le fue concedido en Chile, en premio, el título de conde de Poblaciones por el Rey Fernando VI.

Además, inauguró la Universidad Real de San Felipe, en honor al rey español Felipe V, ubicada en la ciudad de Santiago (11 de marzo de 1747), fundó la Casa de Moneda (1743), y realizó también el cambio del emplazamiento de la ciudad de Concepción, debido a la magnitud del terremoto y del maremoto que afectaron a la ciudad en la noche del 23 de mayo de 1751.

Al mismo tiempo, organizó el comercio marítimo y el abastecimiento de mercaderías. Tras abandonar el gobierno de Chile, dejó un grato recuerdo por su rectitud. Falleció en 1756, durante la travesía del Atlántico, cuando regresaba a España.

Heredó el título nobliliario de II Conde de Poblaciones, Don José Ortiz de Rozas y Ruiz de Briviesca, al ser hijo de Don Domingo Ortiz de Rozas y García de Villasuso, y a éste le sucedió a su vez, su hijo, Don José Joaquín Ortiz de Rozas, III Conde de Poblaciones nacido en Aspe -Alicante- y que accedió al título nobiliario mediante carta de sucesión en 1785.


Otras notas de interés:

El 10 de noviembre de 1869[3] se vuelve a hacer, esta vez con un plazo de reclamación de seis meses.

El 4 de abril de 1929[4] el título fue reclamado por Clemencia Sáenz Valiente y Aguirre.

Other Languages