Compra de Luisiana

El territorio comprado de la Luisiana en un mapa de principios del siglo XX.
El documento del Tratado.

La compra de Luisiana fue una transacción comercial mediante la cual Napoleón Bonaparte, entonces Primer Cónsul francés, vendió a Estados Unidos en 1803 2.144.476 km² (529.911.680 acres) de posesiones francesas en América del Norte a un precio de alrededor de 3 centavos por acre (7 centavos por ha); un precio total de 15 millones de dólares u 80 millones de francos franceses. Con los intereses, el territorio de Luisiana costó 23.213.568 dólares.[1]

La vasta extensión objeto del tratado comprendía los territorios de los actuales estados de Arkansas, Misuri, Iowa, Oklahoma, Kansas, Nebraska, Minnesota al sur del río Misisipi, gran parte de Dakota del Norte, casi la totalidad de Dakota del Sur, el noreste de Nuevo México, el norte de Texas, una sección de Montana, Wyoming, Colorado al este de la divisoria continental, y Luisiana a ambos lados del río Misisipi, incluyendo la ciudad de Nueva Orleans. Además, la compra comprendía partes de las provincias actuales de Alberta y Saskatchewan, en el actual Canadá. Este territorio representa el 23% de la superficie actual de los Estados Unidos.[1]

La compra era importante para la presidencia de Thomas Jefferson, que se enfrentó a cierta resistencia interna a la compra. Aunque existían dudas acerca de la constitucionalidad de la adquisición del territorio, decidió comprar Luisiana porque no le gustaba la idea de que Francia y España tuvieran el poder de bloquear el acceso de comerciantes estadounidenses al puerto de Nueva Orleans. Esta negociación abrió a Estados Unidos el acceso al océano Pacífico e incrementó de forma espectacular su territorio, por lo que constituye uno de los acontecimientos históricos de mayores consecuencias en la Historia universal de los últimos dos siglos.

Contexto

La compra del territorio de la Luisiana fue una de las varias adquisiciones de territorio de los Estados Unidos. En el mapa, en color blanco.

En 1803 la Luisiana era un territorio de aproximadamente 2 millones de km², que lindaba al norte con las posesiones británicas, al este con el río Misisipi y al sur y oeste con los territorios de España. Estaba poblada por alrededor de 35.000 personas (la tercera parte de ellas en Nueva Orleans).

Los Estados Unidos buscaban la manera de controlar la navegación sobre el río Misisipi, hecho que le llevó a iniciar negociaciones con el régimen de Napoleón Bonaparte, por entonces Primer Cónsul francés.

Por su parte Francia tenía prisa por deshacerse de esta colonia que había obtenido sólo dos años atrás (por medio del Tratado de Retrocesión con España, que obligaba a devolver a Francia el territorio adquirido por España tras la Guerra de los siete años), ya que la rica colonia de Haití había declarado su independencia de Francia, por lo cual la Luisiana había perdido su interés estratégico para los franceses.

Napoleón prefirió entonces vender la colonia a los estadounidenses y no correr el riesgo de perderla ante los ingleses. Como dijo él mismo: «Esta venta no es un gran negocio para Francia, pero lo importante es que le daremos a los ingleses un competidor nuevo en su monopolio marítimo».

Other Languages
беларуская: Луізіянская купля
čeština: Koupě Louisiany
Bahasa Indonesia: Pembelian Louisiana
къарачай-малкъар: Луизиананы сатыб алыу
norsk bokmål: Louisiana-kjøpet
português: Compra da Luisiana
Simple English: Louisiana Purchase
українська: Купівля Луїзіани
Bân-lâm-gú: Louisiana Kò͘-bé