Colectivos de Buenos Aires

Colectivo
Lugar
Área abastecidaÁrea Metropolitana de Buenos Aires
Descripción
TipoAutobús
SistemaMetrobús
(solo en algunas avenidas)
Inicio1928
Características técnicas
Velocidad máxima60 km/h[1](autopistas)
50 km/h (avenidas)
40 km/h (calles)
Explotación
Líneas~ 136[2]
Pasajeros~ 1.700 millones
Frecuencia~ 5 a 15 minutos
Flota9.175 unidades en 2018[3]
Prestador91 empresas[2]
Primitivo auto-colectivo porteño.

En Buenos Aires, el colectivo (de transporte colectivo) es el nombre dado a una intrincada red de cerca de 200 líneas de autobuses que recorren el área metropolitana. Su origen se remonta a 1928, año en el que un grupo de taxistas decidió realizar un recorrido fijo anunciándolo con un cartel en su parte delantera y permitiendo subir a más de un pasajero. Con la desaparición del tranvía se convirtieron en el primer medio de transporte, absorbiendo muchos viejos recorridos. Dado a su desarrollo descentralizado y dinámico, los colectivos de la ciudad de Buenos Aires representan una típica tradición porteña, y también son llamados coloquialmente con la palabra bondi. El negocio es manejado por unas pocas empresas privadas, la empresa que mayor número de líneas tiene es el grupo DOTA (Doscientos ocho transporte automotor) y le sigue La Nueva Metropol que cuenta con 27 líneas actualmente. El servicio de transporte automotor de la Ciudad y la Región Metropolitana de Buenos Aires está conformado por 91 empresas que operan 136 líneas de colectivos.[2]

Generalidades

Un moderno coche de la legendaria Línea 60 (Constitución-Tigre-Escobar).

En Buenos Aires el colectivo es el transporte público más utilizado, con las ventajas, dependiendo de la línea, de funcionar todo el día y encontrarlo en la mayoría de las calles de la ciudad, ya que sus recorridos componen una serie de trazos complementarios de alto alcance.

Las paradas están identificadas con un cartel que indica el número de la línea y una síntesis de los principales puntos de su recorrido.

Cada línea tiene un número y las unidades de una misma línea están identificadas por uno o hasta tres colores. El ascenso se realiza por la puerta delantera y el descenso por la trasera o por la puerta central. Para solicitar el descenso al conductor se debe tocar un timbre que se encuentra cercano a la puerta, con antelación a la parada de destino.

Interior adornado de un colectivo de la línea 71, interno 35.

El esquema de tarifas del servicio depende del recorrido realizado, del origen y destino del pasajero, y del medio de pago. Para los viajes de los colectivos urbanos de servicio común que se desarrollen dentro de los límites de la Ciudad de Buenos Aires, la tarifa vigente desde el 1º de Abril de 2018 oscila entre ARS 9 para viajes hasta 3 km, ARS 9,25 para viajes entre 3 y 6 km y ARS 9,50 para viajes mayores a 6 km sin trasponer el límite de la ciudad. Para los viajes con origen en la Ciudad de Buenos Aires, y destino en el Gran Buenos Aires superiores a 12 km e inferiores a 27 km el valor del pasaje es de ARS 9,70 mientras que para los viajes sobre distancias superiores el costo es de ARS 11.[4]​ Mediante una resolución del año 1972 se estableció un régimen tarifario especial para los escolares que viajan habitualmente en las empresas de transporte por automotor de pasajeros, urbanas y suburbanas, de jurisdicción nacional, para concurrir a los establecimientos públicos de educación ubicados en la Ciudad de Buenos Aires o dentro del área, que al día de la fecha cuesta AR$ 0,05.[5]​ El pasaje en los viajes urbanos se paga dentro del colectivo y puede hacerse con monedas, en una máquina al efecto o, con una tarjeta magnética prepaga llamada "SUBE" que también sirve para las líneas ferroviarias y el subte. Este último sistema pasó a ser el exclusivo medio de pago en los colectivos del Área Metropolitana de Buenos Aires desde el 10 de diciembre de 2015[6]

Los colectivos prestan servicio durante las 24 horas del día. Si bien a partir de las 22 horas la frecuencia se reduce a criterio del prestador de cada línea, la empresa tiene la obligación de prestar un servicio, a lo sumo, cada 30 minutos.

Other Languages