Club y Biblioteca Ramón Santamarina

Santamarina
Escudo del Club Santa Marina de Tandil.svg
Datos generales
Nombre completo Club y Biblioteca Ramón Santamarina
Apodo(s) Aurinegro, Santa
Fundación 20 de diciembre de 1913 (102 años)
(Como Club Atlético Independencia)
Presidente argentino Pablo Bossio
Entrenador argentino Héctor Arzubialde
Instalaciones
Estadio Municipal General San Martín[1]
Ubicación Av. Rivadavia 350,
Tandil, Buenos Aires, Argentina
Capacidad 8.762[2]
Uniforme
Kit left arm santamarina1415h.png
Kit body santamarina1617h.png
Kit right arm santamarina1415h.png
Kit shorts santamarina1617h.png
Titular
Kit left arm santamarina1415a.png
Kit body santamarina1617a.png
Kit right arm santamarina1415a.png
Kit shorts olimpo1617a.png
Alternativo
Última temporada
Liga Bandera de Argentina Primera B Nacional
( 2016) 13°
Copa Bandera de Argentina Copa Argentina
( 2015/16) 16avos de final
Regional Bandera de Argentina Liga Tandilense de Fútbol
Títulos 31 (por última vez en 2013)
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

El Club y Biblioteca Ramón Santamarina es un club deportivo de la ciudad de Tandil, en la Provincia de Buenos Aires, actual mente el club milita en la Primera B Nacional. Fue fundado el 20 de diciembre de 1913 bajo el nombre de "Club Atlético Independencia". Un mes después, tras una importante donación de la familia Santamarina (integrante de la cúpula política de la ciudad), cambiaría su nombre al actual.

Debido a una quiebra sufrida en 1998, el club debió disputar tres meses como "Unión Obrera Metalúrgica" y, luego, 14 años como "Club Social y Deportivo Santamarina". En 2010 logró superar la misma y recuperar su nombre original.[4]

En 2013 cumplió 100 años como institución, por lo que realizaron varios festejos entre los que se incluyó la publicación de un libro.[6]

Desde la segunda mitad del año 2014 disputa el torneo de la Primera B Nacional tras coronarse campeón del Torneo Argentino A 2013/14.[14]

Historia

La creación del club

El club nació bajo el nombre de Club Atlético Independencia por iniciativa de un grupo de jóvenes del barrio denominado "de la estación", quienes decidieron organizar la práctica del fútbol bajo una misma camiseta.

Su primera cancha fue donada un mes después de la fundación del club por Antonio Santamarina y, en forma de agradecimiento, se le adjudicó el puesto Presidente Honorario y se rebautizó la institución bajo el nombre de su reciente fallecido hermano Ramón Santamarina II. Su primera sede social también perteneció previamente a esa familia y estaba ubicada en pleno centro de la ciudad.

Los colores fueron tomados en homenaje al "Tren Carbonero", por lo que decidieron adoptar los de Peñarol de Uruguay (club apodado, justamente, carbonero): el negro y el amarillo a bastones.[17]

Sin embargo, el 6 de octubre de 1946 un huracán arrasó con esa sede, pero sería reconstruida en apenas un año. Por aquel entonces, por la tan pronta recuperación adoptarían como "mascota" al ave fénix, ser mitológico que acompaña al club a partir de ese momento.[18]

Los deportes más importantes

Boxeo

Uno de los pioneros del club para este deporte fue Leonardo De Gennaro[20]

Fútbol

El club fue uno de los fundadores de la Liga Tandilense de fútbol, compitiendo desde sus principios. Se coronó campeón por primera vez en 1924 manteniendo la valla invicta. Además obtuvo los títulos en 1925 y 1926 convirtiéndose en el primer tricampeón. Luego se coronó en 1928, 1930 y 1932. Tras un difícil periodo, volvió a salir campeón con la valla invicta en 1938 y no fue hasta 1950 que volvió a obtener un nuevo campeonato. En 1953 levantó un nuevo trofeo de liga y logró un segundo tricampeonato entre los años 1955 y 1957. Santamarina, sin embargo, no se detuvo allí en busca de todos los récords de liga local y entre los años 1959 y 1966 logró los ocho campeonatos anuales. Luego, el conjunto aurinegro obtuvo los títulos de 1968, 1970, 1973, 1976, 1979, 1980, 1984, 1991, 1992, 2002 y 2013; además del clausura y el anual de 2009 de la Unión Regional Deportiva.[16]

Regional 1977

El campeonato local logrado en 1976 fue el puntapié inicial para una importante campaña en el Torneo Regional con el fin de lograr la clasificación al Nacional A (Primera División de la AFA). Santamarina arrancó su participación en la segunda fase enfrentando a Boca Juniors de Tres Arroyos y triunfando 3-1 como visitante y 2-0 como local. En la tercera ronda eliminó a Olimpo de Bahía Blanca, tras empatar ambos encuentros 1-1 pero vencer por penales en Tandil por 4-2. En la cuarta ronda empató como local 0-0 frente a Jorge Newbery de Junín y lo venció como visitante por 3-1. En la instancia final el rival fue el Club Cipolletti de Río Negro. Tras empatar 0-0 de visitante y 1-1 de local el aurinegro no alcanzó la clasificación a la primera divisional argentina siendo desfavorecido por el gol de visitante.[21]

Regional 1985: Camino al Nacional

Tras lograr el campeonato local de 1984 y sin lograr sus objetivos en los anteriores regionales, el último Nacional no le fue esquivo al aurinegro.

En la primera fase Ramón Santamarina conformó el grupo D de la zona 1 junto a Juventud Unida ( General Madariaga), Azul Athletic ( Azul), Kimberley ( Mar del Plata) y Villa del Parque ( Necochea). Santamarina triunfó 1-0 en Azul, por el mismo marcador de local frente a Villa del Parque, empató en 0 en Mar del Plata y ganó 3-0 en Madariaga. Luego, empató 0-0 con Azul Atlhetic en Tandil y con Villa del Parque en Necochea y triunfó 2-1 ante Kimberley y 4-1 frente a Juventud Unida, ambos en su ciudad. Por esto, culminó la fase con 13 puntos (5 triunfos y 3 empates) y pasó de fase.

En la segunda ronda enfrentó a Douglas Haig de Pergamino, Loma Negra de Olavarría y Del Progreso ( Mercedes). Venció como local 2-1 a Douglas, 3-1 en Mercedes y 3-2 en Olavarria. Cayó 2-1 en Pergamino, ganó 2-1 frente a Del Progreso y empató 0-0 frente a Loma Negra, terminando en la tabla con 9 puntos (4 triunfos, 1 empate y 1 derrota) y clasificando al Torneo Nacional 1985.[22]

El Nacional 1985

El Campeonato Nacional 1985 fue el último torneo de promoción directa del fútbol argentino en donde las ligas de nivel local compitieron de forma directa en la Primera División.[23] Después de ese torneo se crearía el campeonato de la Primera B Nacional y se dividiría a los clubes directamente afiliados a AFA y los que no mediante el Consejo Federal.

Santamarina inició su única participación en la máxima divisional[15] del fútbol argentino en el grupo A integrado por Platense, Estudiantes de La Plata y Racing de Córdoba.

El aurinegro comenzó enfrentándose como local con Platense triunfando por 2-1. Luego cayó en La Plata 1-0 y como local 2-1 frente al Racing cordobés.[26]

En ambos encuentros, las formaciones fueron las siguientes:[16]

Después de la derrota frente a Independiente, el conjunto aurinegro continuó en ronda de perdedores enfrentándose a un solo partido a Central Norte de Salta. La localía se sorteó, siendo favorecidos los del norte, y culminando el partido en empate en 0. La definición fue desde el punto de penal, terminando el marcador 4-2 en favor de los salteños.

El plantel aurinegro esa temporada estuvo conformado por: José Ducca, Jorge Janices, Juan Bossoto, José Solimanto, Juan Petrucci, Horacio Rodríguez, Néstor Armendáriz, Marcelo Armendáriz, Julio Erviti, Rubén Conti, Marcelo Russich, Daniel Tarabini, Luis Petrucci, Juan Gauna, Abel Coria, José Capelutti, Rodolfo Erviti, Fernando Puggioni, Carlos Méndez, Héctor Arrieta, Santiago Silva, Mario Kabalin, Marcelo Kabalín, Eduardo Barbero, Gustavo Portugal, Oscar Medina, Raúl Sommi y Luis Ramella.[16]

El cuerpo técnico fue integrado por José Conte y Omar Corsi como ayudantes de campo, Luis Quintela como preparador físico, el médico Marcelo Rottoni, Hernando Cabrera como masajista y el director técnico Daniel Romeo.

La quiebra y el remate

Ya entrada la década del 90 ( 1997), una importante estafa tuvo al club como principal cara visible. En ese momento, Santamarina era el organizador de una rifa llamada "Póngase Las Botas", la cual sorteaba grandes premios.[16]

La administración de la rifa estaba bajo la responsabilidad de Alicia Fiego,[4] hija de Francisco Fiego, uno de los hombres más importantes del club y mentor de esta. Sin embargo, esta nunca entregó los premios correspondientes a esa edición. A pesar de ello, la Municipalidad de Tandil habilitó una nueva edición bajo la misma organización al año siguiente, volviéndose a reiterar la estafa.

Tras estos hechos, se iniciarían innumerables juicios por los ganadores de la rifa. Entre estos, la complicidad de abogados y el poder político hicieron engrosar la deuda más allá de su valor real, llevando al club a su liquidación y remate.

Como consecuencia, se remataron la sede social quedando en manos de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, el loteo de su estadio[29]

La era Deportivo Santamarina

Tiempo después de la quiebra, un grupo de jugadores e hinchas del club logró apoyo económico de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), por lo que volvieron a reanudar la actividad bajo ese nombre y con los característicos colores amarillos y negros. Pero esto no alcanzaba para disimular la ausencia y es entonces que decidieron fundar el Club Social y Deportivo Santamarina, comenzando por recuperar las divisiones formativas del fútbol.

En el año 2002 conformó un importante equipo de primera con el fin de lograr el campeonato a 10 años del último título obtenido como Ramón Santamarina. El objetivo fue cumplido con creces y por ello el club clasificó al Torneo Argentino B, por aquel entonces última categoría de ascenso del interior.[16] En el año 2009 logró nuevamente el campeonato local (siendo ya la Unión Regional de Ligas), el número 33 en su historia y doblando la cantidad de su escolta Ferrocarril Sud de Tandil. Repitió en la final de ese año ante Independiente y en la edición 2013 de la Liga Tandilense.

Torneo Argentino B (2002-2006)

Santamarina debutó en la temporada 2002/03 en el Torneo Argentino B[30] tras ganar la Liga Tandilense en 2002. Tras 17 años de la época dorada en la que se alcanzó Primera División, el aurinegro volvía a participar de un torneo de AFA, intentando regresar a los primeros planos de los torneos del interior. Para esa campaña, Santamarina quedó emparejado junto a Ferro Sud de Tandil y Ateneo Estrada de Ayacucho en el grupo 3 de la subzona sur de la Zona Bonaerense. Tras superar por 4-1 de visitante y 2-0 de local a Estrada y vencer a su par tandilense 2-0 en su estadio y ser derrotado 3-0 en su visita, avanzó a la Segunda ronda. Allí, nuevamente recayó en el Grupo B, esta vez junto a Alvarado de Mar del Plata y Unión Apeadero de Saladillo. En esta zona obtuvo 5 puntos al vencer al saladillense en su estadio por 2-0, empatar en la ciudad costera 2-2 y frente a Alvarado a domicilio 1-1 y ser derrotado por Apeadero en la misma condición por 4-2. A pesar de haber sido puntero del grupo, perdió la clasificación a la próxima instancia debido a que lo hicieron Atlético Banfield de Mar del Plata y Racing (Olavarría) al liderar sus zonas con 7 unidades.

Para la siguiente temporada, la 2003/04, integró el Grupo 27 junto a Atlético San Vicente de Pinamar, Ateneo Estrada de Ayacucho y Ferrocarril Roca de Las Flores.[31] Siendo derrotado únicamente por San Vicente en el debut por 3-1, Santamarina clasificó a la segunda ronda con una racha de 5 victorias seguidas. En la siguiente instancia se midió ante Atlético Chascomús ( Chascomús), derrotándolo por 2-1 y 3-1; para luego vencer a Atlético Estrella de Berisso en Tercera ronda por 4-0 y 1-1. La eliminación llegó en octavos de final ante Rosario Puerto Belgrano de Punta Alta al perder de visitante 3-0 y ganar de local por la misma diferencia, pero ser derrotado por penales en 5-3.

La temporada 2004/05 fue estadísticamente la peor de la historia de Santamarina. En este, estuvo ubicado en el Grupo B junto a Racing (Olavarría), Banfield de Mar del Plata, Sporting (Punta Alta), Alvarado (Mar del Plata) y Grupo Universitario (Tandil).[32] Para el Torneo Apertura, cosechó 5 victorias, 2 empates y 3 derrotas quedando a apenas un punto de Banfield, quién clasificó como segundo a la segunda ronda. En el Torneo Clausura, se vio la peor versión del aurinegro, resultando último con apenas 10 unidades (2 triunfos, 4 empates y 3 perdidos). De hecho, coqueteó con el descenso al recientemente creado Torneo del Interior, salvándose por apenas 5 puntos.

La campaña 2005/2006 encontraba a un buen grupo de jugadores que bajo la dirección de Rubén Conti no había logrado clasificar en el primer torneo, por lo que el club recurrió al ex Boca Juniors Vicente Pernía que no logró enderezar el camino y a falta de 5 fechas para finalizar la etapa clasificatoria fue reemplazado por Mario Gambini. Santamarina, sin embargo, clasificó a la ronda de playoffs al ocupar el segundo puesto de su zona integrada por Rivadavia de Lincoln, Alvarado de Mar del Plata, Rosario Puerto Belgrano ( Punta Alta), Sporting (Punta Alta), El Linqueño de Lincoln y Grupo Universitario de Tandil. La primera ronda de eliminación directa fue ante Independiente (Neuquén), triunfando como local por 4-0 y cayendo como visitante 1-0. En la segunda ronda, volvió a golear en casa por 3-0, en este caso a Deportivo Madryn ( Puerto Madryn), con el que empató como visitante 1-1. Ya en instancias de semifinal, Santamarina venció en Río Tercero a Sportivo 9 de Julio por 5 a 2 y empató como local 1-1. La final encontró a dos conocidos rivales: Rivadavia de Lincoln y Santamarina. El primer encuentro sucedió en Lincoln con triunfo de los locales por 2-1. En el partido de vuelta, disputado en el estadio Municipal de Tandil, el aurinegro consiguió un trabajoso 3-1 que lo coronó como uno de los campeones del Torneo Argentino B, obteniendo el postergado ascenso al Torneo Argentino A.[33]

Torneo Argentino A (2006 - 2010)

A partir de la temporada 2006/07, el aurinegro finalmente comenzó a disputar la división más alta del fútbol del interior: el Torneo Argentino A.[36] y le sacó de las manos el ascenso a Santamarina. Finalmente, en el torneo clausura no pudo repetir la campaña y quedó afuera en primera ronda al obtener 21 unidades, quedando relegado al cuarto puesto en su zona.

Para la siguiente, la meta era simple: superar lo logrado y obtener el ascenso. La edición 2007/08 a un conjunto renovado con Luis Murúa como técnico.[38] En el caso de Santamarina, formó parte de la tercera zona junto a los ya conocidos Juventud, Guillermo Brown, Rivadavia, Real Arroyo Seco y La Plata FC; además de los novatos Cipolletti de Río Negro, Huracán de Tres Arroyos y Villa Mitre de Bahía Blanca. En esa primera ronda se volvií a ver un gran juego aurinegro, dominando el grupo y clasificando a la segunda ronda como puntero con 55 puntos (14 triunfos, 13 empates y apenas 5 derrotas). A pesar de esto, el ascenso le fue nuevamente esquivo al quedar relegado al tercer puesto de su zona en la Fase final con 5 unidades solamente. En esa ronda, disputaría el grupo 1 con Desamparados, Racing de Córdoba y Libertad de Sunchales.

En 2008/09 los resultados de la campaña fueron prácticamente iguales a los de la anterior.[39] Para anfrotarla, se acercaron nuevos jugadores y, entre ellos, Daniel Bertoya, quien se convirtió en una de las figuras. En este caso encarnó la zona 1 frente a Cipolletti, Rivadavia, Guillermo Brown, Villa Mitre, Juventud, Huracán y el debutante Alvarado de Mar del Plata. Por otro lado, al formar parte de un grupo con 8 clubes, debió afrontar dos cotejos interzonales frente a Unión de Sunchales. En primera ronda fue todo "alegría" nuevamente, ya que los aurinegros lograron obtener el pase a la segunda al lograr el segundo puesto con 52 puntos (15-7-10 de récord). A pesar de esto, una pobre actuación en la Fase final (donde integró el grupo 2 con Boca Unidos de Corrientes, Racing de Córdoba y Juventud Antoniana) le dejó apenas 8, quedándose otra vez a puertas de coronarse como campeón.

La temporada 2009/10 retomó el sistema de apertura y clausura con una primera fase de 3 zonas y una segunda de dos pentagonales. Finalmente, todos los clasificados se disputaron desde semifinales el ascenso y un lugar en la promoción.[40] A Santamarina le tocó formar parte de la zona 1 en el apertura con Cipolletti, Huracán de Tres Arroyos, Rivadavia de Lincoln, Villa Mitre, Juventud, Guillermo Brown y la novedad de Unión de Mar del Plata. Este no fue bueno para los aurinegros ya que quedaron eliminados con apenas 23 de puntaje (6 victorias, 5 empates y 5 derrotas) a pesar de que el tercero, Rivadavia, tuvo la misma puntuación final debido a su diferencia de gol (-1 frente a los +2 de los linqueños). Para el clausura vino lo mejor: integró el grupo 1 con Patronato de Paraná, 9 de Julio de Rafaela, Ben Hur de Rafaela, Gimnasia y Esgrima de Concepción del Uruguay, Rivadavia de Lincoln, Unión de Mar del Plata y Juventud y el resultado final lo dejó como segundo del grupo con 29 unidades (8 victorias, 5 empates y apenas 3 derrotas). En la segunda ronda formó parte del Pentagonal A; el cual lideró con 10 puntos (3-1-0) por sobre Huracán de Tres Arroyos, Desamparados, Talleres de Córdoba y Estudiantes de Río Cuarto; obteniendo, así, la clasificación a la fase final. En semifinales superó a Unión de Sunchales por 2-1 y 2-3 (4-2 en penales). Pero nuevamente el campeonato le fue esquivo, perdiendo frente a Patronato la final por 1-2 y 0-2. La última chance llegó en la promoción frente a la CAI. Allí se vio derrotado por 5-0 en Comodoro Rivadavia tras un empate 2-2 como local, lo que le hizo perder otra vez el ascenso.

La recuperación del nombre original

El viernes 21 de octubre de 2010, se hizo oficial una noticia postergada desde hacía varios años: la quiebra fue levantada y finalmente se pudo recuperar el nombre original de Club y Biblioteca Ramón Santamarina. Al año siguiente, asumió como presidente Pablo Bossio,[41] dando comienzo a una nueva era del club, donde intentaron recuperar el patrimonio perdido y lograr el tan dilatado ascenso a la Primera B Nacional.

Torneo Argentino A (2010-2014)

Previo a la recuperación del nombre original, el club sufrió un cambio de plantel y la pérdida de la competitividad antes mostrada en la exigente temporada 2010/11.[42] En primera fase, integró la zona 1 junto a Guillermo Brown, Unión de Mar del Plata, Huracán de Tres Arroyos, Cipolletti, Douglas Haig, Ridavadia de Lincoln y Villa Mitre. Fue una ronda muy pobre para los aurinegros, totalizando 31 puntos (7 victorias, 10 empates y 11 derrotas), quedando en penúltima posición. Para reafirmar la malaria, en la reválida formó parte de la misma zona sin Guillermo Brown, Unión y Huracán y ocupó el último lugar con apenas 7 unidades (1-4-3). Finalizada la temporada, evitó la promoción de descenso al quedar apenas 1 punto por encima de Estudiantes de Río Cuarto y Alumni de Villa María.

Tras una temporada tan mala, Santamarina estaba en obligación de mejorar la campaña y lograr retornar la memoria de ser candidato. Para ello, además de la llegada de Pablo Bossio como presidente, llegaron Duilio Botella para encargarse de la dirección técnica y refuerzos de la talla de Ignacio Celaya, Miguel Monay y Martín Michel y la confirmación de la vuelta de Daniel Bertoya. Con ese plantel enfrentó el Torneo Argentino A 2011/12 cansado de no llegar a los objetivos finales. Para la primera ronda, debió disputar con Douglas Haig, Unión de Mar del Plata, Huracán de Tres Arroyos, Cipolletti, Gimnasia de Concepción del Uruguay, Rivadavia de Lincoln, la CAI y los ignotos Racing de Olavarría, Deportivo Maipú, Juventud Unida de San Luis y Defensores de Belgrano de Villa Ramallo. Tras 22 fechas, Santamarina terminó líder con 38 puntos (9-11-2), clasificando al undecagonal final. Allí se enfrentó a los colegas Douglas Haig, Defensores de Belgrano, Racing de Olavarría y Unión de Mar del Plata y a 6 rivales de la Zona Norte: Sportivo Belgrano de San Francisco, Crucero del Norte de Garupá, Talleres de Córdoba, San Martín de Tucumán, Racing de Córdoba y Central Córdoba de Santiago del Estero. Allí quedó relegado al 5.º puesto con 14 de puntaje (4-2-4) dejando pasar el primer ascenso directo pero clasificando a la fase final directo a cuartos de final. Allí se enfrentó a Racing de Olavarría, venciéndolo por penales tras un doble empate 2-2. En semifinales, el sueño se convirtió en fracaso al ser derrotado por Sportivo Belgrano por 1-0 y 3-0.

Sin embargo, la experiencia resultó muy buena. El técnico se cambió por Gustavo Coleoni y se trajeron más refuerzos de categoría, como por ejemplo Ángel Prudencio, para enfrentar el Torneo Argentino A 2012/13. El sistema del campeonato fue el mismo del anterior, quedando emparejado en Zona Sur con Juventud Unida, Deportivo Maipú, Racing de Olavarría, Gimnasia de Concepción del Uruguay, Defensores de Belgrano de Villa Ramallo, Rivadavia de Lincoln, Cipolletti, Alvarado, Unión de Mar del Plata, Guillermo Brown y Desamparados. Nuevamente Santamarina obtuvo el grupo sumando 39 puntos (11-6-5). Sin embargo, el nivel fue decayendo a lo largo del resto de la temporada. En el undecagonal final, finalizó en la tercera posición con 17 puntos (5-2-3), perdiendo otra vez el primer ascenso directo. Luego, ya en cuartos de final, quedó emparejado con Racing de Olavarría, al que venció 3-1 de local tras un 0-1 de visitante. En semis, volvió a ser victoria aurinegra, esta vez por sobre Deportivo Maipú por 0-2 y 4-1. Finalmente, cayó derrotado en la final tras empatar 1-1 y 0-0 frente a Sportivo Belgrano (el cual tenía ventaja deportiva). En el del empate a un gol, Santamarina iba venciendo con gol de Román Strada a su rival de visitante, pero un claro penal al minuto 48 del segundo tiempo decretó el gol de Aróstegui, sellándo el merecido ascenso de Sportivo Belgrano, que además había sido duramente perjudicado por el arbitraje en la ida de la final, habiendolé anulado dos goles claramente lícitos.[43] Nuevamente Santamarina se quedó ante las puertas de un ascenso a la segunda categoría.

Luego de esto, se contrató nuevamente a Duilio Botella tras la renuncia de Coleoni[46]

Primera B Nacional 2014-

En la edición 2014/15 participa en la Primera B Nacional, tras haberse coronado campeón del Torneo Argentino A 2013/14

Copa Argentina

A partir del año 2011 se volvió a disputar la Copa Argentina. Allí, Santamarina quedaría afuera en las dos ediciones.

Al ser un equipo de tercera categoría del interior, para la Copa Argentina 2011/12 debió comenzar a disputar a partir de la Segunda Eliminatoria en la Zona Interior. Allí, se encontró con Bella Vista de Bahía Blanca. Tras un tanto de Iván Agudiak y otro de Martín Michel, el 7 de septiembre de 2011 igualó 2-2 en el tiempo reglamentario en el Estadio Municipal General San Martín de Tandil. Luego, obtuvo el triunfo por penales por 5-3.[50]

Al año siguiente, el formato de la competencia lo obligó a participar a partir de la cuarta eliminatoria de la Copa Argentina 2012/13. Allí, enfrentó en el Estadio Municipal General San Martín de Tandil a su colega Grupo Universitario, derrotándolo fácilmente por 1-0 el 21 de noviembre con gol de Gerardo Krüger.[53]

Other Languages