Columna (química industrial)

Columna de platos perforados.

La columna o torre utilizada en química industrial es una instalación que se usa para realizar determinados procesos como son la destilación, la absorción, la adsorción, el agotamiento, etc; y cuya utilidad es la de separar los diversos componentes de una mezcla simple o compleja.

Las columnas son dispositivos cilíndricos, de altura mayor que su diámetro, que pueden ser de diversos tipos:

  • columnas de platos perforados: consta de una serie de platos perforados, que pueden llevar a su vez válvulas o campanas, colocados a alturas diferentes y a intervalos regulares, con el fin de dispersar una de las fases;[1]
  • columnas de relleno: se diferencian de las anteriores por tener su interior ocupado por un relleno de anillos (llamados anillos de Raschig) o de material perforado. En estas columnas lo más importante es la mayor superficie de contacto ofrecida por el relleno.
  • columnas de platos de campanas
  • columnas de platos de válvulas

En las columnas se produce habitualmente un movimiento a contracorriente entre el líquido que desciende y el vapor que asciende. Es durante este movimiento cuando se purifican los componentes hasta obtener la calidad deseada en el diseño.

Referencias

  1. Hopp, Vollrath. Fundamentos de tecnología química para formación profesional (1994), pág. 395
Other Languages