Club de Amigos del Balonmano de Villarrobledo

El Club de Amigos del Balonmano de Villarrobledo es un club deportivo de España con sede en Villarrobledo ( Albacete).

Historia

En Villarrobledo el balonmano siempre ha sido un deporte con mucho arraigo y del que han salido buenos jugadores, sin embargo, tras varios años jugando en 2.ª división nacional, que entonces tenía un ámbito nacional, con el patrocinio de Happenning y en cuya etapa, estuvo al frente Ramón Arenas desciende por problemas económicos.

Tras unos años militando en provincial vuelve a jugar una fase de ascenso que no resulta demasiado exitosa. Tras esta fase de ascenso grandes disidencias con el primer ayuntamiento democrático de Villarrobledo y sobre todo con su concejal de deportes desembocan en la desaparición total el equipo en 1985.

En 1989 un grupo de estos ex jugadores comienzan a reunirse con el deseo de relanzar el balonmano en Villarrobledo. Entre estas personas destacan J. Pedro Alumbreros, José González Navarro, Guillermo Simón y Herminio Moyano; los contactos con un equipo juvenil que salía por generación espontánea de los institutos, y la recuperación de antiguos ex jugadores como Larry, Herminio, P. Joaquin, etc. da como fruto un equipo con un respaldo directivo. Casi todo estaba completo, quedaba la pieza clave.

A través de Lisardo Fernández se contacta con el técnico nacional Alberto Sainz quien se ilusiona con el proyecto y decide hacerse cargo de la dirección del equipo.

El 9 de agosto de 1989 nace legalmente el CLUB AMIGOS DEL BALONMANO de Villarrobledo, conocido como C.A.B.Villarrobledo.

A partir de este instante todo era construir sobre un solar. Había que planificar todo, desde la faceta económica hasta la deportiva. En un periodo de 3 años el C.A.B. empieza a consolidarse en el panorama regional con presencia en todas las competiciones desde alevines hasta juveniles y participación en las dos divisiones senior nacionales, de ámbito territorial: la 2.ª masculina y la 2.ª femenina con el C.A.B.-Cruz Roja Villarrobledo.

En la temporada 93/94, Alberto Sainz cree haber tocado techo con este equipo, y decide que es el momento de su relevo. La directiva piensa en el jugador Lisardo Fernández, que en los años de convivencia activa con Alberto Sainz se había estado preparando, y ya entonces había acabado el título de entrenador territorial, disponiéndose a realizar el nacional y le propone hacerse cargo del equipo.

A partir de aquí, comenzaba una nueva época para el Balonmano roblense, de la que su máximo exponente es el campeonato de 2.ª división nacional y la fase de ascenso de Granada en el 1996, donde el C.A.B. está a punto de lograr el ascenso.

El balonmano en Villarrobledo había logrado ilusionar a una población y mantener a los medios de comunicación pendientes del balonmano.

Sin embargo, un nuevo techo se había tocado, y al año siguiente este equipo se veía envuelto en graves problemas económicos, lesiones de jugadores, etc. esto provoca una desaparición transitoria del equipo senior.

Sin embargo, el C.A.B.Villarrobledo, ha diseñado una estructura, basada en las escuelas deportivas de balonmano lo que le permite nutrise de jugadores exclusivamente locales con ilusión firme de defender el nombre de Villarobledo en toda Castilla la Mancha. Como consecuencia de ello, el C.A.B. recupera la categoría en la temporada actual, con la ilusión y el ánimo renovados.

A partir de aquí, la progresiva incorporación de jugadores de la cantera, lo que genera una sana competitividad entre ellos, permitiendo que el equipo paulatinamente pueda alcanzar mayores cotas de competitividad, reverdeciendo viejos laureles y esperando alcanzar el ansiado objetivo: el ascenso a 1.ª división nacional.

Other Languages