Compañía de los Caminos de Hierro del Sur de España

Compañía de los Caminos de Hierro del Sur de España
Tipo Sociedad anónima
Industria Transporte, ferrocarriles
Fundación 1880
Desaparición 1929
Sede central Madrid, Bandera de España  España
Productos Transporte ferroviario de pasajeros y mercancías.
Cronología
[ editar datos en Wikidata]

La Compañía de los Caminos de Hierro del Sur de España fue una compañía ferroviaria que existió durante finales del siglo XIX y que operó en la región sureste de España. Fue la encargada de la construcción de las líneas férreas Linares-Almería y del ramal Moreda-Granada. La principal actividad de la compañía tuvo lugar entre 1890 y 1929, año en que fue anexionada por la Compañía de los Ferrocarriles Andaluces.

Historial

A finales del siglo XIX la red ferroviaria española se había extendido por buena parte de la geografía española, pero todavía existían algunas áreas a las que no llegaba, como era el caso de la región sureste de Andalucía, especialmente Almería, que a finales de siglo seguía siendo la única capital de provincia sin conexión ferroviaria. En 1870 el gobierno ya había autorizado la construcción de una línea ferroviaria que uniera Linares con Almería y ofreció una importante subvención para atraer inversores.

La Compañía de los Caminos de Hierro del Sur de España fue creada en el año 1880 aunque la hegemonía de la Compañía de los Ferrocarriles Andaluces en las líneas del sur de España ensombreció su horizonte, por lo que tuvo que centrarse en la zona oriental de Andalucía. En 1889 el Banco General de Madrid obtuvo la concesión del ferrocarril Linares-Almería, que transfirió a la nueva empresa. Se contrató a la compañía francesa Fives-Lille para la construcción de la esta línea y el 16 de julio de 1890 se iniciaron las obras desde Almería, pero hasta julio de 1895 no empezó a funcionar la sección sur comprendida entre Guadix y Almería. A finales de año entró la sección norte, entre Baeza y Quesada. Hacia 1899 toda la línea ya se encontraba funcionando en su totalidad.[2]

El tráfico de minerales experimentaba una importante dificultad en el tramo entre Gergal y Santa Fe, debido a la fuente pendiente que existía. Por ello se acomete una electrificación de esta sección, que se finaliza en 1911, pero es una obra con unos costes tan elevados que las finanzas de la compañía no puede soportar.[2]

Tras el estallido de la Primera Guerra Mundial (1914-1918) la situación económica sigue empeorando para la empresa, que se ve arrastrada por la crisis general del ferrocarril en España.[3]

Other Languages