Concierto para piano n.º 1 (Brahms)

El Concierto para piano y orquesta n.º 1 en re menor, op. 15, es una obra que Johannes Brahms compuso para ese instrumento en 1858 y estrenó el 22 de enero de 1859, en el Teatro Real de Hanóver. El propio compositor se presentó como solista; Joseph Joachim estuvo en la batuta. La primera audición en privado tuvo lugar el 30 de marzo de 1858.[1]

Composición

Esta obra fue compuesta después de un prolongado período de gestación, como muchas otras obras del compositor, especialmente su primera sinfonía. Durante su gestación, Brahms pasó de una sonata para dos pianos a una sinfonía, hasta decidirse finalmente por el formato de concierto.

Escrito en uno de los peores momentos de su vida, después de ver como su maestro y compañero, Robert Schumann perdía el juicio y finalmente moría en un manicomio.

El 27 de enero de 1859, en el Gewandhaus de Leipzig, al presentarse la obra por segunda vez, la audiencia rechazó la obra con silbidos. En una carta que escribió Brahms al renombrado violinista Joseph Joachim, le comentaba:

«Después de todo estoy aún en fase de experimentación y voy orientándome a tientas. Sin embargo, pensándolo bien... los silbidos fueron en verdad excesivos.»[2]

A pesar de que fue compuesto cuando Brahms era aún muy joven, el concierto es quizás una obra de madurez del autor. A medida que el tiempo ha pasado, ha aumentado su popularidad, y ahora se considera una obra maestra.

Cinco años después de su fracaso, la obra fue presentada por Clara Schumann, y tuvo entonces mucho éxito. Brahms hizo una transcripción para cuatro manos.

Other Languages