Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas

Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas
Información general
AcrónimoCONADEP
TipoComisión asesora del Poder Ejecutivo Nacional
Fundación15 de diciembre de 1983
Disolución20 de septiembre de 1984
JurisdicciónNacional
PaísArgentinaFlag of Argentina.svg Argentina
SedeCentro Cultural General San Martín, Buenos Aires.
Organización
ObjetivoRealizar un informe sobre las desapariciones ocurridas durante la pasada dictadura, estableciendo los métodos y esquemas utilizados por los gobernantes de facto.
PresidenteErnesto Sabato
Recepción de DenunciasGraciela Fernández Meijide
Procesamiento de DatosDaniel Salvador
ProcedimientosRaúl Aragón
Asuntos LegalesAlberto Mansur
ComposiciónUn presidente, 5 secretarios y 12 miembros.
Dependiente dePoder Ejecutivo Nacional

La Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) fue una comisión asesora creada por el presidente de la Argentina Raúl Alfonsín el 15 de diciembre de 1983 con el objetivo de investigar las graves, reiteradas y planificadas violaciones a los derechos humanos durante el período del terrorismo de Estado (sucedido entre 1976 y 1983), llevadas a cabo por la dictadura militar autodenominada Proceso de Reorganización Nacional. No fue instituida para juzgar, sino para indagar sobre la suerte corrida por los desaparecidos. La comisión recibió varios miles de declaraciones y testimonios y verificó la existencia de cientos de lugares clandestinos de detención en todo el país.

Antecedentes

El 10 de diciembre de 1983 asumió la presidencia de Argentina el político radical Raúl Alfonsín, luego de siete años de interrupción democrática por parte del autodenominado Proceso de Reorganización Nacional. Dicha dictadura, con el pretexto de combatir a los grupos guerrilleros (que, si bien habían intensificado los atentados en las ciudades, se encontraban políticamente desahuciados tras el distanciamiento y la muerte de Perón) llevó adelante un plan sistemático de desaparición de personas consideradas «subversivas», rótulo utilizado de manera muy amplia y ambigua. Por lo general, grupos comando secuestraban a estas personas, las confinaban en centros clandestinos de detención, donde las torturaban, eventualmente asesinaban y hacían desaparecer los cadáveres. Las autoridades negaban luego conocer su paradero. [1]