Columna Connolly

Connolly Column
Columna Connolly
Activa Octubre de 1936 - finales de 1938
País Flag of Ireland.svg Irlanda
Fidelidad Bandera de España II República Española
Rama Internationalist star.svg B. Internacionales
Tipo Infantería
Tamaño 150 efectivos (aprox.)
Acuartelamiento Albacete
Comandantes
Comandantes
notables
Frank Ryan
Guerras y batallas
Batalla de Madrid
Batalla del Jarama
Batalla del Ebro
[ editar datos en Wikidata]

La Columna Connolly ( en inglés: Connolly Column) fue una pequeña unidad de voluntarios irlandeses integrados en el batallón Lincoln que formó parte de las Brigadas Internacionales en apoyo de la república durante la Guerra Civil Española. La denominación escogida lo fue en honor del líder socialista irlandés James Connolly, ejecutado en 1916 por su participación en el Levantamiento de Pascua.

Al inicio del conflicto, el republicano izquierdista irlandés Peadar O'Donnell se encontraba en Barcelona para la apertura de las Olimpiadas Populares. El estallido de la guerra le impulsó a movilizar unidades de voluntarios en apoyo del Frente Popular entre los miembros del Ejército Republicano Irlandés ( IRA) y otros activistas nacionalistas. Fue también una reacción frente a la creación de la Brigada Irlandesa, de orientación fascista, que agrupó a voluntarios que combatieron a favor del bando sublevado también en la guerra española.

Los primeros integrantes de la columna llegaron a España en diciembre de 1936 con Frank Ryan liderando el grupo y se instalaron en Albacete, punto de concentración de todos brigadistas. El conflicto con el Reino Unido que mantenían los irlandeses impidió que se integrasen en el Batallón Británico, quedando encuadrados en el batallón americano Lincoln.

El número exacto de miembros de la Columna a lo largo de su estancia en España no ha sido fijado, pero la mayoría de los historiadores coinciden en afirmar que estaría próximo a unos 150 hombres. Participaron en distintas batallas, como la de Madrid, la del Jarama (donde sufrieron importantes bajas) y la del Ebro. El líder del grupo, Ryan, fue herido y, tras recuperarse en su país, regresó participando en el frente de Aragón, siendo capturado y llevado a una campo de prisioneros en Miranda de Ebro, donde fue sentenciado a muerte. No obstante, la intervención del presidente de Irlanda, Éamon de Valera, permitió que le fuera conmutada la pena capital por la de treinta años de prisión.

En septiembre de 1938 los supervivientes de la columna regresaron a Irlanda.

Enlaces externos

Other Languages