Coaching

El coaching (AFI:  [ˈkoʊtʃɪŋ], anglicismo que procede del verbo inglés to coach, «entrenar») es un método que consiste en acompañar, instruir o entrenar a una persona o a un grupo de ellas, con el objetivo de conseguir cumplir metas o desarrollar habilidades específicas.

Si bien el término coach tiene una procedencia directa desde el ámbito deportivo y este a su vez de un medio de transporte búlgaro (kocsi secker), es en el entorno empresarial y personal desde donde se conoce por coaching al proceso dialógico y praxeológico mediante el cual el coach o entrenador genera las condiciones para que la persona o grupo implicados en dicho proceso busquen el camino para alcanzar los objetivos fijados usando sus propios recursos y habilidades fuertemente apoyados de la motivación, responsabilidad y creatividad.[1]​ Hay muchos métodos y tipos de coaching los cuales varían en gran medida de acuerdo a la escuela filosófica a la que se suscriban.

La persona que realiza el proceso de coaching recibe el nombre de coach (AFI:  [koʊtʃ], «entrenador»), mientras que la persona que lo recibe se denomina coachee (AFI:  [koʊtʃˈiː], «entrenado» o persona en entrenamiento).

Tipos de coaching

Existen tres características fundamentales para poder distinguir entre un tipo de coaching y otro:

  1. Metodología: puede ser directiva o no directiva, es decir, qué tanta participación tiene el expertise del coach en la materia del tema a tratar en la sesión, si éste transfiere información, juicio o experiencia al cliente (directivo) o si promueve un ambiente adecuado para el desarrollo del conocimiento tácito (no directivo), en otras palabras, que el cliente aprenda por sí mismo. Las escuelas que se identifican con la directividad son la ontológica o sudamericana y la norteamericana o pragmática; la escuela que se identifica con la no directividad es la europeo humanista no directiva.
  2. Finalidad: el fin del proceso de coaching puede ser para un objetivo personal o laboral.
  3. Participantes: los procesos de coaching se pueden llevar a cabo uno a uno o en grupo.

En este sentido, tomando en cuenta las tres variables se pueden distinguir prácticamente todos los tipos de coaching, independientemente del nombre comercial o descriptivo que utilicen. Por ejemplo, un servicio de coaching ejecutivo para el director general de una empresa realizado por un coach ontológico será un coaching directivo, laboral, uno a uno. Si a este mismo proceso le cambiamos el objetivo por uno personal, sería un coaching de vida. Si en vez de ser realizado para el director general, es para el equipo de la dirección de Capital Humano, será un coaching de equipos; si se trata de fines personales entre los miembros de una familia, estaríamos hablando de coaching familiar.

Esto no es tan fácil distinguirlo de acuerdo a las definiciones del mercado, ya que encontraremos desde un simple coaching de negocios (sin mayor descripción sobre su metodología o número de participantes) hasta servicios como coaching sistémico o coaching con caballos, cuyo nombre sólo nos ayuda a descifrar una pequeña parte del enfoque metodológico. Por lo tanto, es necesario plantear estas preguntas de acuerdo a la metodología, finalidad y participantes al profesional del coaching para entender de mejor manera qué tipo de servicio ofrece.

De otra manera, tendremos severas dificultades para poder agrupar y distinguir entre tipos de coaching, como las que se enlistan a continuación:

  • Coaching personal - Centrado en mejorar las competencias del individuo.[2]
  • Coaching empresarial - Orientado a la mejora estructural de las micro y pequeñas empresas.[3]
  • Coaching funcional - Utiliza un enfoque empírico y proporciona soluciones prácticas.
  • Coaching organizacional - Colaboración para encontrar áreas de oportunidad en grandes organizaciones. [ cita requerida]
  • Coaching ejecutivo - Centrado en el desarrollo de habilidades del personal gerencial. [ cita requerida]
  • Coaching para el liderazgo - Orientado para la formación de líderes y equipos. [ cita requerida]
  • Coaching ontológico - Colabora sobre modificar el contexto del cliente para encontrar resultados.[4]
  • Coaching integral - Orientado a que el sujeto alcance una unidad a nivel de su mente, comportamiento y actuación,[6]
  • coaching individual o coaching grupal.
  • coaching de retroalimentación documental (correo electrónico), coaching presencial o coaching interactivo en línea.
Other Languages
azərbaycanca: Kouçinq
български: Коучинг
čeština: Koučování
dansk: Coaching
Deutsch: Coaching
English: Coaching
Esperanto: Kuntrejnado
français: Coaching
magyar: Coaching
íslenska: Markþjálfun
italiano: Coaching
日本語: コーチング
한국어: 코칭
Nederlands: Coaching
norsk bokmål: Coaching
polski: Coaching
português: Coaching
română: Coaching
русский: Коучинг
slovenščina: Coaching
svenska: Coachning
తెలుగు: కోచింగ్
українська: Коучинг