Concepción de Buena Esperanza

Concepción de Buena Esperanza
Ciudad del Imperio español

Big entry sign to Km 75 Ruins.JPG

Flag of None.svg
Bandera
Coats of arms of None.svg
Escudo
Plano Ruinas del km 75.png
Ubicación del Concepción de Buena Esperanza
Datos generales
Ubicación 26°07′59″S 60°19′01″O / -26.133, 26°07′59″S 60°19′01″O / -60.317
Otros nombres Concepción del Bermejo
Entidad Ciudad
 • Gobernación Buenos Aires (desde 1617)
Idioma español
Eventos históricos
Habitantes 500
Fundación 14 de abril de 1585 (por Alonso de Vera y Aragón)
Desaparición Entre 1631 y 1632
Administración
Correspondencia actual Paraje El Destierro, Chaco, Argentina
[ editar datos en Wikidata]

Concepción de Buena Esperanza —más conocida como Concepción del Bermejo— fue una ciudad hispana que existió entre 1585 y 1632 en el actual territorio de la Provincia del Chaco, Argentina; dependió de facto de la Gobernación del Río de la Plata y del Paraguay y fue reclamada por la Gobernación del Tucumán hasta 1617, cuando pasó a formar parte de la Gobernación de Buenos Aires. Su fundación marcó el período de ocupación más efectiva por parte de los españoles de la región del Chaco Austral (Concepción llegó a ser la segunda ciudad de su gobernación), territorio que nunca pudo ser sometido por la Corona Española aunque lo consideraba de su propiedad. Baste señalar que la primera ciudad ubicada en la región del Gran Chaco en la Argentina se fundaría en la segunda mitad del siglo XIX.[nota 1]

Su fundación en 1585 formó parte de la misma corriente fundadora que partiendo de Asunción dio vida a Buenos Aires, Santa Fe de la Vera Cruz y Corrientes. La ciudad nació en un sitio estratégico, por ser una etapa del camino indígena conocido como la senda macomita que unía a través del Chaco Austral a la ciudad de Asunción en el este, con la también desaparecida Talavera del Esteco en el oeste. Su población se estimaba en unas 500 personas, y la actividad económica giraba en torno al tráfico de mercancías y especialmente al sistema de encomiendas, por el cual los españoles sometían a la numerosa población aborigen de la zona a trabajos forzados. Estas encomiendas se encontraban no solamente en Concepción, sino también en dos poblaciones indígenas muy vinculadas a ella, conocidas como Matará o Matalá y Guacara.[nota 2]

La belicosidad, el nomadismo y la falta de una cultura común de las naciones indígenas que ocupaban el Chaco hicieron muy difícil su adaptación a los trabajos agrícolas, así como su evangelización. Con el paso de los años, el resentimiento hacia los españoles fue creciendo, mientras que la defensa de Concepción fue debilitándose. En 1631, una coalición de tribus llevó a cabo un ataque masivo sobre Matará, en cuya defensa pereció buena parte de la guarnición de Concepción, lo que obligó al éxodo de los sobrevivientes a la ciudad de Corrientes. Durante los años siguientes hubo varios intentos de repoblar la urbe, pero ninguno tuvo éxito, hasta que finalmente en 1645 fue disuelto su Cabildo y sus habitantes pasaron a ser vecinos de Corrientes. El abandono de Concepción tuvo desastrosas consecuencias para la línea comercial Paraguay - Tucumán, y dejó a su vez librada a las tribus chaquenses una vasta zona desde la que incrementaron sus ataques contra las ciudades hispanas.[1]

En 1943 Alfredo Martinet descubrió los restos de Concepción en lo que luego se dio en llamar las Ruinas del Kilómetro 75, aunque debieron pasar 15 años hasta que se relacionara definitivamente el hallazgo con la ciudad colonial, y otros 13 años más para que una investigación formal a cargo del historiador Eldo Morresi confirmara dicha conclusión. La principal razón para tal demora en las conclusiones fue la lejanía del paraje al río Bermejo, en cuyas orillas se suponía erróneamente que debía encontrarse el poblado. El sitio —declarado Lugar Histórico Nacional— se encuentra a la vera de la ex ruta Nacional Nº 95, a 25 kilómetros de Tres Isletas y a 75 kilómetros de Presidencia Roque Sáenz Peña, razón por la cual se las conoce como Ruinas del Kilómetro 75.[nota 3]

Aspectos geográficos

Mapa de un sector de aproximadamente 10 kilómetros alrededor de las Ruinas del km 75 elaborado en 1971.

Con el hallazgo y estudio de las Ruinas del km 75 se pudo establecer definitivamente que Concepción del Bermejo estuvo situada a una distancia de aproximadamente 60 km al oeste del río que le daba nombre, en un sector de 30 hectáreas con centro aproximado en las coordenadas 26°08′00″S 60°19′00″O / -26.13333, 26°08′00″S 60°19′00″O / -60.31667. El sitio se encuentra en un paraje conocido como El Destierro, al norte del departamento Maipú (jurisdicción del municipio de Tres Isletas), y a apenas 2 kilómetros del límite con el departamento General Güemes.[2] Dista unos 25 kilómetros al norte de Tres Isletas, unos 38 kilómetros al oeste de Pampa del Indio y unos 38 kilómetros al sudeste de la ciudad de Juan José Castelli.

Ruta Provincial 29 junto al paso por las ruinas, se aprecia la casa del cuidador.

La ex ruta Nacional 95 (de tierra) pasa junto a las ruinas, llegando a cortar transversalmente un pequeño tramo de ellas. A 700 metros al norte se encuentra la intersección con la ruta Provincial Nº 29 (también sin asfaltar), que la une al noroeste con Castelli y al este con Pampa del Indio.

A una distancia mínima de 1000 metros en dirección este y nordeste se encuentra el cauce —generalmente seco— del riacho Nogueira. Hacia el noroeste (a unos 6,5 km) encontramos otro accidente hidrográfico, la laguna Chaiqui Lamón, de pequeña extensión, cuyas aguas escurren en períodos lluviosos en dirección sudeste hasta alcanzar el estero El Palmar, a 3 kilómetros al sudoeste de Concepción.[3]

Ambiente natural

Vista aérea del sector correspondiente a las Ruinas del km 75. Se distinguen el claro donde se realizó el estudio arqueológico, la ex-ruta Nacional Nº 95 y el tupido monte chaqueño que ocultó los restos de Concepción.

Las ruinas de Concepción se ubican en un sector boscoso de forma aproximadamente circular y un diámetro aproximado de 2,5 km. El piso arbóreo está compuesto por especies chaquenses según el tipo parque. El sotobosque a su vez se encuentra formado por arbustos espinosos que dificultan el tránsito y son característicos de esta selva, conocida como El Impenetrable justamente por este tipo de vegetación. Según los datos meteorológicos de la ciudad de Juan José Castelli el régimen pluviométrico corresponde al tipo transición mediterráneo - monzónico, con dos picos de precipicitaciones: uno en marzo y otro en diciembre; mientras que el período seco discurre entre mayo y septiembre con un mínimo en julio.[4]

La media sobre el nivel del mar es de 99 metros, con un gradiente medio de 50 cm por kilómetro, algo mayor que el gradiente promedio de la provincia. Esta nivelación favorece el escurrimiento de las aguas durante las lluvias, que decantan hacia los sistemas laterales del riacho Nogueira y la laguna Chaiqui Lamón. La isleta boscosa en la que se asentaba Concepción sirve de divisoria de aguas a dichas cuencas, constituyéndose en un sitio privilegiado dentro de una amplia región, y por tanto ideales para un asentamiento urbano.[4]

Cauce del Riacho Nogueira cerca de Concepción, su cauce presenta tramos con agua estancada y otros secos.

Respecto al riacho Nogueira, su cauce resulta excesivo para la magra cantidad de agua que acarrea en épocas lluviosas, por lo que es seguro que en otros tiempos formó parte del sistema hidrológico del río Bermejo. Asimismo se torna imposible fijar el momento activo de dicho riacho, aunque es altamente probable que en aquel tiempo haya sido alimentado al menos de forma parcial por el río Bermejo. Por último pareciera improbable que el cauce del río Bermejo haya estado en los tiempos de Concepción al sur de su actual valle fluvial, descartándose su cercanía a Concepción durante su lapso de vida.[5]

Interrogantes sobre la ubicación de Concepción

La ubicación de Concepción fue un gran misterio para los historiadores abocados a su estudio, ya que los de por sí escasos documentos que hacen alguna referencia a las coordenadas son imprecisos y en muchos casos incorrectos. A esto debe sumarse la errónea creencia de que el anexo del Bermejo que incluía el nombre se refería a su ubicación junto al río Bermejo, cuyo cauce se sabe ha variado en estos siglos, pero sin conocerse con exactitud el curso que pudo haber tenido en los tiempos de Concepción. Esta creencia se vio principalmente sostenida por una carta en la cual el fundador Alonso de Vera describe haber seguido el curso del río para fundar la ciudad, el contenido de esta carta fue calificado de oscuro e impreciso,[8] la presencia de un núcleo humano indígena previo a la creación de Concepción fue demostrada en las excavaciones arqueológicas de sus restos.

Una carta del obispo de Tucumán detalla que Concepción se halla a 40 leguas de Corrientes, lo cual concuerda con la ubicación de las Ruinas del km 75. Aunque no lo expresa de forma directa, puede deducirse la misma distancia entre Corrientes y Concepción de un informe del gobernador Diego de Góngora.[10]

El documento más preciso respecto a su ubicación corresponde a los diarios de la expedición del coronel Francisco Gavino Arias al Chaco en 1776, esto es casi 150 años después del abandono de Concepción. Gavino Arias envió al capitán Juan José Acevedo a esclarecer el sitio exacto de Concepción. La expedición fue positiva, afirmando que los restos se encontraban en la parte sud, en un espesísimo bosque y charagual impenetrable... que distara de este real de La Cangayé como 30 leguas.... Como dato que confirma este escrito tenemos que en el templo de la reducción de La Cangayé se instaló luego la campana de la destruida Concepción del Bermejo. El hallazgo de las ruinas de La Cangayé sería vital para que estas referencias de Arias pudieran restringir el radio de búsqueda de Concepción.[11]

Other Languages