Concordia de Segovia

Tratado Concordia de Segovia (Archivo General de Simancas).

La Concordia de Segovia fue un tratado firmado el 15 de enero de 1475, por Isabel I de Castilla y su marido Fernando II de Aragón, rey de Sicilia y príncipe de Gerona. Este tratado fijó el papel que debería asumir Fernando en la administración y gobierno del reino castellano,[2]

Ascensión de Isabel I al trono castellano

El rey Enrique IV de Castilla falleció en la madrugada del 12 de diciembre de 1474 en Madrid. La noticia llegó enseguida a Segovia, donde residía su hermanastra Isabel, pero su marido entonces estaba ausente en Aragón. Al día siguiente celebró su proclamación como reina y propietaria del reino y a Fernando como su legítimo marido, como un hecho consumado para evitar negociaciones y concesiones para hacerse reconocer como reina frente a su sobrina Juana, y como tal hecho consumado fue enviado a las ciudades con representación en las Cortes.[4]

Se iniciaron entonces discusiones acerca del orden sucesorio y el papel que debía desempeñar el marido en el gobierno del reino.[7]