Compañía del Mar del Sur

Imagen de la burbuja del "Mar del Sur"
Vista de Buenos Aires, en el Siglo XVII. Fue el puerto más al sur del continente al cual la Compañía tuvo acceso.

La Compañía del Mar del Sur o Compañía de los Mares del Sur (en inglés: The South Sea Company) fue una organización comercial privada formada en 1711 por el Ministro de Hacienda británico, Robert Harley. La creación de dicha empresa surgió como parte de un plan para financiar al gobierno inglés: los titulares de deuda pública debían cambiarla por acciones de la nueva empresa. A cambio, el gobierno concedía a la compañía una renta perpetua de 576.534 libras al año, que se distribuirían como dividendos entre los accionistas. La empresa también recibió los derechos exclusivos del comercio con América del Sur y América Central de ahí el nombre de "Compañía de los Mares del Sur".

El esquema parecía beneficiar a todas las partes, ya que el gobierno conseguía un instrumento novedoso para financiar su deuda y a cambio la empresa recibía una posición de privilegio para la captación de capital, sumado a un trato preferencial por parte de las autoridades. Por su parte los accionistas recibirían el pago de un interés anual garantizado por el gobierno, sumado a los futuros rendimientos que podría generar la empresa a través del prometedor comercio con América del Sur. Estos rendimientos se podrían traducir en mayores pagos de dividendos o en una subida del precio de las acciones favoreciendo a sus tenedores.

Sin embargo, en ese entonces, casi toda América estaba controlada por España, con la que Gran Bretaña estaba en guerra, por lo tanto el negocio comercial no pudo ponerse en marcha hasta 1713, cuando concluyó la Guerra de Sucesión Española. Incluso una vez firmado el tratado de paz entre ambas partes, la Compañía de los Mares del Sur fue autorizada únicamente a suministrar esclavos africanos y a enviar un solo barco por año con mercaderías a las colonias americanas. El transporte de esclavos no era una actividad rentable, sumado a que el flujo de comercio se vio continuamente afectado por las disputas entre Gran Bretaña y España.

En 1718 estalla una nueva guerra contra España que provoca la confiscación de las propiedades de la compañía en Sudamérica y la interrupción del flujo comercial con el continente. El futuro de la empresa parecía incierto, sin embargo, en 1719 los ingleses logran derrotar al conglomerado de tropas jacobitas y españolas, poniendo fin a las constantes revueltas nacionalistas de Escocia y a la lucha contra fuerzas extranjeras dentro de su propia isla. Este hecho sumado a un nuevo plan de re-financiación de deuda pública a través de nuevas acciones de la Mar del Sur generó una especulación económica que hizo subir los títulos de la Compañía de 100 £ a 1000 £ tan solo en el primer semestre de 1720. Una vez alcanzado este pico se produjo una ola vendedora que en poco tiempo llevó el precio de las acciones nuevamente a alrededor de 100 libras. Esta burbuja económica conocida como la Burbuja del Mar del Sur fue una de las crisis bursátiles más devastadoras de la historia del capitalismo.

La Compañía sobrevivió al cataclismo económico y continuó suministrando esclavos de África Occidental a la América española, e incorporó el negocio de la caza de ballenas en el Ártico. Sin embargo, su función principal fue siempre la gestión de la deuda pública británica hasta su total disolución en la década de 1850.

Contexto histórico

Fachada del Banco de Inglaterra, fundado en 1694. Ofició de Banco Central del Reino Unido.

En agosto de 1710, Robert Harley es nombrado Ministro de Hacienda. Por aquel entonces, el gobierno británico dependía en gran parte del Banco de Inglaterra, una empresa privada que había obtenido el monopolio de las finanzas británicas a cambio de garantizar la organización y la gestión de los préstamos al gobierno, sin embargo, el servicio no era el esperado. Harley, por lo tanto, buscó activamente nuevas formas de mejorar las finanzas nacionales. El nuevo Parlamento se reunió en noviembre de 1710 con una resolución de asistir a las finanzas públicas, que habían sufrido significativamente tras la guerra con Francia. Harley asistió llevando informes detallados sobre la situación de la deuda nacional y sobre los escandalosos gastos que se habían realizado. Finalmente, en enero de 1711 la Cámara de los Comunes acordó nombrar una comisión para investigar la totalidad de la deuda y el gasto público, cuyos miembros serían el propio Robert Harley y dos auditores de cuentas: Edward Harley, hermano de Robert, y Paul Foley, su cuñado. Dicho comité también incluyó a William Lowndes, Secretario del Tesoro, quien había tenido una significativa responsabilidad en la re-introducción de la moneda acuñada en territorio británico en 1696 y John Aislabie representante del "October Club" (Club de Octubre), un grupo de aproximadamente 200 diputados que se habían comprometido a votar en bloque.

La primera preocupación de Harley era encontrar 300.000 libras para cubrir los gastos del operativo que el ejército británico estaba desenvolviendo en Europa, correspondientes al próximo trimestre. Esta cifra fue proporcionada por un consorcio privado conformado por Edward Gibbon, George Caswall y el Banco Hoare. Hasta ese momento el Banco de Inglaterra había estado operando la Lotería Estatal en nombre del gobierno sin mucho éxito. Dado este bajo rendimiento, Harley concedió autoridad para la venta de billetes a John Blunt, director de la Hollow Sword Blade Company. La venta de billetes se inició el 3 de marzo de 1711 y para el día 7, ya habían sido vendidos en su totalidad. Esta fue la primera operación verdaderamente exitosa de la lotería británica.

Este éxito fue seguido poco después por otro, más grande, llamado "La Aventura de los Dos Millones" o "El Clásico", cuyos billetes costaban 100 libras, con un premio máximo de 20.000 libras y uno mínimo de por lo menos 10 libras. Si bien los premios eran anunciados por el importe total, la realidad era que se pagaba en cuotas sobre un período que se podía extender por algunos años, es decir, el gobierno siempre mantenía prácticamente la totalidad del dinero del premio en calidad de préstamo, mientras que era abonado a los ganadores.

Other Languages