Colegio de los Sagrados Corazones de Santiago

Colegio de los Sagrados Corazones de Santiago»
Información
Tipo Particular Privado
Afiliación religiosa Católica
Fundación 15 de febrero de 1849
Género Mixto
Coordenadas 33°26′54″S 70°39′51″O / -33.44841111, 33°26′54″S 70°39′51″O / -70.66419722
Autoridades
Rector/a Iván Villalón Quezada
Administrador/a Arzobispado de Santiago
[ editar datos en Wikidata]

El Colegio de los Sagrados Corazones de Santiago, también conocido como de los "Padres Franceses", es el primer colegio particular de Santiago y el segundo de Chile. Fue fundado por la Congregación de los Sagrados Corazones y abrió sus puertas a los primeros 36 alumnos internos, el 15 de febrero de 1849.

La Congregación en Chile – Colegio de Valparaíso

En 1825 el padre José María obtuvo de la Santa Sede la concesión del territorio de las Islas Sandwich (hoy Hawái) como territorio para misionar en Hawái con predicadores metodistas norteamericanos; en 1833, la Santa Sede le entregó a la Congregación la Oceanía entera como territorio donde predicar el Evangelio, con un obispo a la cabeza y el territorio dividido en dos prefecturas apostólicas, una de las islas Hawái y la otra del Pacífico sur. Ese mismo año se nombró al padre Juan Crisóstomo Liausu como Prefecto de la Oceanía Meridional.

En mayo de 1834, el padre Crisóstomo, junto a otros dos sacerdotes y un hermano catequista llegaron a Valparaíso donde los recibió el padre Andrés Caro, religioso franciscano español, gracias al cual la Congregación se estableció definitivamente en Chile.

Durante dos meses los religiosos participaron en retiros y confesiones, e iniciaron la adoración del Santísimo Sacramento los días viernes, encontrando muy buena acogida entre la población porteña. Los religiosos prosiguieron hacia Oceanía quedándose en Valparaíso sólo el padre Crisóstomo.

En febrero de 1835 llegó a Valparaíso el Vicario Apostólico de Oceanía acompañado de tres sacerdotes, dos hermanos y un seglar. El Vicario aprobó la proposición del padre Crisóstomo de fundar una casa en Valparaíso que serviría como lugar de apoyo a los que viajaran entre Francia y Oceanía. Para ello, el padre Andrés Caro les donó la Casa de Ejercicios que los franciscanos tenían en Valparaíso.

El padre Crisóstomo apoyado por monseñor Manuel Vicuña, obispo de Santiago, a fines de julio de 1837 abrió un colegio en Valparaíso que comenzó a funcionar con 25 alumnos y tres religiosos como profesores. Este Colegio de los Sagrados Corazones de Valparaíso es el colegio particular más antiguo de Chile y, a la vez, fue la cuna de los otros colegios de la Congregación en todos los países de América latina donde se estableció.

Other Languages