Condado de Cerdaña

El condado de Cerdaña (en catalán Comtat de Cerdanya) fue uno de los constituidos en el territorio denominado Marca Hispánica. En sus orígenes, el condado de Cerdaña estuvo formado por el alto valle del Segre.

El dominio franco y la unión a Urgel

A principios del siglo IX, tras la conquista del territorio por los francos, que puso fin al dominio árabe, el condado de Cerdaña fue gobernado por Borrell de Osona, que también era conde de Urgel ( 798?– 812), que estaba bajo la autoridad de los condes de Tolosa. Tras el gobierno de Borrell, los condados de Urgel y Cerdaña fueron regidos por los condes aragoneses Aznar I Galíndez y su hijo Galindo I Aznárez. El 834, estos dos condados fueron concedidos a Sunifredo de Urgel-Cerdaña, a quien se le atribuye ser hijo de Borrell de Osona.[1] Sunifredo los rigió hasta que murió hacia 848, quizás asesinado por hombres fieles a Guillermo II de Tolosa, hijo de Bernardo de Septimania, conde ejecutado el 844 en Tolosa por haberse rebelado contra el rey Carlos el Calvo, al que Sunifredo se había mantenido leal.

Tras la muerte de Sunifredo, los dos condados fueron regidos por el conde Salomón de Urgel-Cerdaña ( 848870), de quien no sabemos casi nada por escasez de documentación. En 870, Carlos el Calvo concedió los condados de Urgel y Cerdaña a Wifredo el Velloso, seguramente hijo de Sunifredo de Urgel-Cerdaña; ocho años después, en 878, Wilfredo el Velloso recibió de Luis el Tartamudo las investiduras de los condados de Barcelona y Gerona.

Other Languages
srpskohrvatski / српскохрватски: Grofovija Cerdanya