Comités de Defensa de la Revolución

Emblema de los CDR.

Los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) se fundaron el 28 de septiembre de 1960, en La Habana, con el papel de desempeñar tareas de vigilancia colectiva frente a la injerencia externa y los actos de desestabilización del sistema político cubano.[ cita requerida]

La inauguración de los CDR tuvo lugar en un acto público frente al Palacio Presidencial (hoy Museo de la Revolución), presidido por Fidel Castro Ruz.[ cita requerida]

Es la más poderosa de las organizaciones cubanas gubernamentales, que tiene la movilización de los partidarios de la Revolución como uno de sus objetivos principales. También participa en tareas de salud, higiene, de apoyo a la economía y de fomento de la participación ciudadana en distintos ámbitos, como en la participación en las elecciones o en las asambleas. Antes de la fundación de los CDR, existían varias organizaciones con diferentes fines que quedaron unificadas con la creación de la nueva organización de masas.[ cita requerida]

Estructura

Su estructura es centralizada; cada cuadra tiene su propio CDR, y los presidentes de los CDR de cada cuadra conforman el CDR del barrio, el de la provincia y el nacional. En la instancia nacional los órganos y organismos de dirección son: el Congreso, la Dirección y el Secretariado Ejecutivo. Cuenta con unos 7 600 000 miembros, ciudadanos mayores de 14 años de edad (requisito indispensable para ingresar en la organización). Los Comités de Defensa de la Revolución se han convertido, además de una fuerza organizada en favor de la defensa del socialismo en una fuente inagotable de tareas para el pueblo cubano.[ cita requerida]

En realidad, los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) se fundaron antes de que en Cuba se hiciera mención alguna al socialismo. Para ello Fidel Castro se valió de la etapa de efervescencia popular revolucionaria de los inicios de la llamada Revolución. Los CDR se ubican en cada cuadra, el próximo nivel en la estructura es el Comité de Zona, que puede abarcar desde unos pocos hasta unos diez, veinte o más CDR, de acuerdo con las características urbanas y demográficas. El próximo nivel es la Circunscripción, después el Municipal, el Provincial y por último el Nacional. El dirigente de los CDR es conocido como Coordinador Nacional. Los CDR cuentan con casi ocho millones de miembros, para lo cual se debe tener en cuenta que el único requisito es cumplir catorce años de edad.

Cada comité tiene un presidente del CDR, y en la puerta de su casa se puede leer un cartel que así lo indica. La elección de este presidente o presidenta se basa en su compromiso con el proceso revolucionario, dando el ejemplo con su conducta solidaria y humanista. Cada comité tiene además un Responsable de Vigilancia, un Responsable Ideológico y un Responsable de Trabajos Voluntarios.

El presidente es quien suministra información sobre cada ciudadano que reside en su cuadra ya sea al jefe de Sector de la Policía, a investigadores de organizaciones políticas como la Unión de Jóvenes Comunistas o Partido Comunista de Cuba y es uno de los que suministra información regular a los investigadores del Departamento de Seguridad del Estado o G2 (policía política). El responsable de vigilancia participa también de estas actividades.

En el Comité de cada cuadra, existe un libro conocido como "Registro de Dirección". En este libro deben ser anotadas todas las personas que residan en la cuadra. Cada ciudadano que se muda a una nueva dirección, está obligado a pasar por el Comité para ser registrado junto a su familia en el Libro de Registro. Cualquier huésped temporal del ciudadano debe ser informado.

El responsable de Vigilancia es el encargado de organizar entre otras tareas, la llamada "guardia revolucionaria", es decir, citar a cada ciudadano cada vez que le corresponda, para efectuar vigilancia en la cuadra en horarios nocturnos. También como el presidente, deberá tomar nota de cada situación que le parezca fuera de lo común: entrada y salida de muchas personas en una misma casa, ciudadanos con bolsos o paquetes, etc.

El responsable Ideológico, es el que se encarga de citar a los ciudadanos a algún local de la cuadra para leer material político orientado por el Partido Comunista. Esta actividad ha caído en desuso dado el desinterés de la población.

El responsable de Trabajo Voluntario es el encargado de citar a los ciudadanos de la cuadra para hacer diversos trabajos los días de descanso (domingos). Estos trabajos podían ser blanquear contener con cal, cortar hierba o limpieza. También es una actividad que se ha reducido muchísimo. La efectividad de la policía política cubana y el Departamento Técnico de Investigaciones descansan en la existencia de los CDR, que les ofrece información detallada de los objetivos de vigilancia.[ cita requerida]