Club Olimpia

Olimpia
Emblem Olimpia.png
Datos generales
Nombre completoClub Olimpia
Apodo(s)Rey de Copas
El Decano
Franjeado
El Expreso Decano
La "O"
Fundación25 de julio de 1902
(115 años)
PresidenteBandera de Paraguay Marco Trovato
EntrenadorBandera de Argentina Daniel Garnero
Instalaciones
EstadioEstadio Manuel Ferreira
Capacidad22.000 espectadores
UbicaciónAsunción, Paraguay
Inauguración13 de mayo de 1965 (53 años)
Uniforme
Kit left arm olimpia17h.png
Kit body olimpia17h.png
Kit right arm olimpia17h.png
Kit shorts olimpia17h.png
Titular
Kit left arm adidaswhite.png
Kit body olimpia17a.png
Kit right arm adidaswhite.png
Kit shorts olimpia17a.png
Alternativo
Última temporada
LigaBandera de Paraguay Primera División de Paraguay
(Apertura 2018)En disputa
Títulos40 (por última vez en Clausura 2015)
ContinentalCopa-Bridgestone-Libertadores-Logo-2.PNG Copa Libertadores
(2018)Fase 2
Títulos3 (por última vez en 2002)
Página web oficial

El Club Olimpia es una entidad deportiva con sede en la ciudad de Asunción, Paraguay. Promueve la práctica de varios deportes. Fue fundado el 25 de julio de 1902 por un grupo de jóvenes paraguayos.[1]​El nombre nace a raíz de la idea de su miembro fundador principal, William Paats, un holandés radicado en Paraguay a fines del siglo XIX, quien es considerado el padre del fútbol paraguayo por haber insertado y fomentado la práctica de dicha disciplina deportiva en el país. El equipo de fútbol ejerce sus partidos de local en el Estadio Manuel Ferreira, más conocido como "El Bosque de Para Uno".

El "Decano" o "Rey de Copas", como se lo conoce popularmente, es la institución más laureada del balompié paraguayo con 40 títulos de Primera División. Ostenta, además, una marca imbatible de seis títulos absolutos de manera sucesiva, lo cual lo convierte en el único hexacampeón del fútbol guaraní.[2]​ En el campo internacional, posee ocho títulos oficiales, entre los que se destacan tres Copas Libertadores de América y una Copa Intercontinental.

En 1979 obtuvo un logro exclusivo de un grupo de clubes,[3]​ al alzarse con todos los títulos oficiales en una sola temporada (año calendario), alcanzando así la "cuádruple corona": Campeonato Paraguayo, Copa Libertadores, Copa Interamericana y Copa Intercontinental.

Es uno de los dos únicos clubes en adjudicarse un título internacional sin haberlo disputado por medio de un enfrentamiento definitorio, puesto que se coronó como vencedor de los dos torneos sudamericanos correspondientes al año 1990: la Copa Libertadores y la Supercopa Sudamericana, con lo cual, al no disponer de adversario, se le otorgó en forma automática la Recopa Sudamericana.[4]​ Tales logros lo colocaron en el 5° puesto de los mejores clubes de América del siglo XX.

Con la obtención de la Copa Libertadores 2002, el "Franjeado" forma parte del quinteto de clubes que a lo largo y ancho de la historia se han adjudicado como mínimo un título internacional al conmemorar 100 años de vida institucional.[6]

Disputa el Superclásico del fútbol paraguayo con el Club Cerro Porteño, considerado como uno de los duelos más tradicionales de Sudamérica.[9]

Historia

Acta de fundación del Club Olimpia.

Primer club paraguayo: etapa amateur (1902-1931)

Fundación y primeros años

El neerlandés había traído la primera pelota de fútbol al Paraguay. La fiebre futbolera se acrecentó con los años, y esto inspiró a Paats a crear una institución de fútbol. Así, el viernes 25 de julio de 1902, un grupo de amigos aficionados a este deporte decidieron reunirse en la casa de la familia Rodi, sito en la actual esquina de "Azara" e "Independencia Nacional" en la ciudad de Asunción, para la fundación de una nueva entidad deportiva. Esa tarde surgieron varias ideas con respecto a la denominación que llevaría el club.[11]

Evocación a la primera camiseta de Olimpia en 1902.

La primera Comisión Directiva estuvo compuesta por: Ramón Bareiro, como presidente; Junio Quinto Godoy, vicepresidente; Genaro Gutiérrez Yegros, secretario; Antonio Pedraza, prosecretario; y Fernando S. Pascual, tesorero. Fueron vocales: Héctor Cabañas Velázquez, Juan Rodi, Luis Marecos y Juan D. Mora, y fue electo Capitán General, Lucio Sila Godoy. También participó de la reunión José E. Torres.

El primer uniforme fue totalmente negro, con la inscripción en el pecho en letras blancas y en mayúsculas "OLIMPIA".[12]

Para el 25 de noviembre de 1903 los directivos de las entidades de Olimpia y Guaraní, acordaron la realización de lo que podría considerarse el primer partido de fútbol interclubes del Paraguay. La afición deportiva se agolpó en multitud a la "Quinta Caballero" del General Bernardino Caballero, y en ese primer "duelo" se alistaron en filas del Olimpia los hermanos Lucio "Cayo" Sila Godoy y Junio Quinto Godoy, Pedro Caballero, Arrom, Sosa, Crovato, G. Gutiérrez Yegros, entre otros. Guaraní finalmente ganó el encuentro por 1-0.[10]

Otra versión de este primer encuentro señala que se realizó en la "Plaza Constitución" y que terminó en anécdota, pues al cobrarse un penal (el árbitro fue Carlos Sosa) a favor de Guaraní, el jugador olimpista Lucio "Cayo" Sila Godoy y dueño de la pelota, la retiró para no permitir que se ejecutara, por lo que el partido culminó antes de hora en un empate. Posteriormente, se habría realizado un segundo encuentro en la ciudad de "San Bernardino", favorable a los "aborígenes" por 2-1.[10]

Los primeros campeonatos nacionales

En 1906, Olimpia y Guaraní protagonizaban el primer partido oficial en la historia del fútbol paraguayo.

El 18 de junio de 1906 se fundó la "Liga Paraguaya de Foot Ball Association"[10]

El primer campeonato oficial de Paraguay se jugó en el año 1906. Un 8 de julio, Olimpia jugó en la primera fecha contra Guaraní el considerado primer clásico paraguayo, que en el futuro sería recordado sencillamente como el "Clásico Más Añejo" del fútbol local; el partido terminó empatado 1-1, pero el campeonato luego lo ganó el Club Guaraní. Ese año Olimpia logró el subcampeonato en una definición ante Libertad, al cual derrotó por 5-4. Al año siguiente, fue nuevamente el subcampeón del aún invicto Guaraní.[13]

Primer título y primer tricampeonato

Uno de los campeonatos más recordados por Olimpia en sus primeros años fue el de 1914. En la octava edición de la Liga Paraguaya de Fútbol participaron 6 equipos, entre los que se incluía a River Plate (Paraguay), campeón de la "Segunda División". La definición del torneo se realizó entre los equipos de Olimpia y Cerro Porteño (fundado el año que Olimpia obtuvo su primer título), y se iniciaba entonces una rivalidad particular entre ambas instituciones, la que habría de prolongarse a través de los años hasta alcanzar los choques entre ambos la categoría de "Súperclásico del fútbol paraguayo". La primera final terminó 2-2, por lo que se jugó una segunda final, la cual nuevamente acabó en empate, 1-1. El tercer encuentro también fue muy disputado, pero el "equipo franjeado" superó a Cerro Porteño por 3-2 con goles de Schaerer y Gaona. Al año siguiente, nuevamente los mismos equipos desempataron el primer puesto a través de partidos extras, esta vez el campeón fue Cerro, tras el 1-1 y 7-4.[13]

Primer equipo de Olimpia en consagrarse campeón, en 1912.

El domingo 27 de febrero de 1916 se produjo el resultado más abultado entre los tradicionales rivales Cerro y Olimpia, ese día se jugó un amistoso previo al campeonato oficial entre los dos mejores de los últimos años en el "Parque Caballero". Para Cerro Porteño marcó Clemente Talavera, y para el "Decano" Hermosilla (3), Carreras (3), Rejala (2) y Varela (2). Olimpia, ganó entonces por 10-1 al equipo "azulgrana", cobrando venganza por los resultados del año anterior.[10]

El campeonato de 1916 fue ganado por Olimpia anticipadamente y con gran superioridad, obteniendo el título cuando aún tenía dos partidos pendientes, en fecha 12 de noviembre. Aquel equipo campeón oficial estaba integrado por David García, José Sosa Gaona, César Mena Porta ("El Gran Capitán"), José Domínguez y Alberto Vázquez. También lo conformaron Wilfrido Contreras, Carlos Oliva, Francisco Caballero Álvarez, Ángel Hermosilla y Francisco Bareiro. Olimpia casi logró el campeonato de forma invicta, perdiendo solamente un partido. Con su tercer campeonato, Olimpia se adueñó también de la "Copa El Diario", en juego desde 1906. Esta copa se le adjudicó por ser el primer equipo en lograr tres campeonatos oficiales.[13]

Luego de ganar algunos campeonatos en la primera década, Olimpia logró el tricampeonato, de 1927 al 1929 (con Aurelio González como gran figura),[13]

Era profesional: altas y bajas (1935-1955)

Segundo tricampeonato

En 1935 se reanudó el campeonato y comenzó la era "profesional". Para el club otro tricampeonato llegó pronto, con las victorias de 1936, 1937 y 1938.[13]​ Grandes jugadores fueron sus artífices, como: Juan Félix Lezcano, Gabino Marín, Juan de Rosa Duarte, Flaminio Silva, Aurelio González, entre otros baluartes.

Más títulos: 2 Campeonatos y 3 Plaquetas

El honor volvería en 1943, al ganar la Plaqueta Millington Drake, una competición corta jugada previamente al torneo principal que era conocida también como "Torneo de Honor".[15]

El decano debió esperar para alcanzar la posición número uno en el campeonato principal hasta el torneo de 1947, el cual fue interrumpido por algún tiempo debido a la Guerra Civil Paraguaya; luego, Olimpia volvió a ganar el campeonato en 1948. Demostrando su dominio futbolístico en esos mismos dos años el club también conquistó el bicampeonato de la Plaqueta Millington Drake.[17]

En la primera mitad de la década de 1950, el único logro fue una nueva plaqueta en 1952 y los demás años pasó casi desapercibido, salvo el vicecampeonato de 1955, en el cual quedó muy lejos del campeón.[13]

Manuel Ferreira, el Gran Capitán y el Pentacampeonato (1956-1960)

Olimpia remarcó su predominio en la Liga Paraguaya de Fútbol cuando Manuel Ferreira Sosa asumió la presidencia del club a mediados de los años '50. Durante su mandato, se construyó el escenario actual del club, el Estadio Manuel Ferreira. Sin embargo, lo más llamativo de la presidencia de Ferreira fueron los éxitos deportivos. El club consigue un nuevo récord paraguayo vigente hasta la fecha, al ganar cinco campeonatos seguidos entre 1956 y 1960 (invicto en el de 1959), todos bajo la dirección técnica del Gran Capitán, Aurelio González. Tales conquistas le valieron el mote de "Expreso Decano", un apodo conservado hasta hoy en día en alusión a su imparable paso ganador.[18]​ También se logró el primer gran éxito internacional al llegar a la final de la primera edición de la Copa Libertadores de América, torneo que originalmente llevaba el nombre de "Copa de Campeones de América".

Todo comenzó en el año 1956 en un campeonato a dos ruedas. Libertad ganó la primera pero no la segunda, ganado por el Olimpia en cuyas filas comenzó a actuar su línea defensiva que luego sería famosa: Los Arévalo, los Lezcano y compañía constituirían la defensa olimpista y en la finalísima contra Libertad se proclamaría campeón absoluto del torneo.

El "Decano" volvió a consagrarse en 1957, en una competencia muy pareja que se definió en la última fecha, cuando era Sol de América el club que estaba más cerca de la conquista, el cual con solo empatar sería campeón. Olimpia le ganó 1 a 0 en su propia cancha alcanzó el bicampeonato absoluto, consagrándose además Juan Bautista Agüero como goleador del campeonato con 14 anotaciones.[10]

Al año siguiente, el triunfo decano fue más amplio, pero en el último partido Libertad ganó 3-2, impidiéndole que obtuviera el campeonato en forma invicta. Olimpia lograba nuevamente otro tricampeonato.[10]

En 1960 volvió a consagrarse campeón, superando nuevamente al subcampeón Cerro Porteño, esta vez por 6 puntos de diferencia. La "Marea Franjeada" lograba el gran y primer "pentacampeonato" del fútbol paraguayo, ratificando sus motes de "Rey de Copas" y "Expreso Decano".[10]

Entre los artífices del glorioso logro se encontraban "el Gran Capitán" Aurelio González (ganador como futbolista, y en ese entonces como técnico), Claudio Lezcano, Edelmiro Arévalos, Juan Vicente Lezcano (capitán de ese equipo), Eligio Echagüe, Herminio Arias, Luis Doldán, entre otros.

La aventura internacional y más consagraciones nacionales (1960-1978)

En el año 1960 por primera vez se puso en marcha la "Copa de Campeones de América", hoy llamada "Copa Libertadores de América", con la participación de los campeones de cada país. En las finales, Olimpia perdió ante el Peñarol, 1-0 de ida en Montevideo y empató 1-1 en Asunción, dándole a Peñarol su primer título continental y a Olimpia su primer subcampeonato oficial internacional.

En 1961 se cortó la racha olimpista en un campeonato nacional muy reñido, pero se consagró vicecampeón. De todos los campeonatos narrados hasta el momento, la de 1962 se constituyó en uno de los más interesantes, ya que el club Nacional logró formar un gran equipo, pero perdió en el último partido contra el Olimpia.

En 1965, Olimpia y Guaraní quedaron empatados con 23 puntos, en un campeonato de dos ruedas. En los partidos de desempate, el Olimpia salió victorioso, que luego de perder el primero, ganó los otros dos. Luego obtuvo el campeonato de 1968, esta vez en un campeonato a tres ruedas.

También obtiene sendos campeonatos en los años 1971 y 1975, siendo sus "vices" Cerro Porteño y el Sportivo Luqueño respectivamente. A pesar de los años, el Olimpia mantenía equipos competitivos, siendo considerado el mejor equipo de Paraguay y el mejor representante hasta ese momento.

Osvaldo Domínguez Dibb: Primera Etapa (1974-1990)

La elección del presidente Osvaldo Domínguez Dibb en 1976 es una parte clave en la historia de Olimpia. El nuevo presidente contrató al uruguayo Luis Alberto Cubilla como director técnico, que en 1979 llevó al club a conquistar su primera Copa Libertadores,[19]​ realizando una campaña estupenda con 9 triunfos, un par de empates y una sola derrota, habiendo anotado 23 goles y encajado 7. También participaron jugadores como Cristín Cibils, que también jugó en el seleccionado paraguayo y que años después, jugó en Deportes La Serena de Chile, antes de volver al club olimpista.

El club había tenido que superar 6 años, de no poder pasar de primera ronda, y el año anterior a la gloria, el "Franjeado" ni siquiera había clasificado a la copa.

La conquista de América

Copa Libertadores 1979

En 1979, Olimpia clasificó como el campeón paraguayo, luego de no participar en la edición anterior. Llegó de esta forma a su 2° final de la Copa Libertadores donde enfrentó al entonces bicampeón del torneo, Boca Juniors de Argentina. En el partido de ida, el 22 de julio, jugado en Asunción, Olimpia ganó por 2-0 con goles de Osvaldo Aquino y del uruguayo Miguel Ángel Piazza. El primer gol llegó tras una serie de errores en el área xeneize, y el segundo llegó tras un tiro libre inofensivo que se le escapa de las manos al por entonces gran arquero de Boca Hugo Gatti.

Tiempo antes del encuentro, el presidente de Boca le había ofrecido al presidente de Olimpia Osvaldo Domínguez Dibb un maletín lleno de dinero, con el objetivo de que el club paraguayo se dejara derrotar en el encuentro revancha, y así pasar a una finalísima en Montevideo (donde se disputaban los partidos extras por el título). El Presidente Decano rechazó la propuesta con una simple pero importante frase que quedaría en la historia del club: "La Gloria no Tiene Precio". Y así el "Rey de Copas Paraguayo" lograba su 1° Copa Libertadores y su 1° título internacional.

En el partido de vuelta, disputado en la Bombonera un 27 de julio, empataron 0 a 0, por lo que Olimpia se coronó ante el poderoso equipo argentino, siendo hasta hoy, junto con el Santos de Brasil (1963), uno de los dos únicos equipos que han dado la vuelta olímpica por Copa Libertadores en la Bombonera de Buenos Aires, Argentina.

Copa Intercontinental 1979 y Copa Interamericana 1980

En ese mismo año, Olimpia conquistó la Copa Intercontinental venciendo al Malmö FF de Suecia (equipo que participó en reemplazo del Nottingham Forest de Inglaterra, campeón de la Copa de Campeones de Europa de aquel año), en la que sería la última final de este certamen jugada a dos partidos con localía recíproca (1-0, en Malmö y 2-1, en Asunción, ambos con victoria del equipo sudamericano) obteniendo un agregado de 3-1; como así también la Copa Interamericana disputada en 1980 derrotando al Deportivo FAS de El Salvador logrando el resultado global de 8-3.

Primer hexacampeón paraguayo

El éxito de Olimpia no se vio limitado por las conquistas internacionales: también logró varios campeonatos locales batiendo su propio récord de cinco campeonatos consecutivos al conseguir el recordado hexacampeonato, desde el 1978 al 1983.[2]

En 1987 logra en forma invicta el 1° Torneo Nacional de Integración, organizado por la novel Asociación del Fútbol Profesional Paraguayo (AFPP).[cita requerida] Y luego un nuevo bicampeonato, en 1988-1989.[21]

El presidente del club en ese entonces, Osvaldo Domínguez Dibb, contrató a Raúl Vicente Amarilla, quien venía de ser figura en el fútbol español. La incorporación de Amarilla y otros jugadores dio rápidamente sus frutos.

Segunda Libertadores y una década de éxitos

Copa Libertadores 1990

Este torneo contó con la participación de 20 clubes, siendo Olimpia el representante 1 de Paraguay, en calidad de campeón del año anterior. En la primera etapa el club clasificó como el primero de su grupo que incluía a Cerro Porteño y a dos brasileños. En Octavos de Final estuvo libre debido a que no hubo campeonato en Colombia en 1989, pasando directamente a Cuartos donde eliminó a Universidad Católica de Chile. En semifinales se tomó la revancha contra el Nacional de Colombia y lo eliminó en penales, tras ganar en Chile (debido a otra suspensión, la del estadio de Medellín) y perder por 3-2 en Asunción.

Olimpia logró así llegar a la final de la Copa Libertadores por 4° vez en su historia y por 2° consecutiva. En esta ocasión su rival sería el equipo de Barcelona de Guayaquil, Ecuador. En el primer partido, el "Decano" ganó (así como en 1989) por 2-0 como local con goles de Raúl Vicente Amarilla y Adriano Samaniego, y en la revancha del 10 de octubre consiguió un empate de 1-1 (con otro gol de Amarilla), logrando tras 11 años nuevamente ser el mejor de América, y nuevamente bajo la dirección de Luis Alberto Cubilla. Olimpia conquistó así su 2° Copa Libertadores y su 4° estrella internacional.[22]

El delantero paraguayo Raúl Amarilla se consagró ese año como el Rey de América, y el otro delantero, el también paraguayo Adriano Samaniego resultó el Goleador del Torneo con 7 tantos.[23]

Supercopa 1990 y Recopa Sudamericana 1991

Olimpia también se adjudicó otras copas internacionales importantes en el mismo año. En 1990, tras una de sus mejores campañas, obtuvo la Supercopa Sudamericana. La campaña fue apabullante sobre todo de local. En el primer encuentro perdió frente a River Plate de Buenos Aires por 3-0; pero en la revancha, el "Franjeado" igualaría el resultado venciendo de la misma manera. En la tanda de penales, Díaz de River fallaría y Olimpia avanzaba a la siguiente ronda.

En cuartos, Olimpia enfrentaría por primera vez en una competición oficial al Racing Club de Avellaneda (rival acérrimo de Independiente de Avellaneda), con el cual empataría en el partido de ida 1-1, en Asunción; y en el encuentro de vuelta ganaría por 3-0 al equipo argentino en la misma Buenos Aires. Así, avanzaría a semifinales.

En el siguiente encuentro enfrentaría en la reedición de un viejo clásico y del enfrentamiento de la final de la Copa Libertadores del '60, al Peñarol de Montevideo. El encuentro de ida acabaría 2-1 a favor del equipo uruguayo; pero en la vuelta, el equipo Oriental sufriría su peor derrota internacional cayendo estrepitosamente por 6-0, dándole a Olimpia (de alguna manera), la venganza del '60 y del '61. En la gran final, el "Expreso Decano" hacía hincapié de su "mote" y comenzaría a derrotar al otro equipo de Montevideo: el también uruguayo Nacional (clásico rival de Peñarol), por 3-0. En la revancha se daría un excelente partido acabando 3-3, y permitiendo que el "Rey de Copas" se quedara con la Supercopa.

Olimpia consiguió de esa forma aquel título en 1990. De esta manera, ocurrió algo que jamás se había producido en América y que hasta el día de hoy no se ha repetido: el club paraguayo debió haber jugado la Recopa Sudamericana de 1991, pero como ya había obtenido la Copa Libertadores y la Supercopa Sudamericana, ambas en 1990, termina adjudicándose el título ya que no tenía oponente con quien disputarla. El "Coloso Decano" llegaba entonces a su 6° estrella internacional.

Copa Intercontinental 1990

En ese mismo año, el "Decano" al haberse alzado con el título de "Campeón de América" nuevamente al conseguir ganar por 2° vez en su historia la Copa Libertadores de América bajo la dirección técnica del uruguayo Luis Alberto Cubilla, se ganó el derecho de disputar la Copa Intercontinental en el Estadio Nacional de Tokio, Japón de 1990 con el AC Milan italiano, equipo campeón de la Liga de Campeones de la UEFA 1989-90, conducido por el entrenador italiano Arrigo Sacchi.

Esta fue la 29º edición del torneo continental que enfrentó un 9 de diciembre de 1990 una vez más al campeón de la UEFA (Europa) ante el campeón de la CONMEBOL (Sudamérica).

El ganador y por tanto campeón intercontinental de esa edición fue el AC Milan con un resultado y juego ampliamente superior con todas sus estrellas al equipo franjeado, con un 3-0 contundente sobre Olimpia. Los goles fueron obra de Frank Rijkaard a los 43', Giovanni Stroppa a los 62' y nuevamente Rijkaard a los 65'.

El árbitro encargado de impartir justicia en este encuentro fue el brasileño José Roberto Wright.

Así el AC Milan se alzaba con su 3° y última Copa Intercontinental en 1990, mientras que Olimpia se debía conformar con el subcampeonato intercontinental y el haber llegado a su 2° final de este certamen para disputarla contra un gran equipo europeo que contaba con sus grandes figuras como el arquero Giovanni Galli, el defensor capitán italiano Franco Baresi, y los también defensores italianos Alessandro Costacurta y Paolo Maldini, el ya mencionado mediocampista holandés, goleador del encuentro y gran figura sobresaliente Frank Rijkaard, el delantero holandés Marco Van Basten, entre otros más, todos en su mejor momento futbolístico.

Oscar Carìsimo Neto y los Logros Nacionales (1991-1995)

A nivel nacional, Olimpia se consagró campeón invicto del Torneo República en 1992.[25]

Olimpia también ostenta el récord de partidos invictos en el fútbol paraguayo con 40 partidos seguidos. El "Franjeado" alcanzó tal cifra con 26 juegos sin derrotas en el segundo torneo de 1993 y los primeros 14 encuentros del primer certamen de 1994.

Osvaldo Domínguez Dibb: Segunda Etapa (1996-2003)

También sobresale claramente el tetracampeonato de 1997 al 2000.[2]​ Dichos logros estuvieron por encima de los fracasos internacionales de esos años, dejando en claro la superioridad de Olimpia a nivel local, siempre de la mano del técnico Luis Alberto Cubilla y del presidente del club Osvaldo Domínguez Dibb.

El "Decano" lograría proezas con grandes futbolistas que después brillarían en la Selección Paraguaya, tales como: Denis Ramón Caniza, Carlos Humberto Paredes, Julio César Cáceres o el propio Roque Santa Cruz, el jugador cuyo fichaje fue el mejor valorado entonces, comprado por el Bayern Munich de Alemania.

Centenario y regreso a la gloria (2002-2003)

Alineación de Olimpia en la Copa Libertadores 2002.

Copa Libertadores 2002

El 25 de julio de 2002, Olimpia celebraba su centenario. Y fue justamente en aquel año cuando el club consigue su 3° Copa Libertadores de América al derrotar al São Caetano de Brasil en la final.

El camino del "Franjeado" comenzaba el 21 de febrero al derrotar en Asunción al Once Caldas colombiano por 3-2. Luego viajaría a la capital chilena en donde volvería a lograr la victoria, esta vez de 1-0, frente a la Universidad Católica de aquel país. Olimpia terminaría la primera vuelta sacando un empate sin goles ante el popular Flamengo, en Río de Janeiro.

En la ronda de revanchas, comenzaría cayendo en Manizales frente al Once Caldas por la cuenta de 1-2, lo que obligaba a sacar un buen resultado como local. Sin embargo, en dicho encuentro, el equipo de la "franja negra" no pasó del empate frente a la U. Católica, lo cual condicionaba hasta ese momento su clasificación. Pero, el 10 de abril, conseguiría derrotar al Flamengo por 2-0 en el Defensores del Chaco, con goles de Gastón Córdoba y Richart Báez. De esa forma, Olimpia accedía a la fase de Octavos de final en la primera posición del Grupo 8.

Ya instalado ahí, el "Franjeado" viajaba al "Desierto de Calama" para enfrentarse al Cobreloa chileno. A poco de finalizar la primera fracción del partido que se encontraba igualado 1-1, el árbitro del partido, el argentino Ángel Sánchez, sufría una grave agresión por parte de un hincha de la parcialidad local por medio de un proyectil lanzado desde la tribuna, el cual impactó de lleno en su cabeza. Este incidente provocó la suspensión inmediata del encuentro, hecho que derivó en la decisión de la CONMEBOL de tomar las medidas correspondientes según lo estipulado en las reglas de competición para este tipo de casos, concediéndose a Olimpia un resultado final de 2-0 a su favor. En Asunción, el "Rey de Copas" ratificaba su acceso a la siguiente fase con otro triunfo, en esta ocasión por 2-1.

En Cuartos de final, le esperaba un "viejo conocido" en estas lides internacionales, con el cual reeditaría un verdadero clásico sudamericano, tras haberse visto las caras en el transcurso del tiempo en otras tantas oportunidades: el equipo argentino Boca Juniors. En la mítica Bombonera de Buenos Aires (mismo escenario en donde el "Decano" había conquistado su 1° Copa Libertadores de América, en 1979), el resultado arrojaría un empate de 1-1. Carlos Tévez se encargaría de abrir el tanteador a favor del equipo argentino, mientras que el defensor auriazul, Cristian Traverso, marcaría en contra de su valla para la igualdad a favor de Olimpia.

En la revancha disputada en Asunción, tras un primer tiempo ampliamente dominado por Olimpia creando numerosas situaciones de gol, Néstor Isasi anotaba desde un lejano tiro libre directo para darle a su equipo el gol de la victoria que lo depositaba una vez más en unas semifinales de Copa Libertadores (su onceava presencia en esta fase en la historia del certamen continental). Con este resultado, Olimpia confirmaba el "mote" de "verdugo de Boca", pues también se había encargado de eliminarlo de otras dos ediciones anteriores del mismo torneo: en la ya mencionada final de 1979 y en la de octavos de final de 1989. Curiosamente, al igual que como ya había sucedido en 1979, Boca Juniors llegaba al duelo como vigente bicampéon del torneo.

En semifinales, el equipo paraguayo se medía, en un choque de bicampeones de América, al Grêmio de Porto Alegre. En la ida disputada en suelo guaraní, Olimpia derrotaría al cuadro brasileño por 3-2. Los goles del conjunto ganador fueron marcados por Sergio Órteman, en dos ocasiones, y el restante por obra de Miguel Ángel "Peque" Benítez. En el juego de vuelta, en un partido trabado sin muchas ocasiones de gol, Grêmio vencería por 1-0, forzando la definición a través de una tanda de tiros penales, en la cual los olimpistas derrotarían al equipo brasileño por 5-4, anotando el último penal el mediocampista Juan Carlos "Choco" Franco. De esta manera, Olimpia regresaba a una final internacional, desde 1992, año en que dirimió ante el Atlético Mineiro el título de la extinta Copa Conmebol.

En la gran final, el "Decano" caía sorpresivamente por 1-0 en condición de local frente al sorprendente brasileño São Caetano, el cual se había erigido como uno de los tres equipos más fuertes del Brasil de aquellos años, obteniendo dos subcampeonatos del prestigioso Campeonato Brasileño de Serie A más conocido como Brasileirão, en los años 2000 y 2001, y el Campeonato Paulista de 2004. Pero en la revancha, por medio de una reacción con ribetes épicos, Olimpia daría vuelta la historia, primero venciendo por 2-1 durante el tiempo reglamentario de 90 minutos, con goles de Gastón Córdoba y Richart Báez, para obligar más tarde a una nueva definición de tiros desde el punto penal, en la cual otra vez saldría vencedor el equipo franjeado, en este caso por 4-2, tras la conversión en gol del último remate ejecutado por Mauro Caballero, conquistando así su 3° Copa Libertadores de América, la 7° estrella internacional hasta entonces sumando todas las competiciones.

Copa Intercontinental 2002

Más tarde, Olimpia se tuvo que contentar, al igual que en 1990, con el subcampeonato de la Copa Intercontinental del 2002, que en esta ocasión fue ganada por el Real Madrid de España, con un resultado de 2-0. El Real Madrid, contaba en sus filas con jugadores de la talla de Iker Casillas, Roberto Carlos, Makelèle, Zinedine Zidane, Luis Figo, Raúl y la reciente incorporación, el "Fenómeno" brasileño Ronaldo, quién debutaba internacionalmente con el equipo merengue frente al Olimpia.

En un partido que se tornaría relativamente parejo, un pase cruzado de Roberto Carlos que pasó por toda la línea franjeada, le quedó finalmente a Ronaldo, quién con facilidad la mandaba adentro del arco de Ricardo "El Mono" Tavarelli. En la segunda etapa, Guti marcó de cabeza para determinar el 2 a 0 final.

No obstante, el equipo sudamericano dispuso de varias ocasiones para al menos anotar un gol, como por ejemplo, en el primer tiempo un cabezazo de Nelson Zelaya desviado por el defensa merengue Fernando Hierro contra su propia portería ni bien empezado el partido, un potente disparo de media volea sin dejar botar el balón de Hernán Rodrigo López que se estrelló en el poste izquierdo del arco madridista tras un centro de Néstor Isasi, apenas un par de minutos después del primer tanto merengue, también un remate débil de Miguel Ángel "Peque" Benítez a escasos metros de la línea de gol que salvó providencialmente el arquero Iker Casillas cuando éste parecía vencido arrojado en el piso, como así también un cabezazo del recién ingresado delantero franjeado Richart Báez que se perdió al lado del palo derecho de Casillas en la segunda parte del encuentro minutos antes del segundo gol del equipo merengue.

Recopa Sudamericana 2003

En 2003, el cuadro de la "franja negra" sumaba su 8° presea internacional al obtener por 2° vez la Recopa Sudamericana, venciendo por 2-0 en la final a San Lorenzo de Almagro de Argentina, campeón de la Copa Sudamericana 2002, en partido celebrado el 12 de julio en el estadio Memorial Coliseum de Los Ángeles, Estados Unidos. Los goles del delantero uruguayo Hernán Rodrigo López, a los 28', y del capitán Julio César Enciso, de penal, a los 69', plasmaron en el resultado la superioridad de Olimpia en el trámite del encuentro.

Crisis (2004-2010)

Tras la renuncia del presidente Osvaldo Domínguez Dibb, en el Clausura 2004, la situación había empeorado con la salida de la mayoría de los jugadores que en ese momento habían sido contratados y de los baluartes en el 2002-03. El club terminaría en un histórico "último lugar". En el Apertura 2005 el "Decano" no modificaría mucho su rendimiento, y con apenas dos victorias en toda la competición acabaría nuevamente en la última posición.

En el Clausura 2005, el conjunto franjeado se encontraría en el primer lugar por varias fechas. Pese a esto, Cerro Porteño lo derrotaría en la penúltima jornada quedándose con la punta hasta el final del torneo, y dejando a Olimpia en la tercera posición, puesto que Libertad se quedaría finalmente con el segundo lugar.

Olimpia sería irregular en el Campeonato Paraguayo de Fútbol 2006. En el Campeonato Paraguayo de Fútbol 2007, el cuadro olimpista mejoraría en cuanto a los últimos resultados logrando clasificar a la Copa Sudamericana 2008.

En 2009, los resultados del "Rey de Copas" continuaban en sequía. Sin embargo, Olimpia experimentaba un leve mejoramiento pues acumulaba puntos suficientes como para clasificarse a la Copa Sudamericana 2010.

En 2010, el equipo de "Para Uno" realizaba una campaña regular, clasificando nuevamente a la Copa Sudamericana 2011 por segundo año consecutivo; a nivel de colocaciones en la tabla de ambos torneos, seguía igual que en los últimos dos años y no podía avanzar más allá de la 3° posición general.

Fin de sequía

El nuevo presidente de la institución franjeada, Marcelo Recanate, llegaba al club en 2011 con la clara intención de devolver al Olimpia a los primeros planos del fútbol local e internacional. Por eso, había realizado una considerable inversión millonaria fichando a nuevos jugadores como así también repatriando algunos otros que fueron figuras determinantes en la consagración continental ocurrida entre 2002 y 2003, tales como Julio César Cáceres y Sergio Órteman. Ya en el Torneo Apertura 2011 acabaría como subcampeón, pero en el Torneo Clausura 2011 de ese mismo año, de la mano del entrenador uruguayo Gerardo Pelusso, alzaría al fin el campeonato doméstico después de 11 años de ostracismo.

En el Torneo Apertura 2012, Olimpia batía su propio récord de 7 partidos ganados en forma consecutiva en un mismo campeonato, registro que no se quebraba desde 1959.[26]​ Asimismo, completaría un total de 21 partidos oficiales seguidos sin conocer la derrota (sumando el Torneo Clausura 2011), seguidilla que no alcanzaba hacía mucho tiempo. El "Decano" se quedaría nuevamente con el subcampeonato, afirmándose entre los dos mejores de un torneo, tal como había ocurrido en los dos predecesores.

No obstante, la eventual pérdida de aquel campeonato significó el lamento por parte de la masa seguidora del equipo pues llevaba una amplia ventaja de puntos durante gran parte del certamen, cediendo la conquista del título de manera poco creíble en la última jornada ante su más tradicional adversario, Cerro Porteño en un encuentro muy disputado con arbitraje polémico de Carlos Arecio Amarilla y un gol legítimo anulado por el juez de línea Juan Zorrilla al equipo franjeado tras un gran cabezazo de Carlos Humberto Paredes en el área cerrista. Esto provocó la salida de manera tormentosa del director técnico, Gerardo Pelusso, que a raíz de su casi inmediata vinculación con la Selección Paraguaya, mantuvo un fuerte entredicho con el por entonces presidente de la entidad, Marcelo Recanate, quien lo llegó a calificar de "traidor".[28]

Por otra parte, en el plano internacional, Olimpia clasificaría a las Copas Sudamericanas de 2011 y 2012, como así también a la Copa Libertadores 2012 a la que retornaba tras 8 años de ausencia, el espacio de tiempo más prolongado de su historia sin asistir a dicha competición. El hecho quizás más destacable de aquella participación se produce en un partido por la fase de grupos frente al Flamengo de Brasil, liderado por sus máximas figuras Ronaldinho Gaúcho y Vagner Love. Tras ir perdiendo por la cuenta de 3-0 en condición de visitante, y a falta de escasos minutos para la conclusión del juego, de manera inesperada Olimpia logra empatarlo a 3 con los goles de Pablo Zeballos, Luis Nery Caballero y el colombiano Vladimir Marín.

Una final más

Copa Libertadores 2013

Al año siguiente, en la Copa Libertadores 2013, el cuadro "franjeado" lograba una muy buena campaña bajo la conducción del experimentado entrenador e ícono del equipo de épocas pasadas, Ever Hugo Almeida, llegando hasta su 7° final en ésta competición, enfrentando al Atlético Mineiro brasileño y lo hizo primeramente con un triunfo en el partido de ida disputado en Asunción por 2-0, aunque en la vuelta cayó ante el equipo brasileño por el mismo marcador y con esto fue necesario ir a una definición por tiros del punto penal que finalizó en un 4-3 a favor del Atlético Mineiro, consagrándose campeón de esta competición por 1° vez en su historia, quedando Olimpia con su 4° subcampeonato de Copa Libertadores de América.

El D.T. Ever Hugo Almeida estuvo acompañado de su ayudante técnico e hijo Iván Almeida y de Gustavo Bobadilla. Algunos jugadores de éste plantel fueron: Martín "Superman" Silva, Salustiano Candia, Julio Manzur, Herminio Miranda, Carlos Humberto Paredes, Alejandro Silva, Sebastián Ariosa, Richard Salinas, Nelson Benítez, Jorge Báez, Fabio Caballero, Richard Ortiz, Eduardo Aranda, Wilson Pittoni, Juan Manuel Salgueiro, Fredy "El Zorro" Bareiro, Juan Carlos "El Tanque" Ferreyra, Arnaldo "Chucky" Castorino y otros más.

La 40

De la mano del entrenador Francisco Chiqui Arce, el cuadro franjeado supo conquistar su cuadragésimo título de Primera División al quedarse con el torneo Clausura de 2015, cuyo ganador debió dirimirse en un partido extra tras igualar con Cerro Porteño en 44 puntos al cabo de las 22 jornadas. El vencedor del encuentro decisivo, disputado el 9 de diciembre, fue Olimpia por la cuenta de 2 goles contra 1. A lo largo del certamen, el capitán del equipo fue Salustiano Candia y su máximo realizador fue Pablo Zeballos, con siete dianas.

Other Languages
català: Club Olimpia
čeština: Club Olimpia
Deutsch: Club Olimpia
Ελληνικά: Κλουμπ Ολίμπια
English: Club Olimpia
euskara: Club Olimpia
français: Club Olimpia
galego: Club Olimpia
Avañe'ẽ: Club Olimpia
Bahasa Indonesia: Olimpia
italiano: Club Olimpia
македонски: Клуб Олимпија
polski: Club Olimpia
português: Club Olimpia
Runa Simi: Olimpia
slovenčina: Club Olimpia
svenska: Club Olimpia
Türkçe: Olimpia