Club Deportivo de Filanbanco

Filanbanco
Arancione.png
Datos generales
Nombre completoClub Deportivo Filanbanco
Apodo(s)El Equipo Bancario, El Equipo Banquero, El Equipo Naranja, La Naranja Mecánica
Fundación29 de enero de 1979
Desaparición21 de enero de 1991 (11 años)
Presidenteecuatoriano
Entrenadorecuatoriano
Instalaciones
EstadioEstadio Alberto Spencer,
Guayaquil, Ecuador
Capacidad50.000
Inauguración24 de julio de 1959
Uniforme
Kit left arm thinblackborder.png
Kit body.svg
Kit right arm thinblackborder.png
Kit shorts.svg
Titular
Kit left arm.svg
Kit body.svg
Kit right arm.svg
Kit shorts.svg
Alternativo
Última temporada
LigaSerie A de Ecuador
()Desaparecido

El Club Deportivo Filanbanco fue un equipo de fútbol profesional ecuatoriano, de la ciudad de Guayaquil, Provincia del Guayas, Ecuador. Fundado el 29 de enero de 1979,[1]​ por el Presidente de la institución bancaria del mismo nombre don Nahim Isaías Barquet. Luego de poco más de una década el club desapareció y le cedió la franquicia al Valdez S.C. en 1991.

Tuvo un club filial que se llamó Filancard Fútbol Club.

La filosofía institucional era "El banco que sabe crecer"; y en el deporte, básicamente en el fútbol, se calculaba que con el pasar de los años alcanzaría muchos títulos dado el poderoso respaldo financiero que tenía.

La fórmula publicitaria a través del deporte acaparó el éxito. El banco poseía medios propios como canales de televisión, emisoras radiales y periódico. Aparte de eso tenía una gran cantidad de periodistas asalariados que en su momento hasta llegaron a inventar un nuevo clásico.

Contaba con una verdadera infraestructura deportiva como el Complejo de Los Samanes, además de su sede social ubicada una en el Barrio del Astillero.

Su mejor temporada fue la de 1987, al ser subcampeón de la Primera Categoría del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol , lo cual le dio al club un cupo en la Copa Libertadores 1988.

Esplendor

En 1983 el club gana la Segunda Categoría del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol, imponiéndose a cuanto rival enfrentaba. Estaba presidido por el Gerente General del banco, Miguel Baduy Auad y en la Comisión de fútbol por Pedro Isaías. Su DT era el ecuatoriano Eduardo Macías.

El equipo contaba con elementos reclutados de otros clubes como Marcelo Hurtado y Ubaldo "La Uva" Quinteros de Emelec, Gonzalo Cárdenas de Nueve de Octubre.

Ya para 1984 en la Primera Categoría, la dirigencia reestructura el equipo incorporando a los defensas Freddy Bravo y Orly Klinger de Liga de Portoviejo, al veterano arquero Carlos "Bacán" Delgado de El Nacional, al puntero Guillermo Jauch de Nueve de Octubre, Santos González del Everest. Fracasa la contratación del goleador ecuatoriano Ermen Benítez El Nacional, quien ya se daba por hecho su vinculación al club.

Como cuota foránea se trajo a tres brasileños como los volantes Noé (Samuel Cupertino Dos Santos), Luis Carlos Macedo y el puntero derecho Newton.

Vale recalcar que cuando Filanbanco cotizaba los pases de jugadores; los clubes pedían precios exorbitantes por los mismos. Sin embargo esto no era un impedimento para la dirigencia bancaria.

Su debut en la División de Honor fue contra la Asociación Deportiva Nueve de Octubre al que lo vence por 2 a 0. Este partido fue el preliminar de un Clásico del Astillero en el Estadio Modelo Guayaquil (hoy llamado "Alberto Spencer").

En la primera etapa del torneo ocupó el segundo lugar de su grupo, con el cual accede al Octogonal Final. Pero en la segunda etapa termina en el último lugar de su grupo con lo cual pierde la clasificación y según el reglamento tenía que disputar la Liguilla del No Descenso con el Club Deportivo Quevedo y Sociedad Deportiva Aucas, equipo que finalmente baja a la Segunda Categoría.

A mediados de temporada el DT Eduardo Macías había sido sustituido por el también DT ecuatoriano Ernesto Guerra Galarza quien es ratificado para la siguiente temporada.

La alineación regular de ese año fue con: Marcelino Cetre (Pedro Coll); Freddy Bravo, Luis Preciado, Orly Klínger y Luis Capurro; Marcelo Hurtado, Noé y Macedo; Newton, Eduardo Aparicio y Guillermo Jauch.

Para 1985 se contratan como refuerzos al nacionalizado arquero seleccionado Pedro Latino del Deportivo Quito, al defensa Carlos Calderón del América de Quito, el volante Hamilton Cuvi y José Valencia del Nueve de Octubre, al goleador brasileño Paulo César de Barcelona que llenó el cupo dejado por Newton.

El equipo concita el interés de la afición porque llega a tener buenas exhibiciones de fútbol, tanto es así que se lo llegó a denominar "la naranja mecánica".

A mediados de temporada el brasileño Paulo César deja el plantel por discrepancias con DT Ernesto Guerra y fue sustituido por el paraguayo Faustino Alonso.

Clasifica al Octogonal Final con 3 puntos de bonificación que en definitiva no le alcanzó porque terminó en tercera posición sin clasificación a la Copa Libertadores de América, pese a que fue el mejor equipo de la temporada.

La alineación base fue con: Pedro Latino (Carlos Montesdeoca); Freddy Bravo, Carlos Calderón, Orly Klínger y Luis Capurro; Marcelo Hurtado, Noé y Hamilton Cuvi; José Valencia, Faustino Alonso y Luis Carlos Macedo.

En 1986 el multimillonario gasto efectuado por la dirigencia para contratar rimbombantes contrataciones; hizo sacudir el mercado futbolístico ecuatoriano.

Entre los nacionales se contrata al arquero Israel Rodríguez del Emelec, al puntero derecho Mario Tenorio de Barcelona y se compra de manera definitiva al Nueve de Octubre los pases del arquero Alex Cevallos, los volantes Luis Carrión, Edgar Domínguez y al delantero Pedro Mauricio Muñoz.

Como cuota extranjera se trae al defensa chileno Osvaldo "Papudo" Vargas, y al delantero argentino Mario Eduardo Bevilacqua. Estos se suman al ratificado brasileño Noé.

También se da una purga de elementos como el arquero Pedro Latino que pasa al Audaz Octubrino, Ubaldo "La Uva" Quinteros y Paulo César al Nueve de Octubre, Luis Carlos Macedo al Esmeraldas Petrolero, Wilson Macías (en calidad de préstamo), Emilio Valencia, Ciro Santillán y Carlos D´Stteffano al Emelec.

Tuvo un mal arranque el equipo en el campeonato por lo que después de perder como local en el "Estadio Modelo" ante Liga de Quito en la segunda fecha; el cuerpo técnico que estaba al mando del peruano Hernán Saavedra es reemplazado por el ofensivo DT chileno Pedro "Perico" García.

Con el pasar de las fechas, Osvaldo "Papudo" Vargas y Mario Eduardo Bevilacqua son rescindidos en sus contratos por bajo rendimiento y también por inadaptación al medio (en el caso del segundo).

Son reemplazados por centrodelantero seleccionado chileno Oswaldo "Arica" Hurtado y el puntero brasileño Guimaraes. Ambos comenzaron muy bien marcando goles; pero con el transcurrir fueron diluyéndose en su accionar.

Filanbanco fue el gran perdedor de la temporada; porque manejándose con actuaciones lúcidas, en la etapa decisiva cedió posiciones y quedó al margen de la liguilla. Alcanzó mejor puntaje que el Técnico Universitario y el Deportivo Cuenca que habían clasificado al cuadrangular final.

Jugó 38 partidos, ganó 17, empató 16 y perdió apenas 5. Efectivó 55 goles y recibió 40. Con los 2,5 puntos de bonificación, acumuló 52,5 puntos. Realmente descollante pero que al final lamentablemente no le sirvió.

Alinearon regularmente con: Israel Rodríguez, Freddy Bravo, Carlos Calderón, Orly Klínger y Luis Capurro; Marcelo Hurtado, Noé y Hamilton Cuvi; Guimaraes, Oswaldo "Arica" Hurtado y José Valencia.

En 1987 es su mejor temporada.

La plantilla de jugadores juveniles hace una gira por Europa obteniendo estupendos resultados.

La directiva contrata al polémico DT chileno Luis Santibánez y decide nacionalizar el equipo.

Son contratados Homero Mistral Valencia, Luis Floril y Gustavo Varas provenientes de Nueve de Octubre, Fabián Mendoza Liga de Portoviejo y Carlos Muñoz de Audaz Octubrino.

Retornan al club Wilson Macías y el brasileño Paula César, quien estaba tramitando su nacionalización.

Los volantes brasileños Noé y Macedo son cedidos a Emelec. El primero no llegó a jugar y el segundo fracasó en el equipo eléctrico.

A mediados de temporada, la Directiva decide que Filanbanco juegue sus partidos como local en el Estadio Los Chirijos de Milagro con el afán de ganar adeptos. Y para este objetivo se trae a un barrista de Chile patrocinado por el DT "Locutín" Santibáñez.

Sin llegar a tener el espectacular fútbol de años atrás, el equipo entra a la Liguilla que era un cuadrangular en donde en la última fecha en Milagro en un partido polémico frente al Audaz Octubrino de Machala que se retiró de la cancha, clasifica a la Copa Libertadores de América.

Su alineación regular fue con: Israel Rodríguez; Freddy Bravo, Homero Valencia, Wilson Macías y Luis Capurro; David Bravo, Marcelo Hurtado, Edgar Domínguez y Hamilton Cuvi; Paulo César y José Valencia. Alternaron: Alex Cevallos, Luis Preciado, Luis Floril, Carlos Jalón, Carlos Kayser, Ubaldo Quinteros, Fabián Mendoza, Carlos Muñoz, Pedro Muñoz, entre otros.

1988 es el año de la decepción dirigencial.

El DT Santibáñez que tenía mucha influencia pide a la Dirigencia que la pretemporada se la realice en Mar del Plata, Argentina; con el pretexto de que era lo mejor para que el equipo agarre el "roce internacional" jugando algunos partidos de preparación en tierras gauchas.

Casi toda la plantilla es ratificada con excepción de Pedro Muñoz que es cedido a préstamo a la Liga de Quito.

Figurativamente se había traído 45 goles del Campeonato pasado con la compra de los pases de los delanteros Stony Batioja que hizo 5 goles con el Deportivo Cuenca y de Jose Vicente Moreno que hizo 20 goles con Liga de Quito. Esto sumado al retorno de Santos González que anotó 20 dianas con Aucas.

El DT Santibáñez cambia radicalmente el esquema de juego en esta temporada alineando como local y de visitante un 1-4-5-1; algo nunca antes visto en nuestro fútbol, ya que también mandaba a sus dirigidos a jugar con mucha violencia y hasta con anti-fútbol, aún enfrentando a rivales con ínfimo presupuesto en comparación al equipo bancario. Esto por supuesto que generó el repudio del periodismo y de la afición.

A mediados de año, Santibáñez alineó a su arquero principal, Israel Rodríguez como delantero; dado que éste jugó en sus inicios así y también porque Alex Cevallos emergía como figura en el pórtico.

La participación en la Copa Libertadores así como el Campeonato Nacional fue un rotundo fracaso y esto desanimó a su dirigencia para seguir invirtiendo en lo posterior; dado a que habían malgastado cientos de millones de sucres.

El elenco regular de ese año fue con: Israel Rodríguez (Alex Cevallos); Freddy Bravo, Homero Valencia, Wilson Macías y Luis Capurro; Marcelo Hurtado, Luis Carrión, Edgar Domínguez, Luis Preciado y Hamilton Cuvi; Paulo César.

Other Languages