Concha Méndez

Concha Méndez
Información personal
Nacimiento 27 de julio de 1898 Ver y modificar los datos en Wikidata
Madrid, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 7 de diciembre de 1986 Ver y modificar los datos en Wikidata (88 años)
México Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Escritora Ver y modificar los datos en Wikidata
Género Poesía Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Concepción Méndez Cuesta ( Madrid, 27 de julio de 1898 - México, 7 de diciembre de 1986),[3]

Biografía

De familia adinerada, recibe educación en un colegio francés, lo que se percibe quizá en sus primeros versos. Aficionada a los deportes, destacó en la gimnasia y la natación, deporte este último en el que consiguió ganar algunos campeonatos.[5]

En 1926 publica Inquietudes (1926), dos años después Surtidor y más tarde Canciones de mar y tierra (1930).[7]

Habiendo abandonado siendo muy joven, la casa paterna,[7]

Regresó a España, donde comenzó a frecuentar las tertulias del café Granja El Henar (1931), donde Federico García Lorca le presentó al impresor malagueño Manuel Altolaguirre, con quien se casaría al año siguiente,[7]

Guerra Civil y exilio

El matrimonio y su hija regresaron a España de 1935, y al estallar la Guerra Civil Española, ambos tomaron partido por la República, aunque pronto ella y su hija abandonaron Madrid,[6]

Concha siguió publicando poemas en Hora de España, donde publicó su prólogo de El Solitario (Nacimiento), en 1938 (las dos entregas o actos siguientes se publicarían en La Habana en 1941 y en México en 1945), drama poético en tres actos. En 1944 publicó Villancicos de Navidad y Sombras y sueños. De 1944 a 1979, dejó de publicar, aunque en el año 1976 se editó una Antología poética. En 1979 apareció su último libro Vida o río. Nunca regresó a España, salvo un viaje a Madrid en 1966, tras el cual volvió a residir en México hasta su fallecimiento en 1986.[1]

En 1991 se publicaron sus Memorias habladas, memorias armadas, obra compilada a partir de unas cintas que había ido grabando su nieta, Paloma Ulacia Altolaguirre.[1]

Other Languages