Condado de Gerona

El condado de Gerona fue uno de los condados que se constituyó al sur de los Pirineos después de la conquista de los francos. Este condado formó parte del territorio denominado la Marca Hispánica.

Orígenes

Los orígenes del condado de Gerona se encuentran en la reorganización del territorio que se llevó a cabo después de que, en el año 785, la ciudad de Gerona se rebelara contra el dominio árabe y se entregase a los francos; entonces, fue nombrado conde de Gerona un noble de nombre Rostan. Este primitivo condado de Gerona iba del límite del condado de Ampurias y el mar hasta el Montseny y la Tordera por poniente y las montañas de Osona o las Guilleries por el noroeste, incluyendo el pagus de Besalú.

Other Languages