Coatlicue

Coatlicue (en náhuatl: cōātlicuē‘la que tiene su falda de serpientes’cōātl, serpiente; ī-, su; cuē(itl), falda; -eh, que tiene’) ? en la mitología mexica es la diosa de la fertilidad, patrona de la vida y de la muerte, guía del renacimiento, la madre gestante de Huitzilopochtli, esta diosa también recibía los nombres de Tonāntzin 'nuestra (to-) madre (nān-) venerada (-tzin) y Teteōīnān 'madre (nān-) de los dioses (teteō-)', y era venerada como la madre de los dioses, entre sus atributos era representada como una mujer usando una falda de serpientes. Tiene los pechos caídos, que simbolizan la fertilidad y un collar de manos y corazones humanos que fueron arrancados de las víctimas de sus sacrificios. Su esposo era Mixcoatl.

Coatlicue, diosa madre, es un claro ejemplo de la dualidad en la cual la cosmología precolombina parece basarse, la intrínseca relación entre vida y muerte, dos caras del mismo concepto. La representación más conocida de Coatlicue que aparece en la imagen superior, se encuentra en el Museo Nacional de Antropología de la Ciudad de México. Se muestra con la característica falda de serpientes, sin embargo se pueden ver serpientes por todo el monumento y sustituyendo partes de la anatomía. La cabeza es sustituida por dos serpientes que se encuentran, símbolo de la dualidad que al crearse dio inicio a todo el universo, otra referencia serían las coyunturas enmascaradas (con rostros). En la base, fuera de la vista del visitante está Tlaltecuhtli, sosteniendo dos cráneos en las plantas de los talones de la diosa.

Mito

Coatlicue era madre de los [Centzon Huitznáhuac] cuatrocientos surianos, dioses de las estrellas del sur, así como de la diosa Coyolxauhqui, que regía a sus hermanos. Estaba viviendo en el cerro de Coatepec, donde hacía penitencia; tenía a su cargo barrer. Una vez, mientras barría, cayó del cielo un hermoso plumaje, que ella recogió y colocó en su seno. Cuando terminó de barrer, buscó la pluma que había guardado, pero no la encontró. En ese momento, quedó embarazada del dios Huitzilopochtli. Ese embarazo misterioso ofendió a sus otros cuatrocientos hijos (los Centzon Huitznáhuac) que, instigados por su hermana Coyolxauhqui, decidieron matar a su deshonrada madre.

Así lo quisieron, pero Huitzilopochtli nació armado completamente y acabó con sus hermanos y hermanas estrellas. Cortó la cabeza de su hermana Coyolxauhqui y la arrojó al cielo donde se convirtió en la Luna mientras el cuerpo desmembrado rodó hacia el pie del cerro. Ese relato quedó representado en el Templo Mayor del recinto ceremonial de Tenochtitlan. La gran pirámide coronada con el templo de Huitzilopochtli representaba el Coatepec (se hallaba constelada de cabezas de serpiente en piedra), y a su pie yacía el monolito de la Coyolxauhqui desmembrada. Los sacrificios humanos que se realizaban en la cima de la pirámide hacían referencia al antiguo mito ya que los cuerpos de las víctimas debían rodar hacia abajo igual que el cuerpo de la diosa Coyolxauhqui.[1]

Other Languages
català: Coatlicue
čeština: Coatlicue
Deutsch: Coatlicue
Ελληνικά: Κοατλίκουε
English: Coatlicue
euskara: Coatlicue
français: Coatlicue
magyar: Koatlikve
italiano: Coatlicue
ქართული: კოატლიკუე
lietuvių: Koatlikuė
Nāhuatl: Cōātlīcue
Nederlands: Coatlicue
polski: Coatlicue
português: Coatlicue
română: Coatlicue
русский: Коатликуэ
Scots: Coatlicue
slovenščina: Coatlicue
svenska: Coatlicue
українська: Коатлікуе