Concilio de Basilea

Concilio de Basilea
XVII concilio ecuménico
de la Iglesia católica

Gozzoli magi.jpg
El carácter multinacional del XVIIº Concilio ecuménico fue representado por Benozzo Gozzoli

en su obra Viaje de los magos de 1459.
Inicio 1431
Término 1445
Aceptado por Iglesia católica
Convocado por Martín V
Presidido por Cardenal Cesarini
Eugenio IV
Asistencia 117 latinos y 37 griegos
Temas de discusión Herejía husita
Cisma de Oriente y Occidente
Cronología
Concilio de Constanza Concilio de Basilea Concilio de Letrán V
[ editar datos en Wikidata]

El Concilio de Basilea, también conocido como Concilio de Basilea-Ferrara-Florencia o Concilio de Florencia[1] se inició en Basilea en 1431, desde donde se trasladó a Ferrara en 1438 y al año siguiente a Florencia donde finalizaría en 1445. Entre tanto, el Concilio se mantuvo reunido y rebelde al papa en la ciudad de Basilea, llegando a deponer a Eugenio IV y a elegir al antipapa Félix V.

Está considerado por la Iglesia católica como el XVII Concilio Ecuménico, y el noveno de los celebrados en Occidente.

Contexto histórico

En 1378, algunos miembros del colegio cardenalicio, no contentos con la elección de Urbano VI, decidieron elegir un nuevo papa, el antipapa Clemente VII, causando la división de la cristiandad occidental en dos obediencias papales, período conocido como el Cisma de Occidente. En 1409 se intentó solucionar la situación por medio de la convocación de un concilio ecuménico en Pisa, creyendo que solo una reunión general de la Iglesia podía poner fin al cisma. Los dos pontífices de entonces, Gregorio XII de Roma y Benedicto XIII de Aviñón, se negaron a participar del concilio, por lo que éste les depuso y en su lugar eligieron a Alejandro V. El papa de Pisa, Alejandro V, murió al año siguiente de ser elegido. Inmediatamente le sucedió el antipapa Juan XXIII. De esa manera, Pisa complicó el problema, ahora la Iglesia se encontraba dividida en tres obediencias.[2]

Con la celebración del Concilio de Constanza (entre 1414 y 1418) y la elección de un solo papa, Martín V, se pone fin al gran cisma, pero en el debate teológico cobra fuerza la doctrina conciliarista. Las discusiones eclesiológicas del tiempo debatían entre dos conceptos fundamentales sobre la Iglesia: el primero definía a la Iglesia como una organización monárquica, cuya cabeza es el papa, sucesor de san Pedro; mientras que el segundo planteaba que la Iglesia es una comunidad de fieles, representada en el concilio, cuya presidencia ostenta el Papa. El concilio emana el decreto Frequens por medio del cual se ordena la celebración de otro concilio cinco años después del de Constanza y la frecuencia de un concilio cada diez años.[3]

Siguiendo el decreto Frequens, el papa Martín V, aunque si estaba preocupado por el avance de la teoría conciliarista, cinco años después del concilio de Costanza convocó un nuevo concilio en Pavía, el cual inició en abril de 1423, pero por causa de la peste fue trasladado a Siena. Al no asistir un número considerable de representantes de toda la Iglesia y al no emanar ningún decreto, dicho concilio se cerró sin ser considerado un concilio ecuménico.[4]

Delegados de Bohemia al concilio de Basilea.
Other Languages
العربية: مجمع فلورنسا
беларуская (тарашкевіца)‎: Флярэнтыйская вунія
Bahasa Indonesia: Konsili Florence
Nederlands: Concilie van Bazel
norsk bokmål: Konsilet i Firenze
srpskohrvatski / српскохрватски: Firentinski koncil
slovenščina: Florentinski koncil
српски / srpski: Фирентинска унија
Türkçe: Basel Konsili
Tiếng Việt: Công đồng Florence