Coamo (Puerto Rico)

San Blas de Illescas (Coamo)
Municipio
Flag of Coamo.svg
Bandera
Coamo Escudo.png
Escudo
Otros nombres: Ciudad de las Aguas Termales, La Villa Añeja, Los Maratonistas y La Villa de San Blas de Illescas, Centro del Universo
San Blas de Illescas (Coamo) ubicada en Puerto Rico
San Blas de Illescas (Coamo)
San Blas de Illescas (Coamo)
Localización de San Blas de Illescas (Coamo) en Puerto Rico
Map of Puerto Rico highlighting Coamo.svg
Ubicación de San Blas de Illescas (Coamo)
Coordenadas 18°04′48″N 66°21′29″O / 18°04′48″N 66°21′29″O / -66.358055555556
Entidad Municipio
 • País Estados Unidos
 • Estado Libre Asociado Bandera de Puerto Rico  Puerto Rico
Alcalde Juan C. García Padilla ( PPD)
Fundación 1579
Superficie  
 • Total 202.15 km²
 • Tierra 202,13 km²
 • Agua ,017 km²
Altitud  
 • Media 148 msnm
Población (2015)  
 • Total 39 862 hab.
 • Densidad 520 hab/km²
Gentilicio Coameños/ñas
Código ZIP 00769[3]
[ editar datos en Wikidata]

Coamo es un municipio de Puerto Rico. Fundado el 15 de julio de 1570 por Cristóbal y Blas de Illescas, marcándolo así como uno de los pueblos más antiguos de la Isla después de San Juan y San Germán, se convirtió en municipio autónomo en 1579. Su nombre original era San Blas de Illescas pero luego fue cambiado por Coamo, una palabra taína que significa "lugar llano y extenso". Área en que se situaban los indios y le llamaban Coamex. Coamo se dividía en dos partes: Coamo Arriba – Aibonito, Villalba, Barranquitas, Orocovis, Cayey, Comerio y Cidra. Coamo Abajo – Patillas, Arroyo, Guayama, Salinas, Santa Isabel, Juana Díaz y Ponce.

Historia

Época Precolombina: Los Aborígenes Coameños

En los relatos relacionados con la colonización de Coamo no se menciona por ningún sitio la presencia de indios en este litoral, con una aislada excepción, en el hato de Guayama en el año 1569. Sin embargo, hay elocuente evidencia arqueológica, oficial y extraoficial, de su existencia en prácticamente todos los barrios de esta Villa durante la época precolombina. Por siglos aquí existió una numerosa población centralizada mayormente a lo largo de las cuencas de los ríos Cuyon y Coamo hasta la desembocadura de este último río en la aldea india conocida hoy día como El Cayito, en Santa Isabel. Los barrios de altura fueron los menos poblados por los indios probablemente por motivo al tupido bosque, topografía abrupta y a ausencia de ríos caudalosos.

Las aldeas indias de Coamo

Según transcurre el tiempo, cada día se van descubriendo nuevas aldeas indias en el territorio actual de Coamo. Los más importantes descubrimientos arqueológicos recientes comprueban que los indios vivían permanentemente en este territorio, y no con carácter transitorio. Se han encontrado los rastros de numerosas aldeas indígenas diseminadas por todo el territorio de Coamo pero solo se han estudiado con mayor intensidad cuatro de estas. Prevalecen en ellas las culturas ostiones y taína. Los yacimientos son los siguientes:

Baños de Coamo

Fue estudiada por el arqueólogo Fewkes y por el geólogo Alejandro García Padilla entre 1903 y 1910 y yace aledaña al balneario de ese nombre

Buenos Aires

Yace en la Antigua calle Buenos Aires de Coamo y fue excavada por los arqueólogos Irving Rouse y Montalvo Guenard en 1938. Quedaba en la parte sur este del mismo pueblo en una meseta a treinta pies sobre el nivel del río Coamo. Cubre un área de cuatro cuerdas, lo que equivale a una gran aldea indígena. Se encontró un gran caudal de piezas arqueológicas indígenas y restos de la comida, especialmente mariscos.

Cuyón o Villón

También llamado el barrio de las locas, fue excavada por Montalvo Guenrald en 1938 y yace, como su nombre lo sugiere, en el barrio Cuyón, a siete kilómetros al este del pueblo de Coamo en colindancia con los territorios de Cayey y Aibonito, al sur de la sierra de Cayey. Se encontró allí una gran plaza taína y dos plazas adicionales en las inmediaciones en el espacio de un kilómetro cuadrado, con sus concheros, objetos de alfarería taína, hojas y productos derivados del cannabis (sativa) o (Marihuana), cemies, esqueletos humanos, hachas y collares de piedra así como cuevas habitables. Según Rouse, esta aldea india es de las más elaboradas que se han encontrado en la isla.

Las Flores

Esta aldea se descubrió y se comenzó a excavar en año 1973 por el arqueólogo Juan José Ortiz Aguilú. Está localizada al oeste Las Flores en el barrio San Ildefonso en una meseta que yace a 150 pies sobre el nivel del río Coamo en una península formada por una revuelta de ese río. Según pruebas de antigüedad realizadas con carbón activado, los hallazgos revelan que son reductos de nuestros indios ostiones de hasta 1000 años atrás, por lo menos. Casi toda la cerámica encontrada es de la cultura ostiones, pero también la hay de la cultura igneri, más antigua, pero que produjo una cerámica mucho más sofisticada. Dicho sea de paso, de ésta no se encontró en las otras aldeas explorada. Se encontró una plaza indígena semejante a la del parque ceremonial Caguanas de Utuado. El arqueólogo Ortíz Aguilú estima que en esta aldea vivían entre 60 y 100 indios, lo que indica que era una aldea grande: las aldeas corrientes solo tenían de 30 a 40 personas, según él. Algunas piezas selectas encontradas revelan que allí habitó un prominente cacique de esta región.

En Coamo se han descubierto piezas típicas de las culturas igneri, ostiones y taína pero también rastros de los estilos Santa Elena, Cuevas y de Antillas Menores en algunas de estas. Se ha comprobado que existía estrecha comunicación entre la aldea india pesquera El Cayito en Santa Isabel y los poblados localizados por las cuencas de los ríos Coamo y Cuyón hasta la aldea de Toíta, en el cacicazgo de Cayey. Estos indios eran muy aficionados al marisco como lo comprueba el contenido de los concheros encontrados.

Por lo regular los pueblos indios tenían una especie de plaza central que se denominaba batey, que era donde se efectuaban las ceremonias y en cuyo frente se encontraba el caney, o residencia del cacique.

Siglo XVI: Gestación y Nacimiento de Coamo

Descubrimiento del Valle de Coamo

Durante el discutido primer viaje de exploración que hizo Juan Ponce de León a Puerto Rico en el 1506 y 1508 este supuestamente permaneció en la desembocadura del río Guaorabo, en Añasco, cerca de un poblado indígena, por aproximadamente tres meses en lo que su lugartinente Juan González, con una fuerza expedicionaria compuesta por 20 españoles, cuatro marineros y más de 500 indios realizaba una exploración del país por tierra. Éste tenía encargo especial de investigar un puerto de gran abrigo que había en la costa norte y que más tarde se bautizó como Puerto Rico, hoy San Juan, Y del cual los indios le habían hablado elogiosamente. Este viaje exploratorio tiene relación con Coamo, pues todas las circunstancias en vueltas a creer que los expedicionarios, luego de explorar el puerto antes dicho, ascendieron la cordillera por el centro de la isla bajando necesariamente al sur del valle, siendo ellos, por lo tanto, los primeros españoles en descubrir y pisar la tierra coameña. Después de descubrir la exploración del puerto de San Juan, Brau dice: "Reconocido Puerto Rico (el puerto de San Juan) trasladóse la expedición a las playas del sur, cruzando una cordillera de altas colinas y cubiertas por exuberante vegetación cuyas accidentadas estribaciones descendían hacia el mar encuadrando Valles extensos a los españoles parecieron propicios al fomento de ganados..."

Según Brown, la expedición exploró luego, en la costa meridional el puerto de Guánica, cerca de una aldea india cuyo jefe lo era Agüeybaná, el cacique mayor de la isla.

Mapa Ilustrando el camino de Puerto Rico entre San Germán el viejo y la Capital según el concepto del historiador Aurelio Tio.

¡Coamo a la Vista!

Los caminos que utilizaban los españoles en comienzos de la colonización era exactamente los mismos que habíamos estado usando los indios no había otros. Los viajes históricos realizados de San Juan al puerto de Guánica en el siglo XVI, como el del obispo Diego de Salamanca, indican que la ruta convencional de viajar entre la costa norte y el sur por el boscoso centro de la isla era subiendo hasta Aibonito por la cuenca del río Toa (la plata) o en segunda instancia, vía Caguas y Cayey por las Cruces. De Cayey siempre se bajaba invariablemente al valle de Coamo y de allí hacia el oeste - suroeste por donde cruza hoy la carretera de Coamo a Ponce y de Ponce a Guánica. Es fácil concluir que la ruta que utilizaron Fray Diego de Salamanca y Beato Spínola cruzando la un primitiva isla de San Juan hasta Guánica y la inversa era el mismo viejo trillo de indios donde también vino la expedición exploratoria de Juan González que descubrió a Coamo.

Antesala a la Fundación

En 1579, cuando se fundó oficialmente el poblado de Coamo, sólo existían dos pueblos en Puerto Rico; Éstos eran San Germán y la ciudad capital de Puerto Rico. Para esta época existían algunos núcleos de población, pequeños y dispersos, siendo Coamo y Arecibo los más importantes mejor organizados. La isla era prácticamente un bosque. Sin duda la formación de estos dos últimos núcleo se vino estructurando gradual y lentamente desde poco después de aplastarse por Ponce de León la sublevación gradual y lentamente de los Indios de Puerto Rico en 1511. La pacificación de los indios, entre otros factores, estímulo la diseminación de los colonos de la capital y en particular de los de San Germán, estableciéndose en muchos de estos en parajes mas distantes y desolados de la isla.

Fundación del Pueblo

En vísperas de su fundación Dios le envió al cual los dos padrinos diligentes, cuando más los necesitaba. Estos fueron los obispos fray Manuel Mercado y el que sustituyó a este más tarde, fray Diego de Salamanca.

Las Gestiones del Obispo Mercado

(Concepto del artista Garamendi)

El 15 de noviembre de 1570 fue nombrado fray Manuel de mercado obispo de Puerto Rico pero no tomó posesión de su cargo hasta marzo del año 1572. a pesar de su avanzada edad y el casi penetrable estado selvático del país, recorrió la isla en visita pastoral. Al hacer su informe de visita, y refiriéndose a los ganaderos del valle de Coamo, les decía si al rey de España:

"... He hallado grandísima necesidad de hacer otro pueblo casi en el riñón de la costa, así para seguridad de ella como de toda la isla, y para recoger A más de 30 vecinos que halle desparramados muy lejos del poblado, sin iglesia ni clérigo ni oír misa todo el año ni recibir sacramentos, como salvajes al fin, aunque españoles de nación casi todos..."

Esta fue la primera petición formal para que se fundara el pueblo de Coamo. La hizo el obispo de Puerto Rico después de observar ponderadamente la isla en visitas pastorales. El gobernador en funciones, don Francisco de Solís, no mostraba interés alguno por fundar un tercer pueblo debido a las muchas quejas y problemas que les estaban ocasionando los vecinos de la Villa de San Germán quienes a la sazón estaban en proceso de mudarse desde Guayanilla a las lomas de Santa Marta. Pero el obispo, apenado por el estado de abandono espiritual en que vivían los vecinos del valle de Coamo debido a la dispersión, prosiguió en insistentemente en el agrupamiento de estos. Además lo hizo "para la seguridad de la costa y de toda la isla". Así dice en la carta al rey el obispo Mercado el 14 de agosto de 1575: "He procurado que tenga efecto el pueblo que conviene se haga en Costa y medio entre la costa sur y el centro de la cordillera de la isla aunque por haber poco clero y mal dispuesto yo ayudan predicar toda la cuaresma, y por las muchas aguas que ha habido este año no he podido ir personalmente a la costa, he dado órdenes como se escoja sitio el cual convenga y sean y se van haciendo las cosas donde se comienzan a recoger Los que han de poblar. Saldré lo más breve que podré a dar órdenes como se efectúe obra tan necesaria." En el año 1577, después de cinco años de valioso pero en inconclusas gestiones en pro de la fundación de Coamo, fue trasladado a Panamá el obispo fray Manuel de mercado. Ya en el barco que lo llevará a dicho país y ya en la isla su sucesor el obispo Diego de Salamanca, envió mercado al rey una carta que decía: "yo he procurado que se hiciese un pueblo en la costa de la isla, por ser cosa importantísima al seguro de ella, como lo advertí a vuestra majestad y fue mandado lo hiciera. Lo que indica que con anterioridad al año 1577, aunque en principio, ya se había dado el visto bueno por la autoridad real para que se procediese con los detalles de la fundación oficial del pueblo de Coamo. Y no estado tan poca voluntad y casi contradicción en los gobernadores de esta isla; algunos pocos vecinos comenzaron a poblar; no he podido llegar al cabo; pero dejó la orden y traza para que mi sucesor cumpla mis faltas y así creo lo hará."

Éstas líneas de mercado son una confesión de que no pudo lograr todo lo que se proponía; tienes fe en que Salamanca hará lo que él no pudo hacer, ultimar los detalles finales de la fundación de Coamo. Los gobernadores a qué mercado alude son Francisco de Solís, quien dejó supuesto en diciembre de 1574 y Francisco Obando y Mejía, quien le siguió en 1575.

(Concepto del artista Garamendi)

El obispo Salamanca continúa la obra

Fue en realidad una bendición para los colonos de Coamo el hecho de que se designase como próximos obispo de Puerto Rico a Diego de Salamanca, un prelado dinámico, competente y de un alto espíritu cívico. Este respaldo, tan pronto llegó a Puerto Rico, a su antecesor en la iniciativa de fundar el tercer pueblo. Me llamo es lo que nos dice Salvador Brau sobre la llegada y las primeras iniciativas de Diego de Salamanca en Puerto Rico: "Sucesor de Mercado fue el prior de los Agustinos de San Felipe el Real de Madrid, fray de Diego de Salamanca, que no ha hallado en Sevilla buque de la trajera directamente a Puerto Rico, tuvo que agregarse en un convoy de guerra que el general Maldonado conducía a México, siendo echado el obispo, su sobrina doña Ana de Salamanca y sus familiares en casi desiertas playas de Guánica. Desde allí, como el mismo prelado refiere, hubo de dirigirse en caravana a la ciudad (se refiere a la ciudad capital. Doñana de Salamanca caso luego con Juan Ponce de León, nieto del conquistador de Puerto Rico) recorriendo la costa sur en caballos que algunos estancieros proporcionaron y haciendo alto forzoso en aquellas rancherías del Coamo antes de remontar la cordillera lo cuchilla madre como se decía entonces".

El 15 de septiembre 1577 comunicaban fray Diego al rey su llegada y las Peripecias de su accidentado viaje, penoso por cierto, y en el que tuvo la oportunidad de conocer el valle del Coamo y sus pobladores. Como se verá, quedó muy bien impresionado de Coamo. Dice así:

"con la desgracia que me aconteció de pasar el puerto del Mosquital, me ha sido necesario atravesar 30 leguas de tierra, y como testigo de vista, que muy despacio la he considerado, deteniéndome 37 días a causa de los montes, ríos y malos caminos, certifico a V. Mgd. Que es la mejor y más rica tierra que yo he visto en todo lo descubierto de indias, A ver muchos mineros de oro y a parejo de grandes pastos para ganados, y tierras para sembrar todo lo que en España se cosecha. Hay quien tiene experiencia de haber sembrado trigo y cogídolo, Y se daría en cantidad, y esto como las demás semillas y plantas que se trajesen, que por tenerlas y por el poco ánimo de la gente, viendo su corto remedio, no hay quien se empeñen trabajar".

"yo he procurado animarlos en lo posible, y en el valle de colmo que es la mejor tierra de toda esta isla, tengo persuadidos a 15 o 20 criadores que viven derramados en dehesas ( tierras destinadas a los pastos) todo el valle, que junten y hagan un pueblo en lugar que les tengo señalada, y me han prometido hacer luego le iglesia y de pagar clérigo que les diga misa y doctrina, porque están como bárbaros, sin oír misa ni saber las cosas de su salvación. Además que es gran bien para guarda vea que ella costa y que no se atrevan franceses entrar la tierra adentro y puedan castigarse a los portugueses que vienen con mercadería y las venden a escondidas y se llevan los cueros y cuanto tienen los vecinos, que se sigue gran daño así a la hacienda como al gobierno de esta tierra".

Salamanca se dirige al rey directamente

Fragmento de la carta del Obispo de Salamanca del 3 de abril de 1579 solicitando la aprobación para la fundación de Coamo.

Pasando por sobre la autoridad del gobernador de la isla, don Francisco de Ovando y Mejía, de quien no confiaba, el 6 de abril de 1579 envió el obispo a la manca una carta al rey participándoles que ya había terminado la fundación religiosa de Coamo, solicitando por lo tanto, la aprobación formal del pueblo. Le decía en su carta al rey lo siguiente, entre otras cosas:

El Rey Aprueba la Fundación de Coamo

El 15 de julio de 1579, según el decreto marginal registrado y rubricado por el rey de la propia carta del obispo, se autorizaba por cédula ordinaria la constitución del pueblo de San Blas de descanso, sin fueros municipales, con dependencia de la capitanía General (El gobernador de la isla), haciendo de alcalde Daniel gratuito un vecino y manteniéndose la capellanía adscrita al curato de la catedral con cargo de los habitantes del valle, sin merma de los diezmos y primicias que generalmente se pagaban anualmente. El decreto marginal del rey que mencionamos ordenaba, refiriéndose a los poblaciones de Coamo y San Germán en Santa Marta lo siguiente: "... Dense las cédulas ordinarias para que el gobernador la reduzca a poblaciones"

Other Languages
বিষ্ণুপ্রিয়া মণিপুরী: কোয়ামো, পুয়ের্তো রিকো
français: Coamo
italiano: Coamo
Nederlands: Coamo (gemeente)
polski: Coamo
português: Coamo (Porto Rico)
srpskohrvatski / српскохрватски: Coamo, Puerto Rico
српски / srpski: Коамо (Порторико)
中文: 科阿莫