Comarcas de Castilla-La Mancha

La comunidad autónoma española de Castilla-La Mancha se encuentra dividida en cinco provincias: Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo. Tanto en el Estatuto de Autonomía de 1982 como en el proyecto de nuevo Estatuto está prevista la organización territorial de la región, con la posibilidad legal de estructurar la misma en comarcas, si bien hasta la fecha no hay ninguna ley de comarcalización, y por tanto no existen divisiones comarcales con transcendencia administrativa.

No obstante, en Castilla-La Mancha se reconocen diversas comarcas por tradición histórica, que en ocasiones trascienden los límites provinciales; y también las cinco Diputaciones provinciales reconocen, aunque no de modo oficial, la estructuración de las respectivas provincias en comarcas. Además, el territorio regional se encuentra estructurado en mancomunidades de municipios, que en muchos casos se denominan y autodenominan "comarcas".

Las comarcas en el Estatuto de Autonomía

Comarcas de Castilla-La Mancha actuales, establecidas por las diputaciones provinciales.

El Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha, de 1982, dispone en su Título III (De la organización territorial de la Región) la posibilidad de la creación y reconocimiento de comarcas:

En los términos previstos por la Constitución, por Ley de las Cortes de Castilla-La Mancha se podrá: a) Reconocer la comarca dentro de cada provincia como entidad local con personalidad jurídica y demarcación propia.

b) Crear asimismo agrupaciones basadas en hechos urbanísticos y otros de carácter funcional con fines específicos.

c) Reconocer el hecho de comunidades supramunicipales, tales como las de Villa y Tierra, el Señorío de Molina y análogas.

Artículo 29.2 del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha.[1]

También el proyecto de nuevo Estatuto de Autonomía dispone tal posibilidad, en similares términos:

Mediante ley se podrá: a) Reconocer la comarca como entidad local con personalidad jurídica y demarcación propia.

b) Crear asimismo agrupaciones basadas en hechos urbanísticos y otros de carácter funcional con fines específicos.

c) Reconocer el hecho de comunidades supramunicipales tales como las de Villa y Tierra, el Señorío de Molina y análogos.

d) Regular el procedimiento de aprobación de los estatutos de las mancomunidades de municipios.

Artículo 77.2 de la Propuesta de Reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha de 2008.[2]

Sin embargo, no existe ninguna regulación legal específica que haya supuesto el reconocimiento de ninguna comarca en Castilla-La Mancha.

Other Languages