Club de Mar de Castropol

El Club de Mar de Castropol es una sociedad dedicada al deporte del remo, fundada en 1949 y con sede en Castropol ( Asturias, España), a orillas de la ría del Eo. Por la continuidad y el nivel de su trayectoria deportiva es uno de los principales clubs de remo españoles.

Sus símbolos identificadores son la camiseta de color verde con una franja blanca horizontal a la altura del pecho, colores de la bandera de Castropol, y un escudo que incluye las armas municipales junto a tres elementos marineros (ancla, salvavidas y remos) y la grafía de su nombre en el tipo de letra denominado Bauhaus.

Orígenes y evolución

Reseña de las regatas a remo celebradas en Ribadeo en agosto de 1923.

Como en muchos otros pueblos costeros, en Castropol se celebraban regatas de lanchas a remo por lo menos desde el siglo XIX, pero es de las celebradas en las primeras décadas del XX de las que ha quedado perdurable recuerdo, debido sobre todo a los relatos del escritor Pedro G. Arias, que llegó a competir en ellas como patrón de La Bala, la más memorable de las embarcaciones castropolenses de aquella época.

Sin embargo las diferencias entre las embarcaciones, al no estar construidas específicamente para la competición, eran en todas partes permanente causa de encendidas discusiones, en las que los vencidos trataban de buscar excusa a su derrota. Por ello, ya en la época posterior a la Guerra Civil, la Federación Española de Remo extendió su reglamentación a las embarcaciones tradicionales y definió las características de tres tipos de ellas: el batel, la trainerilla y la trainera.

En 1949 la nueva normativa fue aceptada por los pueblos de la zona asturgalaica, y el 25 de julio Castropol estrenaba su primer batel. El club comenzó, pues, dedicándose exclusivamente a ese remo denominado de banco fijo, y dentro de él a la modalidad de bateles; en 1961 debutó en la de trainerillas, en 1962 en la de traineras; y en 1977 dio el salto a las modalidades de banco móvil (remo olímpico). Desde entonces compite en todas ellas y en todas las categorías, habiendo acumulado un impresionante palmarés, incluidos numerosos títulos de Campeón de España, y habiendo proporcionado remeros a los Equipos Nacionales de España en Campeonatos del Mundo y Juegos Olímpicos.

En agosto de 1971 un incendio en el almacén del club destruyó todas las embarcaciones y dejó a la entidad en una precariedad total. Pero sólo cuatro días después del suceso, Castropol, con una embarcación prestada, compitió en la Bandera de Santander; era todo un símbolo de la voluntad del club, y de todo un pueblo, por sobreponerse a la desgracia. Sin embargo en el terreno material la recuperación no se completó hasta que en 1985, gracias a la financiación del gobierno del Principado de Asturias, se construyó un nuevo edificio que incluye gimnasio y piscina de entrenamiento.

Dicho de otra manera, el club nació para encuadrar la presencia de los remeros de Castropol en las regatas de bateles disputadas en la ría del Eo a partir de 1949, que levantaban una enorme expectación en toda la zona asturgalaica cercana. El tremendo apasionamiento alrededor de ellas prosiguió en los años siguientes, reforzado en el caso de Castropol por una enconada rivalidad con Ribadeo y unos resultados crecientemente halagüeños que culminaron en los dos subcampeonatos nacionales conseguidos en 1951 y 1953. Y a partir de 1954 el desistimiento de Ribadeo (el pueblo del Eo que mayores, si no mejores, recursos humanos, organizativos y pecuniarios podía dedicar, y de hecho dedicó, al remo) dejó prácticamente sin rivales cercanos de consideración a Castropol, que desde entonces empezó a volar solo por el espacio remero español, y al cabo también por el internacional; en una trayectoria que desde las fiestas locales de Santiago y de San Roque de 1949, pasando por las más multitudinarias regatas de traineras de las capitales gallegas, cántabras o vascas, ha conducido a la presencia de remeros castropolenses en los Juegos Olímpicos de Barcelona, Atlanta y Sydney.

Se calcula que el Club de Mar de Castropol ha competido a lo largo de su historia en unas 1.200 regatas.

Other Languages