Colénquima

Células de colénquima, en corte transversal.

En botánica, el colénquima es un tejido de sostén presente en plantas jóvenes y herbáceas. Proporciona flexibilidad a los tallos jóvenes, a los pecíolos y a los nervios de las hojas. Generalmente, su distribución es subepidérmica (por debajo del tejido epidérmico).

A diferencia del esclerénquima, está formado por células maduras y alargadas, ricas en agua y en hemicelulosa, que se observan brillantes en el microscopio óptico, y con una gruesa pared celular formada por celulosa y pectina. Poseen paredes primarias ligeramente más anchas en ciertas zonas, y su citoplasma puede contener cloroplastos y vacuolas con cristales.[1]

Existen varios tipos de colénquima, de acuerdo con la forma de las células y la ubicación del engrosamiento de las paredes:

  • Angular: con engrosamiento en los ángulos.
  • Tangencial, laminar o lamelar: con engrosamiento en las paredes tangenciales o periclinales.
  • Lagunar: con engrosamiento en las paredes que limitan el espacio intercelular.
  • Masivo: forma derivada con fuerte engrosamiento en todas las paredes.

Por las características de su pared celular, presenta gran resistencia a las circunstancias de aplastamiento, lo que asegura a la planta una resistencia mecánica y segura.[2]

Referencias

  1. Leroux O. 2012. Collenchyma: a versatile mechanical tissue with dynamic cell walls. Annals of Botany 110 (6): 1083-98.
  2. Valla, Juan J. (2007). Botánica. Morfología de las plantas superiores. (1a ed. 20a reimp. edición). Buenos Aires: Hemisferio sur. p. 352. ISBN  950-504-378-3. 
Other Languages
العربية: نسيج أرضي
čeština: Kolenchym
Deutsch: Kollenchym
français: Collenchyme
galego: Colénquima
italiano: Collenchima
қазақша: Колленхима
Nederlands: Collenchym
polski: Kolenchyma
português: Colênquima
русский: Колленхима
slovenčina: Kolenchým
српски / srpski: Коленхим
українська: Коленхіма