Columba de Sens

Santa Colomba de Sens
Antoniazzo Romano Tríptico con busto de Cristo entre San Juan Bautista y San Pedro, San Juan Evangelista y Santa Colomba. Tabla centro. 87 x 62 cm. Portezuelas. 94 x 35 cm. Museo del Prado.jpg
Tríptico en el que aparece santa Coloma en el extremo derecho, 1495, Museo del Prado
Nacimiento h. 257
Hispania
Fallecimiento 273
¿ Meaux?
Venerada en Iglesia Católica
Festividad 31 de diciembre[1]
Atributos Retratada como una doncella coronada con cadenas. A veces puede tener un perro o un oso con cadena, sostener un libro y pluma de pavo real, estar con un ángel sobre una pira funeraria, o estar decapitada
[ editar datos en Wikidata]

Santa Colomba de Sens ( Hispania, h. 257- decapitada ¿en Meaux?, 273) fue una virgen mártir cristiana considerada santa y a la que se asocia con Sens en Francia y una fuente llamada d'Azon. Su fiesta se celebra el 31 de diciembre.

Toda su historia es bastante legendaria. Se dice que, a los dieciséis años de edad, huyó de Hispania para marchar a la Galia con la finalidad de escapar a las persecuciones del emperador Aureliano. No obstante, fue localizada y apresada. Mientras estaba en prisión, uno de los guardias de la prisión intentó violarla. Un oso que se usaba en un anfiteatro cercano atacó al guardia y la rescató. Sin embargo, más tarde fue martirizada en Meaux.

Cuenta la hagiografía católica que la condenaron a morir en la hoguera, pero que, al resistir a las llamas, la degollaron en un bosque cercano. Donde cayó su sangre creció un arroyo.

Se construyó una capilla en la tumba, seguida más adelante por la abadía de Sens. Otras iglesias de Francia llevan su nombre. También se dice que fue patrona de la iglesia parroquial de Chevilly, en la diócesis de París. Sus restos no están en Sens, sino que aparentemente se encuentran (o se encontraban) en Rímini (Italia). Se desconocen los motivos por los que los restos de Santa Columba no permanecieron en Sens (al menos en gran parte), sino que fueron enviados a Rimini, a la Catedral de Santa Columba. Las reliquias fueron llevadas (solamente una parte) por el obispo Castelli, de Rimini, que viajó a Sens con ese fin, en la segunda mitad del siglo XVI. Posteriormente se dieron cuenta que los fragmentos de las reliquias traídas de Francia complementaban perfectamente los fragmentos de las viejas reliquias de Santa Colomba, ya existentes en Rimini, que según la leyenda llegaron por barco (aunque no se sabe de donde).

En el arte, santa Colomba está representada como una doncella coronada encadenada. A veces puede:

  • tener un perro o un oso encadenado
  • sostener un libro y una pluma de pavo real,
  • estar con un ángel sobre una pira funeraria
Santa Coloma Mártir, Imagen del s.XV de la Patrona de Santa Coloma de Gramanet, conservada en la Iglesia Mayor

Santa Comba

La veneración hacia Santa Colomba («Santa Comba») en Galicia se remonta a la Edad Media; su culto, según Allyson M. Poska, fue "probablemente una combinación de los cultos de dos vírgenes mártires."[2] Santa Colomba de España o de Córdoba, fue una monja cordobesa muerta alrededor del año 853.

Una leyenda gallega sostiene que antes de ser una virtuosa mártir virgen, Comba era una bruja.[4]

En Coimbra, según una guía de viajes del siglo XIX, había una capillita que se decía que marcaba el lugar donde Comba sufrió el martirio y que "hacia finales de la primavera, las jóvenes de Coimbra engalanan el santuario con coronas de rosas en recuerdo de la rosada corona del martirio que creían que ella llevaba."[5]

Other Languages
čeština: Kolumba ze Sens
français: Colombe de Sens
italiano: Colomba di Sens
Nederlands: Columba van Sens