Comisiones Obreras de Euskadi

Comisiones Obreras de Euskadi
Nombre oficial Confederación Sindical de Comisiones Obreras de Euskadi
Fundación 1976
Miembro de Confederación Europea de Sindicatos
Ámbito País Vasco
Sede central Uribitarte, 4. 48001 Bilbao
Secretario general Unai Sordo
Afiliados 54.000
Delegados sindicales 3.262
Publicación Biltzar
Web oficial www.ccoo-euskadi.net

La Confederación Sindical de CC.OO. de Euskadi - Euskadiko Langile Komisioak es una organización sindical del País Vasco ( España) que esta confederada con las del resto de las confederaciones de CC.OO. de las otras de comunidades autónomas formando la Confederación Estatal de CC.OO.. Las CC.OO. de Euskadi son miembros de la Confederación Europea de Sindicatos (CES) europea y de la CIOLS mundial.

Se define como «una organización sindical plural y democrática que hace de la participación una de sus señas de identidad junto a su carácter reivindicativo y solidario».[1]

En la actualidad tiene unos 54.000 afiliados[3] y tiene presencia en todos los sectores industriales o de servicios. Hasta el 8º congreso, realizado en el 2004, incluía a la confederación Navarra que optó por separarse y constituirse en Confederación independiente.

Historia

Concentración de protesta de CC.OO. de Euskadi.

Las luchas obreras que se producen en el País Vasco en los años cincuenta y sesenta del siglo XX centradas en las grandes zonas industriales del país, margen izquierda del Nervión, Bajo Deva, etc., son el caldo de cultivo de donde nacerían las Comisiones Obreras de Euskadi.

Las huelgas por la negociación de convenios que se produjeron en el año 1962 en importantes empresas guipuzcoanas como la CAF de Beasáin, la Basconia o La Naval en Vizcaya que movilizaron a más de 35.000 trabajadores en una época de falta de libertad y de dura represión, plena dictadura de Franco fueron el punto de inflexión que dio paso a la creación de las primeras Comisiones Obreras.

En la Zona Minera de Vizcaya la Mina del Alemán se convierte en símbolo de organización sindical, movimiento que se extiende por la zona industrial de Ezkerraldea con sus importantes empresas como Altos Hornos de Vizcaya, Babcock & Wilcox y La Naval. El movimiento se va conformando en reuniones ilegales, que costarían muchas detenciones de trabajadores y militantes obreros, por toda la zona de La Arboleda, en Valle de Trápaga. De estos movimientos surgen un buen número de comisiones que van siendo más o menos admitidas por los responsables de las empresas y van negociando acuerdos al margen de los canales legales establecidos (la Organización Sindical conocida como el Sindicato Vertical) por el régimen. Los contactos entre las diferentes comisiones de las fábricas cuajó en una reunión de donde surgió una plataforma supraempresarial de cáracter permanente que durante dos años trató de actuar como interlocutor de los trabajadores de la provincia. Esta Comisión era alegal y estaba consentida por el propio régimen.

Esta nueva organización, la Comisión Obrera Provincial, tenía como rasgos característicos el pluralismo y la autoorganización, lo que se empezó a considerar como el nuevo movimiento obrero. Las fuerzas sindicales importantes de aquel tiempo, ELA y UGT, no se integraron en la Comisión y junto con la CNT formarían la Alianza Sindical de Euskadi. El carácter heterogéneo de la organización haría que se produjeran varia escisiones pero aportaría frescura a la misma.

Celebración del 30 aniversario de CC.OO. de Euskadi en 2008. Intervención de su secretario general Josu Onaindi.

Durante década de los sesenta se van dando diversos posicionamientos ante el sindicalismo oficial, hasta que en 1966 se decide presentar listas a las elecciones a representantes, en contra de la decisión de los sindicatos históricos de clase agrupados en torno a la Alianza Sindical, logrando una amplia representación que desplaza a una gran parte de los anteriores enlaces y vocales en los jurados y accediendo a los primeros órganos de representación. El 7 de agosto de este año nacen las Comisiones Obreras de Guipúzcoa.

Huelga de Bandas

La empresa "Laminaciones de Bandas en Frío Echévarri" contaba con 960 trabajadores y su plantilla se declaró en huelga el 30 de octubre de 1966, durando la histórica protesta hasta el 20 de mayo del año siguiente por un problema de rebaja de primas y aumento del ritmo de trabajo. Este hecho fue de gran trascendencia para el sindicato. Se participó activamente en el conflicto utilizando los instrumentos que permitía la legalidad vigente, pero también encierros y manifestaciones. La empresa, por su parte, apoyada por la dictadura llegaría a traer esquiroles, retirar la cobertura sanitaria (que se sustituyó por médicos voluntarios) y a amenazar con echar de sus casas (propiedad de la compañía) a los trabajadores en huelga. La solidaridad se extendió por todas las organizaciones y estamentos del País Vasco llegando a toda España e incluso el extranjero, y se sumaron a la protesta desde los estudiantes universitarios hasta la iglesia católica.

Other Languages