Compañía Sueca de las Indias Orientales

El buque Götheborg en Oslo para el centenario de la disolución de la unión entre Noruega y Suecia el 10 junio de 2005.

La Compañía Sueca de las Indias Orientales (en sueco: Svenska Ostindiska Companiet, o SOIC), fue fundada en Gotemburgo ( Suecia) en 1731 para el propósito del comercio en el Lejano Oriente. El inicio de la compañía fue inspirado por el éxito de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales y la Compañía Británica de las Indias Orientales, pronto se convertiría en la compañía de comercio más grande de Suecia durante el siglo XVIII, hasta 1813.

Antecedentes

Los primeros intentos de fundar una compañía se remontan al siglo XVII. A comienzos de 1626, el holandés Willem Usselinx obtuvo privilegios reales del rey Gustavo II Adolfo para crear una compañía de comercio, pero guerras y tiempos difíciles detuvieron los planes, antes de haber enviado la primera nave hacia el Lejano Oriente.

Otro antecedente fue el intento de piratas de Madagascar, quienes en 1718 ofrecieron al rey de Suecia Carlos XII, naves armadas y oro a cambio de la naturalización, pensando que Suecia les serviría como una base comercial. Las negociaciones avanzaban con el rey sueco en su campamento durante su campaña militar contra Noruega en 1718, pero se suspendieron con la muerte del soberano.

Con el fin de la Gran Guerra del Norte y el Tratado de Nystad, el comercio exterior se veía como una opción tentadora para reconstruir el país. Las opiniones eran variadas, el acero y la madera eran las principales materias primas de exportación y se estimaba que era un error intercambiarlos por el y la porcelana, considerados de poco valor, provenientes del Lejano Oriente. La emergente industria de textiles sueca también se veía amenazada, de manera que los dueños de la primera compañía que se fundó, prometieron abstenerse de comerciar con ese bien.

Comenzar una nueva compañía comercial que pudiera enfrentar a los intereses de grandes potencias como Francia e Inglaterra no era fácil, pero el monopolio entregado a las compañías de comercio de estos países vino a repercutir en Suecia, ya que los comerciantes escoceses e ingleses que eran obligados a abandonar la Compañía Británica de las Indias Orientales estaban más que deseosos de participar con sus acciones en los planes suecos, financiando de ésta manera a la compañía.

Other Languages